Salva lleva EABE a otra dimensión

salpeguUn padre preocupado por la educación, un padre implicado en la escuela pública, un padre EABEro…¡el primero que comenzó a acompañarnos en EABE representando a las familias!

¡Una gran persona! ¡Grande, muy grande!

Hoy tenemos claro que EABE pasa a otra dimensión, amigo Salva (@salpegu) allá donde estés ahora, ten por seguro que recogemos tu testigo y vamos a seguir luchando por la escuela que tú soñabas.

Y tú… ¿qué recuerdo tienes de Salva? ¿Qué tal si lo compartes en comentarios?

Be Sociable, Share!

8 Responses to Salva lleva EABE a otra dimensión

  1. “Salpegu” me acuerdo de tí, especialmente en el EABE12, en Carmona. Estabas en el mismo grupo que yo.
    Cuando comenzamos a trabajar, a cada cosa que íbamos hablando, tú te girabas y sacabas de tu mochila, un libro, un artículo, un artilugio…..y te dije..¡anda hijo, tu mochila parece la de “Sport Billy” llevas de todo!¡Te partías de risa!
    Así es como quiero recordarte, con esa sonrisa..
    Has sido un luchador de los que quedan pocos, tus ideales y sueños para la educación han sido un ejemplo de cómo las familias se deben implicar en la Escuela.
    Hasta siempre Salva

  2. Javier de la Rosa dice:

    Recuerdo a Salva en Casares siempre con la cámara al cuello, buscando los momentos para inmortalizar, participando en los talleres, debatiendo con todos y muy preocupado por el desarrollo de la educación en nuestros días. Suerte tuvimos los que pudimos conocerte y compartir contigo nuestras inquietudes. Descansa en paz Salva.

  3. Carmen Iglesias Bueno dice:

    Recuerdo a Salva por su bondad, siempre que le he pedido ayuda para contribuir con algún comentario acudía al primer tuit.
    Le desvirtualizé en Carmona, me resultó cercano, amable, cariñoso y siempre dispuesto a dar caña y también a una ronda de vinos y buena charla.
    Es (me resisto a hablar en pasado) de esas personas que dejan huella que incorporas a tu vida a la primera, de las que puedes estar años sin ver y cuando lo haces parece que fue ayer.

    Ay, Salva, te voy a echar mucho de menos en quedadas y en mi twitter del alma, donde he conocido a mucha gente como tú que te quiere tanto como yo.

  4. Al amigo Salpegu lo conocí en Casares, él mismo se me presentó diciendo que él no era docente que era padre pero que le preocupaba mucho el tema que tratábamos porque quería una mejor educación y escuela pública para sus hijos. A partir de ahí una sinfonía de encuentros nos hacían coincidir en los planteamientos. Para él el EABE era una buena ocasión de contactar con gente implicada en la escuela pública y con la preocupación de transformar esa escuela que tanto soñamos. En estas ocasiones me acuerdo de mi madre que decía “Dios está chocheando”. ¿Por qué ha muerto una persona tan buena?
    Salvador, tu nombre va a estar siempre ligado al EABE, porque allí te conocimos la mayoría de amigos y amigas de la red que hemos tenido la suerte de disfrutarte.
    Cuando hoy me dijo María que habías fallecido estaba en La Cartuja de Valldemosa y Jochimet y yo nos quedamos paralizados, en ese mismo momento empezaron a tocar las campanas, con aire solemne y recogido, como tú te mereces, y un extraño escalofrío nos dejó sin aliento, incapaces de seguir.
    Salpegu, tu nombre debe ser un ejemplo de padre que ha querido integrarse en la comunidad escolar. Seguiremos luchando con la fuerza que tú desde arriba nos vas a transmitir, estoy segura, porque otra escuela es posible y tenemos que seguir soñando esta aventura de la vida. Un abrazo para tu familia y tus amigos, que sé que eran muchos. Descansa en paz.

  5. Iñaki Murua dice:

    Yo no lo conocí en un EABE, ni siquiera coincidimos nunca de manera presencial. Pero, de vez en cuando, Twitter me avisaba que @salpegu había recogido algún tuit mío en su diario. Hasta siempre, Salva. Agur t’erdi! (tal y como te diría en euskera)

  6. Toni Solano dice:

    Coincidí varias veces con Salva en Novadors y recuerdo su alegría y su compromiso con la educación. Cuando lo conocí en persona, ya llevaba tiempo intercambiando con él impresiones en twitter, reflexiones, chistes, curiosidades y guiños. Salva nos ha regalado mucho: sus fotos de la Chanca, su lucha contra las injusticias, su mirada siempre positiva hacia el futuro, un futuro que nos parecerá algo más triste sin él. Gracias, Salva, allá donde estés.

  7. Ana Gregorio Álvarez dice:

    La primera vez que coincidí con Salva fue en una conferencia sobre Educación en la Biblioteca Villaespesa en nuestra querida Almería. En el turno de debate que se creó al final recuerdo a nuestro querido Salpegu…y lo recuerdo perfectamente porque alzó la mano para intervenir y al terminar de escucharlo, en voz baja le pregunté a mi compañera que estaba al lado mio…”el que acaba de intervenir, ¿en que cole está? Y es que Salva hablaba de educación con tanta pasión y tanto convencimiento de que las cosas se podían hacer de otra manera que hizo que me enganchara a sus discursos y sus creencias desde el primer minuto. A partir de ahí, los encuentros en charlas, conferencias, desconferencias fueron muchas y siempre nuestro querido Salva con una sonrisa y con un “se puede” En EABE encontró su hueco, en todos los sentidos, se le veía feliz y eso lo contagiaba.

    He tenido la suerte de verlo por las calles de nuestra Almería, muchas veces 🙂 y siempre acompañado de su perrita…una sonrisa y unos minutos de charla con el eran suficientes para saber cuanto la quería y cuanto se sentía afortunado por tener su compañía y es que nos encantaba hablar de perros 🙂

    Te echaremos mucho de menos Salva…siempre estarás con nosotr@s…y en EABE2017 aún mas.

  8. Conocí a Salva en la primera quedada que hicimos de Bolnuevo, y desde el primer momento me pareció una buena persona, agradable y de trato fácil. Coincidimos en otros eventos como Novadors, y seguimos en contacto en Twitter durante los últimos años. Su entrega a la educación innovadora, desde el punto de vista de padre, me pareció ejemplar, y ese recuerdo siempre seguirá entre nosotros. Gracias Salva por habernos aportado tanto a los docentes que te conocimos. Tu huella no se borrará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*