LA PRENSA EN EL AULA PARA ESTUDIAR ASPECTOS CONCRETOS DEL PERIODO DE ENTREGUERRAS.-


Durante esta Unidad Didáctica vamos a trabajar con la prensa y para ello utilizaremos Internet y facsimiles de periódicos de la época.
Podéis ir echando un vistazo a la siguiente dirección de Internet: http://www.bne.es/es/Catalogos/HemerotecaDigital/

La hemeroteca del ABC es muy interesante y fácil de usar:http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca

Igualmente pasa con la hemeroteca de "El Socialista". www.fpabloiglesias.es/fundacionpabloiglesias/fpi/index.jsp. Debéis de pulsar sobre "archivo y biblioteca" y posteriormente sobre la pestaña "hemeroteca", para finalmente pulsar sobre "el socialista".

Otra hemeroteca interesante es la del periódico catalán "La Vanguardia": http://www.lavanguardia.es/hemeroteca/

El siguiente enlace es el que podéis usar para buscar la información que necesitéis, en una fecha concreta y en todos los periódicos contenidos en la hemeroteca digital de la Biblioteca Nacional: http://hemerotecadigital.bne.es/cgi-bin/Pandora.exe?collection=internet;xslt=advanced-form;result_xslt=list;lang== Escribir el título del periódico y el tema (texto) que deseáis encontrar en la prensa, así como la fecha.

Para un breve paseo por la historia de la prensa escrita, puede consultarse la siguiente página web: http://www.periodismohistorico.net/


IMPORTANTE LECTURA PROCEDENTE DE Wikipedia (sin que sirva de precedente):

La prensa española en el siglo XX.-

La Vanguardia (de 1881 hasta la actualidad) fue un periódico catalán creado en 1881 por los hermanos Godó. El ABC empezó siendo un semanario fundado por Torcuato Luca de Tena en 1903 y en 1905 se hizo diario. Tenía formato de revista, incluida una grapa, e ideología monárquica y conservadora. El Debate editado por la Editorial Católica, creada por Ángel Herrera Oria en 1910, defendía ideas católicas; duró hasta el comienzo de la guerra civil. Era un periódico de calidad con preocupaciones políticas, religiosas y culturales. En su seno nació la primera escuela de periodismo. El Sol fue fundado en 1917 por Nicolás María de Urgoiti. José Ortega y Gasset actuaba como principal inspirador intelectual y en él colaboraron, entre otros, Mariano de Cavia y Salvador de Madariaga. El Sol quería renovar la situación política y social del país, teniendo una cabecera hermana por la tarde, La Voz, de carácter más popular. La Nación fue un periódico referente de la derecha entre 1925 y 1936, cuyos talleres fueron incendiados en el violento clima anterior a la Guerra Civil Española. La vinculación de la prensa con los partidos políticos a veces no era tan clara como podía parecer:

Uno de los reportajes más famosos en la historia del periodismo durante la Segunda República fue el realizado por Ramón J. Sender sobre la matanza de anarquistas en Casas Viejas para el diario La Libertad. El valor de la serie de artículos no se ve alterado, pero su significación política sí, al tener en cuenta que el periódico republicano era a la sazón propiedad de Juan March, y que por consiguiente resultaba de la máxima utilidad servirse del suceso para atizar un fuego en el cual ardiese el Gobierno presidido por Manuel Azaña. Otro tanto sucedía con el diario izquierdista La Tierra, en cuyas páginas colaboraban anarcosindicalistas y comunistas cargando un día tras otro contra el régimen, debidamente subvencionados por la derecha monárquica para tan santa labor.
Antonio Elorza.

No conviene olvidar que la mayor parte son periódicos de empresa, que además del impacto en la opinión pública y la defensa de unos intereses y una ideología, buscan la rentabilidad económica y utilizan la publicidad como principal medio de financiación; pueden considerarse prensa de masas por contenidos y objetivos, pero no alcanzaron las grandes tiradas que caracterizaron a los diarios extranjeros por falta de un amplio público lector: España era todavía un país escasamente urbanizado, con elevados índices de analfabetismo. Pero desde 1910 nuestros periódicos están preparados para convertirse en periódicos de masas, se utiliza ya un lenguaje menos envarado y más ágil y se detecta cierta renovación léxica y estilística; la diagramación es más atractiva y aparecen fotografías; sus contenidos reflejan los gustos de la cultura de masas: entretenimientos públicos (fútbol, toros, teatro...), actos políticos, referencias a otros medios (prensa y cine), sección de cartelera, etc. Aparecen también páginas especiales o suplementos de economía, espectáculos, arte, deporte, agricultura, mujer y niños. Por otra parte, el impacto de la guerra europea potenció el interés por los temas extranjeros y los periódicos españoles se dividieron entre aliadófilos y germanófilos.

Había también periódicos ligados al movimiento obrero, como El Socialista (del PSOE), Tierra y Libertad (de la anarquista FAI), Solidaridad Obrera (de la poderosa CNT catalana) o Mundo Obrero (del PCE).

Aparece la prensa infantil, con el TBO, semanal desde 1917, cuyo nombre ha pasado a ser el que designa en España a lo que internacionalmente se denomina comic.

En el periodo de entreguerras surgieron totalitarismos en distintos países occidentales (nazismo alemán, fascismo italiano, comunismo ruso etc.) Se establecieron dos modelos de información diferentes, el de estos Estados totalitarios, fundado en la propaganda como uno de los medios fundamentales para controlar a las masas a través de información sesgada y el control absoluto de todos los medios de comunicación, y el de las vacilantes democracias liberales como Inglaterra, donde se reconocía la libertad de expresión.

Debido a la competencia de los nuevos medios como el cine, la radio y la televisión, se desarrolló el fotoperiodismo. La imagen fotográfica ya no era un mero adorno, sino un lenguaje alternativo. Los medios se utilizaron como válvulas de escape de la realidad circundante: ofrecían un 90% de entretenimiento y un 10% de información amena y pretendían alejar al lector de sus problemas diarios.