Formación Básica

Plan Educativo de Formación Básica para personas adultas: Nivel I y II

En la actualidad, en el contexto de los países que forman la Unión Europea, la educación se concibe como un proceso de aprendizaje permanente, que se desarrolla a lo largo de toda la vida. El futuro de Europa depende de la medida en que sus ciudadanos puedan afrontar los retos económicos y sociales. Un «espacio europeo del aprendizaje permanente» les permitirá pasar con libertad de un entorno de aprendizaje a un entorno de trabajo y de una región a otra o de un país a otro para utilizar de la mejor manera posible sus aptitudes y sus cualificaciones. La Comisión Europea ha establecido que el aprendizaje permanente es toda actividad de aprendizaje útil, realizado de manera continua, con objeto de mejorar las cualificaciones, los conocimientos y las capacidades, potenciando así el desarrollo pleno de las personas.

Según la UNESCO, “la Educación Permanente no es un lujo, es una necesidad y una obligación. Debe abarcar todas las dimensiones de la vida, todas las ramas del saber y todos los conocimientos prácticos que puedan adquirirse por todos los medios, y debe contribuir a todas las formas de desarrollo de la personalidad”.

La sociedad actual demanda formación permanente como elemento para la satisfacción las necesidades educativas. El sistema educativo ha sido sensible a dicho planteamiento y ha establecido una herramienta esencial para su tratamiento, la Educación Permanente.

Finalidad

La Ley 17/2007, de 10 de diciembre, de Educación de Andalucía, establece que la finalidad de la educación de personas adultas es ofrecer la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar conocimientos y actitudes para su desarrollo personal y profesional.

La Unión Europea, a través del documento “Recomendación del Parlamento Europeo y el Consejo, de 18 de diciembre de 2006”, ha instado a desarrollar una oferta educativa que garantice a jóvenes y personas adultas la adquisición de “las competencias clave”, especialmente para aquellos grupos que necesiten un apoyo para desarrollar su potencial educativo.

El Plan Educativo de Formación Básica para Personas Adultas tiene como finalidad, por tanto, la adquisición de competencias básicas que permitan el acceso a la Educación Secundaria o a otros niveles del sistema educativo. Es fundamental que cualquier persona que acceda a un centro de educación permanente en Andalucía tenga la posibilidad de seguir este itinerario. De esta forma se le facilita:

• El acceso a la titulación básica imprescindible para la incorporación al mundo laboral.

• La equiparación con el resto de la ciudadanía procedente de países de nuestro entorno europeo.

Este modelo de currículum integrado, permite el desarrollo de conocimientos, destrezas y actitudes que permiten desenvolverse en la sociedad de la información y el conocimiento en un marco europeo de referencia.

Enfoque globalizador de la programación

La programación didáctica surge bajo un enfoque globalizador acorde con la Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se regula el Plan Educativo de Formación Básica para Personas Adultas. Dicha orden recoge que en el Nivel I se adoptará el principio de globalización de los aprendizajes para, en el nivel II, realizar propuestas más de carácter interdisciplinar. Así, los diferentes ámbitos de educación permanente “Comunicación, Científico-Tecnológico y Social”, deben organizarse teniendo en cuenta el enfoque globalizador e integrador que caracteriza a dicha educación.

Desde el punto de vista pedagógico-didáctico, globalizar supone por una parte, partir de los intereses y motivaciones de los alumnos; por otra, partir de los conocimientos previos de éstos para que a través de las oportunas relaciones “construir” conocimientos “significativos”.

La perspectiva globalizadora no prescribe métodos, pero sí da pautas para organizar los procesos de enseñanza-aprendizaje basados en los intereses de los alumnos y la organización de la actividad constructiva como elemento de aprendizaje significativo. Por ello, podemos decir que la globalización inspira opciones metodológicas como: centros de interés, método de proyectos…

El enfoque globalizador posibilita que las unidades didácticas se planteen en clave de:

  • La división del currículo en materias.
  • Que las actividades tengan sentido y significado completo.
  • Potencia el aprender a aprender.
  • Posibilita la variedad y flexibilidad organizativa.
  • Permite plantear un proceso de enseñanza aprendizaje basándose en: centros de interés, proyectos de trabajo, metodologías investigativas, talleres, etc.

Objetivos Generales del Plan de Formación Básica

Aunque la Orden de 10 de agosto de 2007 no observa explícitamente objetivos generales del Plan de Formación Básica, proponemos los siguientes objetivos generales del Plan emanados del preámbulo de dicha orden:

  • Adquirir, completar o ampliar la formación básica para la consecución del correspondiente título académico, así como para su desarrollo personal y profesional.
  • Adquirir los conocimientos, las capacidades, las actitudes y los valores necesarios para acceder a la Educación Secundaria Obligatoria, así como para incorporarse de forma activa a la sociedad del conocimiento.
  • Validar los aprendizajes adquiridos. Asimismo, las personas adultas podrán realizar sus aprendizajes por medio de actividades de enseñanza, reglada o no reglada, como a través de la experiencia laboral o en actividades sociales.
  • Lograr el objetivo del acceso universal de las personas adultas al aprendizaje permanente y, de acuerdo con la U.E., adquirir competencias y facilitar la formación requerida para su adquisición.

El plan se articula en torno a tres ámbitos de conocimiento, desarrollados en los Niveles I y II: Ámbito Científico-Tecnológico, Ámbito de Comunicación y Ámbito Social. La superación de los mismos permitirá el acceso a la educación secundaria o a otros planes educativos.

A %d blogueros les gusta esto: