Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

Hardware

Institut Escola Jacint Verdaguer.- Un proyecto pensado para hacer alumnos competentes

Logo del colegioDesde el Institut Escola Jacint Verdaguer de Sant Sadurní d´Anoia (Barcelona) nos presentan un proyecto pensado para hacer alumnos competentes. 

Nos encontramos en pleno cambio de paradigma que nos plantea una nueva manera de enseñar y de aprender así como la de planificar para un futuro incierto. Ya nada va a volver a ser como antes. La red ha conseguido almacenar y compartir la información que antes debíamos retener los humanos. Por primera vez, nos podremos dedicar a aquello que es realmente esencial y mucho más importante que es mejorar nuestras capacidades con esta información y mejorar nuestro mundo para conseguir un mayor grado de felicidad, excelencia y equidad.

read more

Aprender sirve, servir enseña

PaloTICJose María Ruiz Palomo, profesor del IES El Palo, utiliza el aprendizaje-servicio que es un método que pretende unir compromiso social con el aprendizaje de conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Para ello decidieron poner en marcha un servicio de reparación de ordenadores para la comunidad educativa ya que, un número cada vez mayor de alumnos y alumnas no disponían de ordenador, debido a que, cada vez más familias no podían asumir el coste de la reparación. 

read more

Pon una tableta en tu aula… pero que no sea de chocolate

ChocolateSegún el Informe Horizon de 2013, este año tendría que ser el año de las tabletas y los MOOC en educación superior. De los MOOC no diremos nada en esta ocasión pues parece claro que los MOOC sí han llegado a la universidad y a muchas otras instituciones. Pero, ¿y las tabletas? Me temo que el dinero para las tabletas en educación superior nunca llegó, aunque nuestras alumnas y alumnos sí las tienen en sus casas. ¿Qué hacemos, entonces? ¿Les obligamos a que las dejen allí o les invitamos a traerlas? ¿Y en educación obligatoria?

read more

Pon una tableta en tu aula… pero que no sea de chocolate

ChocolateSegún el Informe Horizon de 2013, este año tendría que ser el año de las tabletas y los MOOC en educación superior. De los MOOC no diremos nada en esta ocasión pues parece claro que los MOOC sí han llegado a la universidad y a muchas otras instituciones. Pero, ¿y las tabletas? Me temo que el dinero para las tabletas en educación superior nunca llegó, aunque nuestras alumnas y alumnos sí las tienen en sus casas. ¿Qué hacemos, entonces? ¿Les obligamos a que las dejen allí o les invitamos a traerlas? ¿Y en educación obligatoria?

read more

#leerenpantalla: una experiencia personal

leerenpantallaTanto por ocio como por negocio soy un lector voraz. Mi biblioteca contiene varios miles de volúmenes y compro de manera compulsiva libros y revistas de diversos géneros; disfruto en las bibliotecas como un pez en el agua y los centros comerciales sólo me gustan si hay una librería dentro. En varias ocasiones he renegado públicamente del libro electrónico y, sin embargo, el pasado 31 de agosto me propuse pasar un mes leyendo exclusivamente en pantallas: esta es la crónica de ese mes y lo que he aprendido con la experiencia.

read more

Leyendas urbanas sobre PDI

Seguramente habréis oído algunas frases en congresos, ponencias o cursos, que os han hecho pensar que una Pizarra Digital Interactiva es la panacea educativa que el profesor lleva siglos esperando. Son frases llenas de entusiasmo que en algún momento hemos pronunciado ilusionados por lo que nos deparaba el futuro cercano de las aulas TIC. Hoy con unos años de perspectiva, viendo las cosas de forma distinta, pero siempre con la misma ilusión y con la misma fe en una herramienta que ha marcado la diferencia en las aulas actuales, recordamos algunas de esas sentencias y quizá lo equivocados que estábamos al pronunciarlas.<!--break-->
Interactiva. denominación discutible, quizá acuñada para diferenciarla de la tradicional, es un periférico, lo que la hace interactiva son las aplicaciones (por lo tanto el nivel de interactividad es relativo) y la labor del profesor (el factor humano), si la utilizamos como proyector no es interactiva…

Si sólo tienes una se debe poner en el aula de informática. Existen muchas teorías sobre dónde colocar la única o las únicas pizarras que tenemos. Erróneamente se suele asociar una herramienta digital con el aula de ordenadores. Nada más lejos de la realidad, sería una acumulación de tecnología que llevaría a su desaprovechamiento pudiendo utilizarla para desarrollar materias no relacionadas con la informática en un aula grupo o en un aula de uso común.

Da igual la tecnología, todas son iguales. Para nada. Existen varias tecnologías y cada una tiene su punto fuerte. Unas son resistentes a los vándalos, otras muy sencillas de utilizar, otras son muy precisas (útiles para materias como dibujo técnico, matemáticas), unas más rápidas a los gestos y otras disponen de un software más completo.

Es mejor una pizarra móvil que una fija (excluidas las portátiles). Fue el primer error que yo cometí. Creí que sería fácil de transportar de un aula a otra si tenía un caballete con ruedas. Para ello tenemos que tener en cuenta que hay que transportar proyector, pizarra y portátil. Ser conscientes de que tiene que pasar por las puertas, lo que nos hace bajar el caballete y volverlo a subir, y finalmente que no entra en un ascensor por lo que cambiar de planta es complicado y todo esto en 5 minutos entre clase y clase.

Ahorra trabajo. No exactamente, para ser sincero todo cambio exige trabajo pero no tanto como pueda parecer. La ventaja es que con un mínimo tiempo dedicado al principio, partiremos de una base para que en el futuro solamente actualicemos de forma sencilla los contenidos o actividades creadas.

Es fácil crear actividades. Otra falta de exactitud. Crear actividades es fácil si las actividades son sencillas o precocinadas y no tenemos muchas pretensiones (más que suficiente en ocasiones). Crear buenas actividades de aspecto profesional, es un trabajo que necesita tiempo y experiencia. Por ello recomiendo los trabajos interdisciplinares en los que los distintos especialistas aporten aquello que más conocen y por lo tanto menos trabajo les cuesta. La solución parte por hacer fácil lo difícil y ser poco ambiciosos, empezar por poco e ir avanzando.

Cuanto más profesionales son los contenidos mejor aprenderán los alumnos. Creo que no, la calidad visual, animaciones, flash y demás artificios pueden ser un atractivo ficticio. Lo más eficiente suele ser una combinación equilibrada de sencillez, contextualización de la actividad en la clase, claridad de contenidos y diseño gráfico ligero.

Sirve igual para secundaria que para primaria. En algunos casos no es cierto. La resistencia suele ser el indicador para resolver esta disyuntiva. Más resistente para secundaria y menos para primaria, pero también lo es la altura que nos hará adquirir un soporte de altura regulable. En cuanto a su uso en el aula, en primaria el nivel de participación del alumnado es mayor y en secundaria lo superará la exposición de contenidos (cuestión de tiempo y currículo con la que no estoy de acuerdo).

Todo lo que se puede utilizar en un ordenador se puede utilizar en una PDI.
Por poder, se puede, pero algunas veces es tan forzado que llega a rozar el ridículo. Un ejemplo claro es un ejercicio donde tenemos que rellenar casillas con un teclado virtual o acercándonos al teclado del ordenador, en este caso utilizamos una PDI para entrar en las casillas o apretar el botón "corregir", esto es, un ratón de 2.000 euros.

Con la pizarra los alumnos aprenden más.
No está demostrado, como no lo está que aprendan más con las TIC. Es cierto es que la herramienta es cercana a los alumnos y pueden enfocar todo su interés en el ejercicio, pero es necesario mejorar en aspectos como la evaluación, la metodología, etc.

La PDI motiva a los alumnos. Realmente lo que les motiva es lo que hagamos con ella. Los alumnos están más cerca de su mundo de pantallas botones y pantallas, por lo que nuestras clases ganarán credibilidad como algo que existe de verdad y no son cosas del pasado que no les interesa aprender.

Con una PDI el profesor sobra. Si estáis leyendo educacontic esta afirmación os parecerá de Perogrullo, pero en algún momento habréis oído, que si se utiliza una PDI el profesor lo tendrá todo hecho. No voy a insistir en el papel del nuevo profesor, pero si nos hemos quitado el escribir largos textos con letra redondilla, dibujar complicados diagramas con tiza de colores y hacerlos desaparecer debajo de un taco de fieltro, nos habremos evitado el trabajo "sucio". Así nos quedará tiempo para otras actitudes más "2.0"

Con una PDI ya soy un profesor 2.0.
Para sufrir "dosceritis" hace falta algo más. Seremos un profesor 2.0 si nuestra actitud y nuestras prácticas en el aula lo son, Néstor Alonso lo explica mejor que nadie en este gráfico. Con una PDI únicamente seremos profesores con mucha suerte y una fantástica herramienta en nuestra aula para el aprendizaje.

5
Valoración: 5 (2 votos)
Tu voto: Ninguno

AVerPen

Como ya sabéis en nuestro interés está también mostraros el nuevo hardware que va apareciendo. Hace algún tiempo os hablamos de "oídas" de un nuevo concepto, si se puede llamar así, de pizarra digital interactiva, AVerPen. Hoy podemos hablar con conocimiento de causa porque lo hemos probado, y a primera vista parece prometedor.<!--break-->

Cuando aún no se han extendido las PDI por los centros educativos de manera generalizada, el imparable avance de las tecnologías nos descubre nuevas herramientas, eso sí, sobre la misma base conceptual. ¿Quiere decir que cuando tengamos una PDI en todas las aulas ya habrá quedado obsoleta? Puede que sí, sobre todo porque la tecnología es cara y tiene la costumbre de avanzar por los caminos de lo asequible y lo sencillo y hemos de reconocer que las PDI son caras, aunque su nivel de obsolescencia no sea el de un tablet. Poco a poco van saliendo soluciones más baratas incluso sin atarnos a un tablero y a un aula específica, ejemplos como e-beam o como el que nos trae Avermedia son un claro ejemplo.

El concepto es el mismo, un ordenador, un proyector, un programa de tinta digital y una superficie sobre la que proyectar. En este caso, esa superficie puede ser una pantalla o la mismísima pared si es blanca. La diferencia; que todo el hardware un "puntero"  va en nuestra mano, aprovechando cualquier superficie lisa para escribir, como la mesa del profesor o la de cualquier alumno.

Centrándonos en el Averpen. Lo primero que descubrimos al abrir la caja es evidente, no se trata de una pizarra aunque funciona como tal. Se trata de un ratón (nada nuevo, una PDI es un ratón gigante) con forma de bolígrafo, una punta sensible a la presión y varios botones en poco espacio. Para su descanso y protección, viene provisto de una base que lo recarga de energía a través del puerto USB y a través de la cual se comunica con el ordenador dándole referencias de dónde se encuentra el cursor y por dónde se desplaza.
El Kit se compone de un puntero para el profesor y de cuatro para los alumnos, si necesitásemos utilizar más la base dispone de un conector que permite encajarlos entre ellos para sincronización y recarga. Existe bastante diferencia entre el del profesor y el utilizado por los alumnos. El primero es el único de color azul y viene provisto de 6 botones que nos permiten por ejemplo tomar el control de una presentación, o de la reproducción de un vídeo, con su avance, parada, congelación, etc. Este puntero mantiene el control total sobre el equipo, funcionando fuera del software de tinta digital como un ratón que puede abrir o cerrar aplicaciones.
Los punteros de los alumnos también llevan 6 botones, su función principal es la de servir de consola de respuestas, aparentemente poco útil si solo disponemos de cuatro unidades pero suficiente si trabajamos por ejemplo con grupos o con pocos alumnos.

Software:

AVer+ es el nombre de software asociado al AVerPen. A primera vista no encuentro muchas diferencias con respecto a otros software de control para Pizarra Digital Interactiva, herramientas de escritura, marcado, selección, objetos, un "manager" que nos proporciona el control manual sobre los punteros, conexión o desconexión, así como el control del nivel de batería, etc..., por lo que no tendremos muchas dificultades de uso si ya estamos familiarizados con las PDI
¿Pero, si existe más de un puntero cómo se utilizan? El objetivo de la PDI es fomentar la participación, los punteros del alumno pueden usarse al criterio del profesor quien les va dando paso cuando lo estima conveniente, incluso todos a la vez, para ello podemos optar por utilizar todos la misma pantalla o por dividirla hasta en 6 partes, teniendo en cuenta que al ser una división virtual y no física se puede modificar el tamaño de cada sección sin problemas.

 

Como consolas de respuesta:

Sin salir de la aplicación principal accedemos al control de los punteros como consola de respuestas. Encontraremos una sencilla aplicación para generar preguntas, o simplemente escribirlas en la pantalla. Controlaremos los alumnos qué han respondido si lo han hecho correctamente e incluso obtener las estadísticas de aciertos, así como designar el tiempo necesario para contestar.

Multimedia:


Como suele ser habitual en estas aplicaciones podremos insertar sonido, imágenes y vídeo en diferentes formatos admitiendo incluso 3gp. Además tiene una completa conectividad con el visor de documentos de Avermedia, por lo que podremos capturar documentos en papel, libros, e incluso objetos reales y utilizarlos como base para trabajar con los punteros.

Ventajas de esta herramienta. En primer lugar es destacable la facilidad de uso y de instalación, tanto alumnos como profesores no hemos necesitado mucho tiempo para hacernos con ella. Su configuración es totalmente automática, no hay que hacer absolutamente nada para comenzar a trabajar, sólo enchufar la base, no es necesario el calibrado, se autorecarga, no pesa, permite una total movilidad por la clase (lo que rompe con la estructura clásica del profesor en el encerado). y para los alumnos más pequeños no existen problemas con la altura de la pantalla (caballo de batalla en las PDI, muy baja para el profesor, alta para el alumno y costosamente solucionada con estructuras desplazables).

En cuanto a los aspectos mejorables, hemos notado que marcar, dibujar, anotar o subrayar es fácil, pero escribir texto no lo es tanto, obligando además a una "postura" de la mano un tanto exigente. Este problema parece que se mejora en la versión (tanto de hardware como de software) que se comercializará definitivamente en Europa y para la que tendremos que esperar hasta mayo.

* Quiero agradecer a AVerMedia y a Prodel la posibilidad que nos ha brindado de realizar este análisis poniendo a nuestro alcance una unidad de prueba.

0
Tu voto: Ninguno

¿Es necesaria una herramienta educativa específica?

La eclosión del ipad ha hecho pensar a muchos docentes que ésta puede ser una de las futuras herramientas TIC educativas. Existen otras como el crunchpad, irobot apad, iFreeTablet, etc., pero en el fondo, ¿No necesitaremos una herramienta única, específica,  que cubra todas las necesidades de un alumno-profesor en el día a día?<!--break-->
Ante los últimos anuncios y apariciones de nuevos aparatos he llegado a la conclusión de que una vez más en educación nos adaptamos a lo que se fabrica para otros campos. Estamos tan ávidos ante la novedad, que no tardamos en adaptar por complicado que sea, cualquier invento a la tarea docente, véase Nintendo DS, pdi con mando Wii. Esta actitud, para nada reprochable es propia de docentes vanguardistas, investigadores o creativos, pero no de aquellos que no buscan, ni más, ni mucho menos, que trabajar en el aula con TIC; al final el "grueso del pelotón". Creo que es necesario que los chicos no estén aislados del mundo y que en la escuela deben mantener una relación directa con lo que se cuece en el resto de sus vidas, pero eso no debe implicar que adaptemos constantemente herramientas en vez de crear unas que sean verdaderamente efectivas dentro del aula. Ejemplos como twiducate, teachertube o edubuntu son ejemplos claros en la web 2.0 que se deberían trasladar a la creación de hardware.

¿Necesitamos una herramienta específica?

En la India parece que lo tienen claro, hace meses que publicaron la creación de Sakshat, un tablet  impulsado y desarrollado  por el Gobierno Indio que tiene un coste cercano a los 35 dólares, cargado de software de libre distribución y con un apoyo web asociado a la herramienta. La cuestión sería, ¿un modelo como Sakshat debidamente retocado no sería lo más eficiente?

Yo creo que necesitamos una herramienta específica. En su día se inventó el libro de texto (con unas características muy particulares que lo diferencian de otro tipo de publicación), supongo que partiendo de la necesidad de que el alumno pudiera transportar la información que el maestro le transmitía en clase, alentado por los avances en las técnicas de impresión y fabricación del papel.

Hoy podríamos establecer el mismo paralelismo (salvando las distancias); el alumno necesita en su casa la misma herramienta que en la escuela. Y entonces nos podríamos preguntar: ¿No valen las herramientas comerciales? Portátiles, tablets, netbooks..., por supuesto que sirven, pero la versatilidad, el "uso para todo" de estas máquinas es quizá lo que le suma inconvenientes  y trabas para la docencia, equipos, cuyas múltiples aplicaciones a veces nos estorban para realizar actividades sencillas y efectivas en el aula.

Me explico; si en vez de asumir herramientas comerciales con un amplio espectro de utilidad (hogar, ofimática, acceso a internet, empresa...), ideamos una herramienta específica para la didáctica no tendrá puntos débiles en ese campo y cumplirá su labor, aunque también les sirva a los alumnos para sus "tareas" más personales. Con esto evitaríamos "interferencias", configuraciones, problemas que nada tienen que ver con la práctica docente, pero que en ocasiones suponen un lastre a profesores, al usarlo en el aula y a los alumnos y sus padres en casa.

Podemos entonces, llegar a la conclusión de que lo más útil sería recoger todas las utilidades  mencionadas pero además aquellas particulares que necesita la enseñanza, envueltas en un entorno sencillo, cerrado pero no limitado. Quizá los que han visto en el ipad o en irobot (con android) una herramienta útil para el aula es porque han experimentado la sencillez, no tener más que posar un dedo para realizar una tarea. Quizás algunos piensen que se trataría de un sistema "cerrado" que limitaría sus posibilidades docentes, pero insisto, si queremos que todos los profesores, todos los alumnos y todos los padres usen la herramienta ésta debe ser sencilla y directa. Otro aspecto a favor es que el alumno, vería ese instrumento como una herramienta de aprendizaje, sin las connotaciones de un ordenador (juegos, ocio, chat, que por supuesto deben estar instaladas).

Sé que los puristas se me van a echar encima, dirán que los alumnos tienen que utilizar equipos que les resuelvan problemas en el futuro y que para eso necesitan la misma máquina, pero no me cansaré de hacerme eco de la idea de que enseñar con TIC no es enseñar TIC. Cuando miro a mi alrededor veo que los comerciantes usan una TPV (con un sistema cerrado), otros una hoja de cálculo, o un procesador de textos, o un programa contable, que han tenido que aprender a utilizar en su formación, pero salvando esas aplicaciones específicas el resto son las comunicaciones y las herramientas online las más necesarias, y para ésto hace falta la formación que estudiando con TIC se les puede ofrecer en las escuelas  (trabajo colaborativo, email, investigación por la red, presentaciones, elaboración web...)

Para concluir, echo en falta más I+D en el sector TIC educativo, los avances llegan en una carrera  a modo de "La conquista del Oeste", todos, fabricantes de hardware, webs educativas, proyectos institucionales, editoriales, corriendo en paralelo y buscando "la solución definitiva", pero finalmente estableciéndose en el territorio que les parece más fértil y poniendo vallas a su alrededor.

0
Tu voto: Ninguno

Una mirada a la PDI desde el concepto de PLE

Entre los escritores y escritoras es común hablar del "miedo a la página en blanco": esa sensación de bloqueo creativo ante el vacío lechoso de una hoja de papel o ante la callada presencia del procesador de texto. Sin embargo, no es frecuente oír esa misma expresión entre los docentes y en relación con la pizarra: el "miedo a la pizarra en blanco". La pizarra se ha entendido tradicionalmente como la ventana que permitía conectar el pensamiento del docente con la mirada comprensiva de los estudiantes a través de explicaciones, ejemplos y aclaraciones. Hasta que llegó la pizarra digital interactiva, que cambió las reglas del juego.

Obviamente, la intención de esta entrada no es revisar los usos buenos y malos de la PDI. Aquí en Educ@conTIC, mi compañero Salvador Llopis ha escrito ya valiosas entradas sobre PDI y remito a ellas en el apéndice al final de esta entrada para quien quiera leer más sobre el tema. La pregunta que aquí nos hacemos es qué significa el "miedo a la pizarra en blanco" y cómo superarlo.

Soluciones económicas para PDI

Lejos de lo que pueda parecer, este post no tiene su raíz en la crisis económica que está dando lugar a una gran cantidad de recetas, remedios y productos anticrisis más interesados en la repercusión publicitaria que en su verdadero valor. La entrada de las PDI dentro de las aulas está siendo progresiva; y sí, seguramente la crisis ralentiza su instalación pero ni en los mejores presagios de Pere Marqués  esta herramienta estaría hoy en todas las aulas. Por esta razón me ha parecido interesante ofrecer alternativas más económicas, que no sustituyen todas las funcionalidades de una Pizarra Digital Interactiva de gran formato, pero cuyas características las hacen muy interesantes para la educación.<!--break-->


Periféricos específicos


Las "PDI" portátiles son una opción más económica que sus modelos "grandes". Las podemos encontrar bien con conexión USB (las más baratas) como ActivTablet o bien con conexión bluetooth como ActivSlate o Interwrite Mobi. Estos últimos dispositivos están creados con el fin de que puedan repartirse a los alumnos de la clase y así interactuar desde su asiento en la pizarra del profesor. Evidentemente su ligereza y la facilidad de conexión permite que con una o dos tabletas, se puedan realizar las actividades pasándoselas de un alumno a otro. En otro caso es una única tableta la que sirve a los alumnos y al profesor para desarrollar la clase, facilitando además la movilidad de este último por el aula, consiguiendo una mayor participación y actividad.
La ventaja de estos aparatos es que es totalmente compatible con el software de su fabricante, eliminando incluso las marcas de agua que aparecen en el de Promethean y vienen provistos de accesos directos y de botones personalizables
En su contra podemos destacar que aunque disponen de una muy buena resolución no la podemos comparar con el tamaño en pulgadas de una PDI convencional y que su autonomía (una batería recargable) tiene como es obvio una duración limitada.

Las Tabletas Digitalizadoras

La función de un ratón, una PDI o una tableta gráfica no es otra que establecer una relación entre una superficie plana y una pantalla, indicando con más o menos precisión en qué lugar se debe situar el puntero. Las tabletas gráficas o tabletas digitalizadoras  son Pizarras Digitales pero de un tamaño menor. Suelen estar conectadas mediante un cable USB o bluetooth y son sensibles a la presión, algo que para el uso que le damos a las PDI es del todo innecesario.
La ventaja de estos aparatos es el precio. Debido a que es un periférico relativamente extendido, tanto para uso profesional como doméstico, la mayoría de las marcas NGS, Genius, Trust , poseen en sus catálogos un modelo que nos puede proporcionar una buena solución.
La desventaja principal es que deberemos utilizar un software de control "estándar" ya que el software que llevan asociado está relacionado con su uso principal, el dibujo o el tratamiento de imágenes, además, comparte con las anteriores su resolución y si están "atadas" a un USB una portabilidad por  el aula más que limitada.

Para los manitas

Para los aficionados al "cacharreo" existen por la red manuales de cómo construirse una PDI con un mando de Wii, a decir verdad no la he probado pero se debe asemejar bastante a la tecnología PDI por infrarrojos. Aún así, si nos gusta el invento pero no somos muy avezados con el destornillador ya existen empresas (mira aquí) que venden estos aparatos listos para usar por muy poco dinero.

 

Para los vanguardistas

Hace algunos meses me he encontrado con este aparato, Averpen, que según la publicidad nos sirve como PDI, consola de respuestas y tableta personal del alumno. Su mayor virtud es que funciona sobre cualquier superficie, en el vídeo por ejemplo, sobre la mesa del alumno, lo que aumenta la potabilidad enormemente y parece que el precio, para todo lo que ofrece, es ajustado, aunque aparece en dólares y ya se sabe que la tecnología al pasar a euros sufre una curiosa transformación al alza.

Software

Easiteach reader (o player) es una version libre de software para Pizarras Digitales Interactivas, que podremos utilizar con cualquier periférico de los referidos anteriormente. Esta versión es básica, pero muy sencilla de utilizar y puede ser una muy buena opción, si como viene ocurriendo en los centros educativos no existe un sólo modelo de pizarra, de esta manera los profesores y los alumnos únicamente aprenderán a utilizar una aplicación, independientemente del aula en la que estén. Si vuestra elección es una tableta digitalizadora puede ser el acompañante perfecto.

 

Finalmente, quiero señalar que estas herramientas que pueden ser muy útiles en grupos pequeños, (diversificación, apoyos PT, pequeñas aulas unitarias, etc), donde la inversión en estos periféricos puede ser más rentable que una PDI "grande".

*Los nombres e imágenes que aparecen en el post son propiedad de sus marcas correspondientes y están publicadas con interés informativo.

 

0
Tu voto: Ninguno