Los  alumnos han  desarrollado una propuesta para su construcción en el festival de arquitectura efímera Concéntrico. El festival invita a recorrer estos lugares mediante instalaciones que crean una conexión entre patios interiores, espacios ocultos y plazas que habitualmente pasan desapercibidas en el día a día.

Cada instalación está creada por equipos de arquitectos y/o diseñadores que experimentan y exploran nuevos campos del diseño del entorno. De esta forma, se establece un diálogo entre el patrimonio y la arquitectura contemporánea que busca activar la reflexión de los ciudadanos sobre los espacios.

El proyecto de Cristina Cunquero hace que el visitante lo atraviese conociendo una nueva realidad.  La proyección de la luz coloreada y los múltiples reflejos hacen que el visitante de la instalación no pueda quedar indiferente. El juego de color y el cambio de perspectiva hacen que esta instalación se convierta en un artefacto de interacción.