El equipo de apoyo a la biblioteca I.

 

En la primera foto niñas de 6º B, de izquierda a derecha Alba, Indira y Lucía González. En la segunda foto, Mónica, de pie, atendiendo a niñas de 1º.

Surgió de ellos «maestra, ¿te podemos ayudar?».

Y no es ayudar sino transmitirle la responsabilidad de llevar la biblioteca. Aún estamos en la dinámica de comunicar cómo, qué, cuándo y dónde deben actuar. Ya van cogiendo que sus decisiones serán respetadas. Sólo tienen dos pautas: no ordenar y consensuar siempre.

Entre sus funciones: orden del material de dibujo, elección del almacenaje de dicho material, atención a los niños, colgar trabajos que ya se han hecho dentro de la biblioteca, exponer en los corchos los trabajos que se han hecho en clase en el segundo trimestre, recoger material descolgado, chinchetas…, vigilar que el tono de la biblioteca siempre sea bajito, coordinarse con el otro equipo de biblioteca (el que ordena libros en las estanterías) desde la coordinación.

En fin, el otro equipo surgió de niños de 3º, se prestaban a ayudar también. Ahora todo el mundo casi, forma parte del orden y de la coordinación de tareas menos primero y segundo que se dedican a ser atendidos.

Esta forma de funcionar da qué pensar sobre las necesidades de los niños pre-adolescentes y de los niños en general. Mis relaciones han cambiado radicalmente con ellos. Ahora detecto realmente comunicación.

P.D. tienen los dos equipos un distintivo diferente. El que ordena tiene a Máximus el caballo de Rapuncel y el equipo de 6º un duende. Y ellos tan felices.