Archivos de la categoría BACHILLERATO

Estructura inductiva; deductiva; paralelística.

Estos son ejemplos muy simples de las diferentes estructuras en las que puede organizarse un texto:

  • Estructura inductiva. La información más importante se expone al final del párrafo y se presenta como conclusión de lo expresado con anterioridad. Ejemplo: Lola es una chica a la que le gusta salir todos las noches a emborracharse. Por otra parte, no le gusta estudiar. Podemos concluir, pues, que Lola no tiene un perfil de buena estudiante. 
  • Estructura deductiva. La idea principal se enuncia al principio, y a continuación se explica, se demuestra o se desarrolla. Ejemplo: Lola no tiene un perfil de buena estudiante; en primer lugar, porque le gusta salir todas las noches a emborracharse; y, en segundo lugar, porque no le gusta estudiar.
  • Estructura paralelística. El párrafo se organiza como una sucesión de ideas que no quedan subordinadas unas a otras. Ejemplo: Lola no tiene un perfil de buena estudiante. Por otra parte, le gusta salir todas las noches a emborracharse. Además, a Lola no le gusta estudiar.

Ejemplo de tema y resumen

LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

Las medidas adoptadas hasta ahora para combatir la violencia doméstica y las agresiones y malos tratos contra las mujeres han fracasado. Solo queda el camino de la rectificación. El incremento de las denuncias no puede imputarse solo a una disminución del temor a represalias. Las lesiones graves y la muerte no pueden ocultarse y el número de casos no deja de aumentar. Estamos ante una grave enfermedad social y ante un inaplazable asunto de Estado. Una de las primeras obligaciones de los poderes públicos es garantizar la seguridad de las personas.
La raíz del mal es, sin duda, educativa. Y ahí habrán de residir las principales medidas a medio y a largo plazo. Pero no es posible esperar el tiempo necesario para que este tipo de tratamiento rinda sus resultados. Mientras tanto, es imprescindible articular un sistema combinado de medidas preventivas y punitivas. Entre las primeras, es necesario incentivar la diligencia policial y judicial ante las denuncias presentadas.
Muchas veces una víctima mortal ha sido antes una denunciante insuficientemente escuchada. Tampoco se están aplicando diligentemente las medidas de alejamiento legalmente previstas para los agresores condenados. Entre las medidas punitivas, hay que plantearse con urgencia el endurecimiento de las penas para este tipo de delitos.
Es posible que la represión constituya un factor disuasorio de limitada eficacia, pero debe ser aprovechado.
Por otra parte, nos tenemos que lamentar de los males causados por los propios errores que cometemos. Entronizamos la violencia en nuestra vida cotidiana –dejándola entrar en casa, por ejemplo, a través de la televisión- y, al mismo tiempo, nos sorprende que la cosecha sea fiel resultado de la siembra.
No hay que lamentarse sino actuar. El fracaso de la legislación actual constituye una exigencia para proceder a su inmediata reforma, que debe contar con el mayor consenso posible.

TEMA:
Necesidad de modificar la legislación actual, porque se ha revelado ineficaz, para acabar con la violencia doméstica.

RESUMEN:
Hasta ahora, las medidas legales adoptadas para evitar el maltrato a las mujeres han resultado ineficaces. El problema es tan grave que debe considerarse un asunto de Estado y los poderes públicos deben adoptar todo tipo de medidas para acabar con esta lacra. En definitiva, hay que actuar redactando una nueva legislación eficaz y consensuada

Ejemplo de tema y resumen

LA VIOLENCIA DOMÉSTICA

Las medidas adoptadas hasta ahora para combatir la violencia doméstica y las agresiones y malos tratos contra las mujeres han fracasado. Solo queda el camino de la rectificación. El incremento de las denuncias no puede imputarse solo a una disminución del temor a represalias. Las lesiones graves y la muerte no pueden ocultarse y el número de casos no deja de aumentar. Estamos ante una grave enfermedad social y ante un inaplazable asunto de Estado. Una de las primeras obligaciones de los poderes públicos es garantizar la seguridad de las personas.
La raíz del mal es, sin duda, educativa. Y ahí habrán de residir las principales medidas a medio y a largo plazo. Pero no es posible esperar el tiempo necesario para que este tipo de tratamiento rinda sus resultados. Mientras tanto, es imprescindible articular un sistema combinado de medidas preventivas y punitivas. Entre las primeras, es necesario incentivar la diligencia policial y judicial ante las denuncias presentadas.
Muchas veces una víctima mortal ha sido antes una denunciante insuficientemente escuchada. Tampoco se están aplicando diligentemente las medidas de alejamiento legalmente previstas para los agresores condenados. Entre las medidas punitivas, hay que plantearse con urgencia el endurecimiento de las penas para este tipo de delitos.
Es posible que la represión constituya un factor disuasorio de limitada eficacia, pero debe ser aprovechado.
Por otra parte, nos tenemos que lamentar de los males causados por los propios errores que cometemos. Entronizamos la violencia en nuestra vida cotidiana –dejándola entrar en casa, por ejemplo, a través de la televisión- y, al mismo tiempo, nos sorprende que la cosecha sea fiel resultado de la siembra.
No hay que lamentarse sino actuar. El fracaso de la legislación actual constituye una exigencia para proceder a su inmediata reforma, que debe contar con el mayor consenso posible.

TEMA:
Necesidad de modificar la legislación actual, porque se ha revelado ineficaz, para acabar con la violencia doméstica.

RESUMEN:
Hasta ahora, las medidas legales adoptadas para evitar el maltrato a las mujeres han resultado ineficaces. El problema es tan grave que debe considerarse un asunto de Estado y los poderes públicos deben adoptar todo tipo de medidas para acabar con esta lacra. En definitiva, hay que actuar redactando una nueva legislación eficaz y consensuada

Estructura deductiva; inductiva; paralelística

Estos son ejemplos muy simples de las diferentes estructuras en las que puede organizarse un texto:

  • Estructura deductiva. La idea principal se enuncia al principio, y a continuación se explica, se demuestra o se desarrolla. Ejemplo: Los avances científicos son sumamente beneficiosos para la humanidad. En primer lugar, porque permiten combatir numerosas enfermedades; y, en segundo lugar, porque hacen más cómoda nuestra existencia.
  • Estructura inductiva. La información más relevante se expone al final del párrafo y se presenta como conclusión de lo dicho anteriormente. Ejemplo: Los avances científicos permiten combatir numerosas enfermedades. Por otra parte, hacen más cómoda nuestra existencia. Podemos concluir, pues, que el desarrollo de la ciencia es sumamente beneficioso para la humanidad.
  • Estructura paralelística. El párrafo se organiza como una sucesión de ideas que no quedan subordinadas unas a otras. Ejemplo: Los avances científicos permiten combatir numerosas enfermedades. Por otra parte, hacen más cómoda nuestra existencia. Además, nos permiten soñar con un futuro en el que el ser humano será dueño absoluto de su destino. 

Kalipedia.