Día Mundial contra la Violencia de Género

 

¿Por qué es el día 25 de noviembre?

Este día fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 17 de diciembre de 1999  a propuesta de la República Dominicana que contó con el apoyo de 60 países. Se celebra anualmente cada 25 de noviembre en memoria de “las hermanas Mirabal”, también conocidas como “Las mariposas”, para recordar a estas tres valientes mujeres que fueron asesinadas ese mismo día pero en el año 1960, a garrotazos porque se habían convertido en heroínas de la lucha clandestina anti-trujista.  Aquel acontecimiento fue vendido a la prensa por Trujillo (el dictador dominicano que dio la orden de acabar con ellas) como un trágico accidente y la realidad del asunto posteriormente contribuyó a despertar la conciencia entre la población que culminó, seis meses después, con el asesinato del caudillo. El lazo de color morado, es el símbolo que representa este día.

 

¿Por qué se celebra en la escuela?

La necesidad de un proyecto de coeducación viene dada por las situaciones y comportamientos que se observan en el día a día escolar, pero de mayor manera en la sociedad en la que estamos inmersos y que llevan implícitas una clara tendencia a seguir con la transmisión de roles sociales predeterminados de índole sexista.

La Consejería de Educación, consciente de esta realidad y de la importancia que tiene, ha determinado desde su ámbito de competencias desarrollar una intervención global en el marco educativo a través del  Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres en cada Centro escolar.

Con este Plan se pretende diseñar y coordinar actuaciones que favorezcan, fundamentalmente, el conocimiento de las diferencias entre niños y niñas, entre hombres y mujeres para establecer las condiciones escolares que permitan corregir las discriminaciones y estereotipos sexistas, la formación del alumnado en la autonomía personal como base para fomentar el cambio en las relaciones de género y la corrección de desequilibrios entre profesoras y profesores en actividades de responsabilidades escolares ofreciendo modelos no estereotipados. Se dirige e implica a la totalidad de la comunidad educativa, concibiendo que la educación de las nuevas generaciones constituye el motor de cambio en las relaciones entre niños y niñas, de hombres y mujeres y, en definitiva, constituye un paso más hacia la consecución de una sociedad más justa y equilibrada.

 

¿Cómo lo celebramos?

Se trabajan aspectos relacionados con la NO violencia en general y de género, partiendo en un primer momento de explicaciones sobre qué significa la palabra “género”, qué diferencias o similitudes de dan entre ellos, cómo nos afecta en el día a día…

Se llevan a cabo actividades como asambleas, murales, debates, narraciones de cuentos, audiciones de canciones… Cada una de ellas adaptadas al nivel del alumnado con el que se trabaja.

Desde la escuela se pretende desarrollar un pensamiento crítico, favoreciendo el análisis de los estereotipos sexistas predominantes y reflexionar sobre si es necesario la diferenciación en juegos, en la forma de vestir, en los espacios donde están niños y niñas, etc. Así como reflexionar y debatir sobre los abusos que actualmente siguen existiendo sobre las mujeres (tanto domésticos como laborales).

 

 

Curso 2018-19

Curso 2018-19

Curso 2019-20