Trabajos del alumnado


TRABAJO REALIZADO POR VALENTÍN (6ºA)

dibujo-valentin

PREMIO PARA NUESTRAS EXALUMNAS

A tres exalumnas del centro, que actualmente se encuentran cursando la ESO en el IES Leonardo da Vinci, le han concedido el segundo premio en el CERTAMEN DEL SUR «INCUBADORA DE SONDEOS Y EXPERIMENTOS»:

Título del Trabajo: Análisis del fracaso escolar en nuestro centro
Nombre del Centro: IES Leonardo da Vinci (Sevilla)
Tutora: Dolores Núñez Bravo
Alumnos: Laura Morato Concejero,Tamara Martín García, Silvia Cortés Martín y Valentina Echeverri Vélez.

Se puede ver en la web, en esta dirección.

 

Un cómic que he leído hace poco

TartarinMe llamo María José Fernández Segovia. Os voy a hablar un poco de un cómic que he leído no hace mucho: “Tartarín de Tarascón”, de Alphonse Daudet. Trata de un señor que es presidente de una asociación de cazadores de gorras.

Ese hombre, aparte de conseguir gorras, desea ir a África para cazar un león y también para quitarle su piel y llevársela a su gente. Él va a este continente en barco. Conoce a un hombre que le acompaña en todo el viaje. Cuando llegan, Tartarín se va a cazar un león, pero se equivoca y captura un barco.

Al regresar tiene una pelea. El hombre que conoció en el barco le ayuda a llegar al hotel.

Dos días después, caza un león. Le quita la piel y la manda a su pueblo. Cuando se dispone a volver, su maleta ha desaparecido, porque se la ha quitado el hombre que conoció en el barco.

Transcurridos diez días, vuelve al pueblo con su camello. La piel del león está expuesta en el museo y lo reciben como a un héroe.

María José Fernández Segovia , 2º

 

comic_omara

Hecho por Omara

El sastre y el elefante

  Cierto día, en la India, un elefante se dirigía a un río parabeber agua. Cuando tenía sed debía que atravesar el pueblo para ir al río. El elefante de pronto se detuvo delante de la casa de un sastre.
  Era una casa antigua, con el tejado rojo y una chimenea. El sastre estaba sentado junto a la casa y a su lado tenía un cesto lleno de manzanas. El sastre compró ese cesto para después venderlo a sus amigos. El elefante vio el cesto de manzanas, cogió una manzana y continuó su camino. El sastre no quería que el elefantecogiera una manzana porque las tenía que vender. Estaba muy enfadado pero no le echó cuenta. El sastre tuvo una idea: si el elefante volviera a coger otra manzana lo pincharía con una aguja. Al otro día el elefante pasó de nuevo por allí contento. Esta vez el elefante vio lasmanzanas mucho más rojas y fue corriendo a cogerlas. El elefante alargó la trompa e intentócoger la manzana más roja de todas. El sastre vio que el
elefante le iba a quitar la manzana, así que fue e intentó clavare la aguja como lo había planeado.
  Al elefante le dolió pero se fue sin echarle cuenta. Asíque el elefante volvió la cabeza y siguió su camino hacia el río. Se alivió el pinchazo y allí bebió. Volvió al pueblo con la trompa llena de agua. Vio al sastre y fue corriendo a darle una sorpresa. La sorpresa fue que lanzó el agua con tanta fuerza sobre la cara del sastre que él casi se ahoga.
Hecho por: Silvia Cortés Martín
 

Silvia-comic

El sastre y el elefante

  Cierto día en la India había un elefante que fue al río a beber agua. Cuando tenía sed debía atravesar el pueblopara ir al río. En el camino se paró enfrente de la casa de un sastre, la casa era pequeña, antigua y con un tejadorojo. El sastre estaba en una silla al lado de la puerta y a laizquierda tenía una bolsa llena de manzanas. El sastrehabía ido al campo para ir a venderlas en el mercado. Elelefante agarro una manzana con la trompa y siguió sucamino. Cuando el sastre iba a coger la cesta para ir a venderlas, se dio cuenta que el elefante estaba cogiendo
las manzanas y el sastre se enfadó muchísimo. El sastre le gritó y le tiró piedras para que se fuera y dejara susmanzanas rojas y verdes. A la mañana siguiente volvió yde nuevo cogió otra manzana, el sastre lo vio y le dijo quecomo lo viera otra vez le clavaría una aguja. Alargó su
trompa e intentó coger una manzana y al fin el sastre leclavó la aguja. El elefante se enfadó mucho, giró sucabeza y siguió su camino hasta el riachuelo para llenarsela trompa de agua. Se marchó a la casa del sastre y expulsó el agua con tanta fuerza sobre la cara del sastre
que por poquito se ahoga. Al final se perdonaron y se hicieron amigos.
 
Hecho por: Valentina Echeverri Vélez
valentina
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *