Programa para la prevención de la violencia de género

El centro participa en esta campaña financiada por el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que pretende fomentar medidas y actuaciones destinadas a la prevención de la violencia de género entre el alumnado de los centros docentes públicos de la comunidad autónoma de Andalucía.

Según la «Resolución de 16 de octubre de 2019 de la Dirección General de Atención a laDiversidad, Participación y Convivencia Escolar para regular las medidas yactuaciones para la prevención de la violencia de género en el ámbito educativo y se establece la convocatoria para el curso escolar 2019-2020″ la violencia de género es uno de los problemas más graves y complejos que afronta nuestra sociedad. Es
un tipo de violencia estructural e ideológica, que se viene ejerciendo durante décadas sobre las mujeres por el
mero hecho de serlo, sin distinción de raza, edad o clase social.
El Pacto de Estado contra la Violencia de Género, aprobado por el Pleno del Congreso de los Diputados
del día 28 de septiembre de 2017, nace de la necesidad de aumentar la protección de las mujeres víctimas de la
violencia de género y sus hijas e hijos y establece la necesidad de legislar para ser más eficaces en la lucha por la
eliminación de la violencia de género.
El Pacto de Estado contra la Violencia de Género es el fruto de un trabajo realizado durante meses. Se
crearon para ello una comisión en el Congreso de los Diputados y otra en el Senado para debatir y analizar
propuestas. En estas comisiones participaron todos los grupos políticos y se consultó a personas expertas. El
hecho de consensuar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género responde a la necesidad de que la política
de lucha contra la violencia de género tenga continuidad en el tiempo contando con el máximo respaldo
institucional.
La eliminación de la violencia contra las mujeres es una tarea conjunta, que requiere una actuación
unitaria y la máxima coordinación, colaboración y cooperación, siempre desde el respeto al régimen de
distribución competencial, en las acciones que se desarrollan.
El trabajo a realizar para conseguir la erradicación de la violencia contra las mujeres implica a multitud de
agentes, tanto públicos como privados y requiere de actuaciones desde muy distintos ámbitos profesionales que
reclaman coordinación para asegurar la transversalidad e integralidad en la respuesta.
Como problema y lacra social, es precisamente la sociedad en su totalidad, tanto los poderes públicos
como cada persona en su entorno y en su día a día, la que debe implicarse para lograr su erradicación. En este
cometido destaca el papel clave e indispensable que desempeñan los centros educativos, por ser contextos
privilegiados para fomentar valores igualitarios, libres de prejuicios y de estereotipos sexistas, y proporcionar
modelos de relación desde la igualdad, el respeto y el rechazo a cualquier tipo de violencia.

Los objetivos de la convocatoria son:
1. Promover programas de educación emocional y de resolución pacífica de conflictos que permita el
establecimiento de relaciones de equidad que protegen de cualquier situación de violencia.
2. Impulsar entre los centros educativos actuaciones formativas en materia de prevención de la violencia
de género como factor clave que fortalece a las y los adolescentes ante el riesgo de padecerla o ejercerla,
disminuyendo el nivel de riesgo de sufrirla.
3. Desarrollar entre el alumnado la capacidad para percibir e identificar conductas sexistas en situaciones
cotidianas de su vida.
4. Implicar a la comunidad educativa en el desarrollo de medidas que promuevan la igualdad y la
prevención de la violencia de género.
5. Favorecer la creación de recursos didácticos que puedan ser extrapolables a otros centros docentes y
sostenibles en el tiempo.

Comparte

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *