Las Asignaturas

Anatomía y Fisiología aplicada a la Danza.

Bailar conociendo tu cuerpo te hace disfrutar. Te permite entrar dentro de ti y descubrir tus posibilidades y limitaciones para el movimiento, y así, descifrar las señales de alerta que tu cuerpo tiene para evitar y prevenir las lesiones. Además, conocer el porqué de un determinado paso o gesto te facilita el poder expresarlo, explicarlo y traducirlo en palabras de modo que cualquiera pueda entenderlo.

El cuerpo es nuestro instrumento de trabajo y hay que cuidarlo. La asignatura de Anatomía aplicada a la danza persigue inculcar en los alumnos una concepción saludable del cuerpo, como base para la vida (alimentación, higiene, descanso, hábitos de consumo) y para la prevención de posibles lesiones.

El conocimiento de la anatomía siempre ha mantenido una estrecha relación con la técnica de la danza. Prueba de ello son los estudios recientes sobre los mecanismos anatómicos y fisiológicos que rigen el movimiento por parte de las diferentes áreas de la Medicina y de la actividad física. Gracias a este interés creciente unido a una aplicación inteligente de los conocimientos adquiridos, se está progresando día a día en todas aquellas actividades humanas, artísticas y deportivas en las que el cuerpo humano es, a la vez, objeto e instrumento de trabajo.

Aunque el desarrollo de la anatomía ha tenido usualmente un enfoque médico en la mayor parte de los estudios y tratados, en el caso de su aplicación a la enseñanza de la danza debe prevalecer el sentido de lo práctico y dejar de ser algo meramente descriptivo, que garantice el conocimiento de todo lo relativo al aparato locomotor, a la acción de los músculos y de las articulaciones o al funcionamiento fisiológico de la musculatura y de los tendones, con el objeto de descifrar todo momento las señales que éstos envían: dolor, fatiga, tensión, etc.

Por tanto, el estudio de la Anatomía aplicada a la danza no debe enfocarse desde un punto de vista estático, sino que debe tener como objetivos fundamentales el conocimiento y la comprensión práctica, no sólo teórica, de los movimientos corporales, para ayudar al bailarín a ejecutarlos sin que condicionen los aspectos expresivos de la danza.

Estudiar Anatomía aplicada a la Danza es conocer un poco más de ti mismo y te da la oportunidad de liberarte y disfrutar con tu danza. Saber te hace más libre.

 

Historia de la Danza.

La asignatura de Historia de la Danza trata de posar la mirada sobre las distintas épocas que ha recorrido el hombre, desde la Prehistoria a la actualidad, a partir de la perspectiva de LA DANZA.

Su papel en la sociedad de cada momento, su consideración e importancia, la forma de manifestarse y su evolución a través de los tiempos, han dado a luz a las distintas formas de danza que hoy conocemos, que no son sino el resultado del uso del lenguaje corporal, distintas voces con las que se expresa el movimiento.

Con el nuevo diseño en los estudios de las Enseñanzas Profesionales, tenemos la oportunidad de acercarnos a la Historia en dos fases: una más general como hemos comentado antes, y otra más específica (por especialidad) donde podemos conocer el origen y desarrollo de las técnicas y estilos que trabajamos en el aula de Danza. La primera la estudiaremos en 5º curso y la segunda (Hª de la Danza Clásica, del Baile Flamenco o de la Danza Española) en 6ºcurso.

Es importante conocer esta información para tener más recursos como artista en general (futuro intérprete, coreógrafo o docente).

 

Interpretación.

Esta es una materia que no necesita de mucha presentación, porque para nosotros «interpretar» es ser creíbles bailando, hacerlo con fuerza expresiva. Convertir a nuestro cuerpo en la palabra que transmite.

 

 

Lenguaje musical

La Música es la única de las materias de nuestro departamento que se estudia desde el primer curso al ingresar en grado Elemental, hasta el 4º curso de las Enseñanzas Profesionales.

Fundamentalmente y en los primeros años se trata de familiarizar al alumnado con conceptos básicos de lenguaje musical y progresivamente introducir aspectos de identificación con el apartado práctico que realizan en danza.

La Música y la Danza van intrínsecamente unidas desde siempre, y todos debemos de hacer un esfuerzo por acercarnos y trabajar en esta dirección. Lo importante es mostrar la funcionalidad de la misma con respecto al movimiento corporal, y realizar ejercicios y recursos didácticos que potencien dicha aplicación.

Con un mejor y mayor conocimiento musical (a todos los niveles) se conseguirá una interpretación dancística de calidad en cuanto a aspectos como: el ritmo y el oído musical, la identificación de la estructura musical, las subidas y bajadas melódicas que determinarán el matiz coreográfico.

 

Optativas 1 y 2 : Danza Histórica. Orientación profesional.

 

 

Deja un comentario