El pasado mes de diciembre, en nuestra aldea del Garabato recolectamos de nuestro huerto unas deliciosas lechugas. Decidimos hacer una ensalada multicolor, así que los niños y maestros llevamos un ingrediente al cole. Entre todos, cortamos, pelamos, rallamos y lavamos estas delicias. El resultado fue maravilloso. Disfrutamos y comimos muy sano. Cada uno eligió cómo iba a ser su ensalada decidiendo qué ingredientes poner en su plato.