Muchos son los que no llegan a fin de mes. Y que, cuando llegan a principio de mes saben que tienen muchas deudas por venir, por las múltiples facturas, la hipoteca, el coche y todas las compras de la tarjeta de crédito.

Por eso, cuando llegamos a este punto es importante replantear y contratar un servicio de reunificación de deudas. Por ello, muchos clientes acuden a unas agencias de reunificación de deudas. Por esta razón, hoy queremos informarte las ventajas que tiene y quién puede solicitar este tipo de servicio.

Ventajas de reunificar deudas

Tal y como lo has podido ver, existen múltiples ventajas para unificar todas las deudas en una sola cuota mensual. Todo eso, te aportará un gran respiro a final de mes. Además, el hecho de agrupar todos tus pagos, hará que tengas que pagar menos que hacer las cuotas por separado. De esta manera, podrás llegar a fin de mes sin agobios.

reunificar deudas

Por este motivo, puedes contar con unos expertos, de Pradillo Consultores, te pedirán la documentación necesaria para realizar la reunificación de deudas simulador. Y podrás saber cuáles son las mejores condiciones para ti. Otra de las ventajas que tiene es que, podrás conocer mejor tu situación financiera cuando se trata de un solo pago. Una de las mejores maneras de poder ahorrar dinero cuando los intereses son bajos.

A corto plazo, el hecho de reunificar deudas puede ser un gran alivio. Sin embargo, cuando esto tiene que perdurar en el tiempo, puede que los intereses suban y acabes pagando más. Por eso, tienes que calcular si vale la pena o no hacer una reunificación de deudas.

¿Cómo agrupar las deudas de una empresa?

Muchas son las empresas que no llegan a fin de mes, con las deudas contraídas. Sin embargo, esto no significa que una empresa funcione mal, sino que, las deudas que fueron para empezar el proyecto o que han servido para mejorar las instalaciones, son elevadas.

El sistema de reunificación para una empresa es similar a una reunificación de particular. La empresa mediadora se encargará de estudiar tu caso, analizando las deudas, los intereses y los plazos de amortización. Una vez todo esté en marcha, se cancelan todas las hipotecas y préstamos y se reúnen en una sola hipoteca, con las nuevas condiciones.

Puedes hipotecar unas serie de préstamos:

  • Préstamos hipotecarios
  • Préstamos bancarios
  • Préstamos personales
  • Préstamos de créditos
  • Préstamos para la compra de un vehículo
  • Tarjetas de crédito.

Tienes que saber que al crear esta nueva hipoteca, se generan unos nuevos gastos: comisión por apertura, tasación de vivienda o inmueble hipotecado, impuesto de actos jurídicos y los honorarios. Aunque, suelen tener unos precios más cerrados, por lo que son más ventajosas.

Condiciones para reunificar deudas

Tienes que tener en cuenta que tendrás que unificar todas tus deudas y no las que quieras. Otro de los requisitos que tienes que tener en cuenta es que, el total de la nueva hipoteca no supere el 80% del bien hipotecario. La persona que pedirá este tipo de hipoteca, no tendrá que estar en una lista de morosidad y presentar un avalista.

Una de las condiciones que tienes que tener en cuenta a la hora de saber si vale la pena o no reunificar tus deudas es el origen. Si todas tus deudas son de un banco, lo mejor que puedes hacer es solicitar este tipo de servicio al banco. En caso contrario, si los préstamos son de diversas fuentes, en este caso, sí que es recomendable pedir ayuda a una empresa mediadora.

Ahora que lo sabes todo sobre las reunificaciones de deudas, puedes librarte de todos estos préstamos, confiar en una empresa mediadora y estar tranquilo.