Vértigo, incertidumbre y una empresa estupenda

Hola, espero que todo vaya genial. Soy José Manuel Ruiz Espadas, estudiante del grado superior de dirección de cocina. En esta entrada reflexionaré sobre mis motivaciones, experiencias y expectativas cumplidas de acuerdo al proyecto Erasmus+ en mis primeras semanas.

Las motivaciones

Mi motivación principal para involucrarme en este proyecto es la experiencia única que voy a vivir. Esta experiencia me aportará conocimiento de cómo es mi futuro trabajo en el extranjero, conocer otras culturas, crecer como persona y la posibilidad de cumplir mis planes de futuro. Estos planes son trabajar en el mundo de la hostelería en el extranjero, a ser posible saltando de país en país cada cierto tiempo.
Por ahora mis expectativas en ese aspecto han sido cumplidas.

Las dificultades

Pero claro, en este proyecto no todo es tan fácil como se plantea. Antes de volar, ya me encontraba con mi primera dificultad, nada más y nada menos que buscar todo por mi cuenta, desde una simple PCR a un lugar en el que pasar la noche en un país extraño y a 4 horas de vuelo de España. Este primer problema la verdad es que me causó bastante estrés y días antes de volar me entraba bastante vértigo al pensar en la posibilidad de que dentro de todo lo planeado y organizado, algo saliera mal y todo fuera cojeando a partir de ahí.

Por suerte todo salió bien. Ahora me encuentro con mi segundo problema, la gran dificultad para encontrar alojamiento para un extranjero, sin trabajo y con la mayoría de portales en inglés siendo un sacadinero o un timo. Me tuve que mover por páginas en sueco y contactar con más de 50 personas, de las cuales me respondieron 2. Todo esto con la presión de que cada día que pasaba me restaba 50 euros de mi beca por estar de hoteles. La casa en la que estoy ahora mismo está sin amueblar prácticamente, comparto piso con una mujer rusa que no habla inglés en absoluto por lo que la comunicación y el llegar a un acuerdo para poder vivir en una habitación fue no fue fácil. Fue lo único que encontré después de varias semanas buscando antes de volar y una vez llegué.

Por suerte, me estoy aprendiendo sueco y poco a poco me voy entendiendo más. La verdad es que mi primera semana en este piso fue muy desmotivadora y repleta de incertidumbre. Parte de esa incertidumbre se mantiene a día de hoy.

En cuanto a los contactos en Suecia, Therese no ha resuelto prácticamente nada, tuve que ir solo a la empresa el primer día, me dio información escasa y errónea y en cuanto a mi número de coordinación que se supone que iba a obtener, aún no lo tengo. Supongo que todo esto se debe a una suma de malas casualidades y para nada pienso que Therese no haga bien su trabajo. Linda, parte del equipo de Östgöta Kök ha sido la que más me ha ayudado en este aspecto.

El equipo al frente del proyecto me ha ayudado, pero pensaba que iba a recibir más facilidades a la hora de planear todo. Si se ve desde una perspectiva externa, me han incorporado en la empresa, un post en internet de sitios donde hospedarse (para universitarios por lo que no me facilitó nada al ser estudiante de grado superior) y responder a mis preguntas sobre cosas relacionadas al proyecto.

Esta es la parte del ejercicio más fea, en absoluto estoy descontento con el equipo del proyecto, siempre han respondido rápidamente a todas mis dudas y me han ayudado, solo quería destacar ese impacto de lo que esperaba y la realidad, algo subjetivo.

La empresa

Sin duda de lo que más agradecido estoy de haber pasado por todo lo anterior, gracias a los contactos de Salvador, Jesús y el equipo del proyecto he conseguido la oportunidad de trabajar en un lugar de ensueño en el que estoy aprendiendo a un ritmo enorme y en el que ni de lejos hubiera aprendido si hubiera realizado las prácticas en España, esto lo digo por las reacciones que mis compañeros están teniendo en España.
No hay barrera a la hora de comunicarse ya que prácticamente todo el equipo con el que trabajo habla inglés y mis previos esfuerzos con el idioma se ven recompensados ahora.
Todo el equipo me ha tratado con una sonrisa y con paciencia desde el primer día, me siento cómodo y aceptado. Cuentan mucho conmigo y el ambiente es amistoso y productivo.
Las instalaciones son increíbles y el volumen de producción es enorme aún en tiempos de pandemia, esto último tiene mucho que ver con mi rápido aprendizaje.
Muchas gracias de nuevo por haber encontrado un lugar tan bueno.

Una imagen dice más que mil palabras, y una visión en 360 dice más aún.
Haz clic en la imagen para ver la sala del sitio en el que me ha tocado realizar las prácticas, Östgöta Kök.Y este otro sitio con un modelo de restauración diferente a 50km de Norrköping.

Conclusión

Por lo general todo ha ido genial, y dentro de eso lo único que ha chirriado ha sido lo que he anotado. Me encanta el ambiente y las personas de Suecia y es sin duda un lugar en el que me gustaría labrarme mi futuro, aunque sea por una temporada. Sin duda no me arrepiento en absoluto de haber dado el paso de participar en este proyecto, por como van las cosas pienso que esto se sostendrá hasta el final de mis prácticas.
Muchas gracias por la oportunidad.

Comparte

1 respuesta

  1. Jesús dice:

    Gracias José Manuel, tomamos notas de las propuestas de mejora que haces. Estábamos pensando descartar ese destino por la extrema dificultad que tiene la búsqueda de alojamiento, pero viendo la excelente valoración que haces de la empresa quizá deberíamos intentar buscar alguna opción de alojamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: