No quiero que esto acabe

 Como ya sabéis, me hallo realizando las prácticas de A.V.G.E en Cork, Irlanda. Es cierto que la movilidad Erasmus puede variar significativamente de una persona a otra. Algunos pueden enfrentar más dificultades y desafíos, mientras que otros pueden disfrutar de una experiencia más positiva desde el principio; en mi caso he de reconocer que después de haber tenido un comienzo un poco duro, ahora no quiero que acabe esta experiencia. 

Me he adaptado sorprendentemente rápido, he aprendido mucho en la empresa y he podido conocer gente y lugares maravillosos. Nada más que decir aparte de estar muy agradecida y contenta con mi elección. 

Por último, me gustaría destacar y recordar que los desafíos pueden superarse con una actitud positiva y perseverancia además del apoyo de la comunidad local (no tener miedo a preguntar acerca de lo que necesitas, la gente aquí es muy amable) y compañeros de trabajo obviamente. 

Para mi la experiencia de Erasmus brinda la oportunidad de crecer, aprender y desarrollarse personal y académicamente, independientemente de los obstáculos iniciales que se puedan enfrentar. Espero que os animéis a elegir la aventura y conocer más acerca de Cork y rincones de Irlanda. ¡Saludos!

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *