Caso práctico, justicia.

Ignacio Escañuela Romana

 

¿Límites a la autonomía personal por el concepto de dignidad (somos un fin en sí mismo, no un instrumento o medio para algo)?.

Michael J. Sandel, en su libro Justicia (DEBOLSILLO Ensayo), nos propone una serie de problemas prácticos y teóricos en torno a la idea de justicia:

«A Kant le parecía que la prostitución era rechazable por las mismas razones: «Permitir que una persona saque un beneficio económico de que la use otro para satisfacer el deseo sexual, hacer d sí misma un objeto de demanda, es (…) hacer d sí misma una cosa con la que otro satisface su apetito, tal y como calma su hambre con un filete». Los seres humanos no tienen derecho a ofrecerse a sí mismos, por un beneficio económico, como cosas para que otros los usen a fin de satisfacer sus pretensiones….» p.151.  Con la misma fundamentación, Kant se opone a que una persona tenga «derecho a vender una pierna, ni siquiera un diente» p. 150. 

La cuestión es la siguiente: ¿Qué límites éticos tiene la capacidad de decidir sobre nosotros mismos porque infringe nuestra propia dignidad?.

La cuestión puede plantearse para otro tema: ¿Podemos libremente pactar la llamada maternidad subrogada o «vientres de alquiler»?. ¿Puede una persona «alquilarse» para tener un hijo por otras y pactar un precio?.

 

Publicado por

Ignacio Escañuela Romana

Interesado por la filosofía y la economía, que tiendo a mezclar a menudo. Es decir, seguir el lema kantiano: "Sapere Aude".

6 thoughts on “Caso práctico, justicia.”

  1. Problemas en torno a la idea de justicia. (Ana Iglesias Villarán-2ºH1)
    Kant da unos motivos que defiende limitar la automía de una persona,basándose en que una persona,por su propia dignidad no debe satisfacer a otra con su propio cuerpo por un beneficio económico .
    Pero… ¿Lleva razón? ¿Estoy de acuerdo?
    Sin darnos cuenta ,vivimos condicionados ,toda elección que tomemos,traerá consecuencias en nuestra vida y tal vez,en la de los demás,incluso hasta la propia libertad es una elección.
    Por lo tanto,somos nosotros mismos quienes constantemente nos enfrentamos a elecciones ,siendo conscientes de que traerá consecuencias.
    Como ya dije ántes,la libertad es una elección,aunque debiese ser un deber universal,y cumplirse como tal.Es decir,una persona no puede elegir ser persona ,al igual que no debería elegir ser libre,pero ¿sería eso libertad? Sí,dentro de la libertad todo ser puede hacer con sí mismo ,sin implicar a otros que no estén de acuerdo,a hacer lo que quisiese .Se puede estar de acuerdo o no con la decisión de una persona pero si no te implica,esa persona estará haciendo bien.
    Por ello,dentro de que cada persona sea libre de eligir qué es lo que quiere hacer con su propio cuerpo,podría alquilar su vientre,vender su pierna o incluso su diente si quisiese,siempre y cuando el beneficio , acuerdo y conocimiento sobre el tema sea mutuo.
    El concepto de dignidad para mí,es algo que implica a la libertad,es decir;yo como tengo dignidad ,no dejaría que nadie decidiese por mí sobre mi propio cuerpo,ni me limitase la automía que tengo sobre él.
    Ana Iglesias Villarán.
    2º H1

  2. Yo soy partidario de la posición de Rawls en este aspecto:Para mi todo depende de un acuerdo , si ambas partes tienen la madurez suficiente como para firmar el trato no hay ningún problema. Y nadie , ni siquiera el estado debería imponerse a un pacto entre dos personas “libres” según las constituciones vigentes en paises (como por ejemplo España, donde es ilegal)que defienden que las personas son libres de hacer lo que quieran y de lanzar cualquier empresa o proyecto, pero excluyen el “vientre de alquiler”. Kant no apoya este pensamiento porque cree que es indigno para la mujer someterse a ser un simple recipiente de incubación y arriesgar su salud por dinero , pero para rebatir este argumento tengo a favor los avances tecnológicos y médicos que disminuyen infinitamente los riesgos que constituye un embarazo. Además la mujer está en su derecho de hacer lo que quiera con su cuerpo.

  3. Como ha dicho mi compañera la libertad es una eleccion, de nada sirve que te digan que eres libre y puedes hacer todo lo que quieras si después sigues todo lo que dice alguien y no piensas por ti mismo. La libertad es algo que vamos ganando dia a dia con nuestros actos y decisiones y que podemos perder en cualquier momento en favor, a veces, de un bien económico.
    Cuando empiezas a trabajar pierdes la libertad (que no la dignidad, ya que deberia ser elección propia) ya que estas haciendo un servicio por alguien a cambio de dinero.
    Kant, hace una distincion entre vender un diente y trabajar de camarero, por ejemplo. Para mi esa distincion no existe, en ambas estas cambiando algo que es tuyo a cambio de un beneficio económico.
    Cada persona es libre de decidir hasta donde quiere venderse y que precio tiene su dignidad. Por desgracia en este mundo todo y todos tenemos un precio, pero tenemos el poder de decidir si queremos vendernos o seguir siendo libres.
    José Antonio Raposo Clavijo 2º A

  4. El vientre de alquiler y las diferentes ideas de justicia.

    Hoy en día hay muchas personas que por diferentes motivos no pueden tener hijos y requieren a diversas alternativas para satisfacer su deseo de ser padres. Recurren a la llamada “Fecundación in vitro” o a la inseminación artificial. Pero…¿y si esos metodos no funcionaran, podrían recurrir a otros metodos? La respuesta es sí, hay una gran cantidad de personas que recurren a los llamados “Vientres de alquiler”, algunos os preguntaréis qué es eso, pues dicho de alguna manera para que podamos entenderlo todos, un pacto entre los individuos que quieren ser padre y una mujer que gesta al futuro bebé por una cantidad pactada de dinero, a veces con contrato y otras pagando “en negro”.

    Hay varios países ,entre los que se encuentra España, en los que no está permitido que se lleve acabo ese acuerdo y otros en los que sí. Por lo que hay una polémica entre la multitud.

    Este tema podemos mirarlo desde el punto de vista de la justicia por el acuerdo entre personas. ¿Qué quiere decir esto? Pues que a la hora de hacer acusaciones contra las personas que acuden a otras para “alquilar su vientre” y las que lo aceptan, podrían defenderse, ya que como se diría “si uno no quiere, dos no pelean”. Si no se llegara a un acuerdo no habrían vientres de alquiler y por lo tanto su demanda bajaría.

    Otro punto de vista por el que podemos mirarlo es por la “justicia digna”. Muchas personas dirían que los padres de ese futuro bebé se estarían aprovechando de la mujer al tener que llevar ella el embarazo y todo lo que ello conlleva, pero se puede mirar por otro lado, ambos salen beneficiados ya que a ella le dan el dinero para todos los gastos que pudiera tener durante dicho embarazo y cualquier riesgo, y ellos tendrían su bebé al final del mismo.

    Y por último y no menos importante, la virtud. Objetivamente hablando, y suponiendo que tanto la que gesta como los que hacen el pacto son personas no conflictivas y sin antecedentes penales, en el hipotético caso de que alguno de los miembros de la pareja fuera estéril, se merecen tener al bebé ya que por dicha condición no podría gestarlo.

    Para concluir, pienso que aunque alguien que utilice todos los tipos de justicia para justificarse es poco creíble, muchas veces dependiendo el tema que se esté discutiendo en cualquier momento, hay que intentar utilizar el más adecuado para no quedar quedar como alguien dubitativo y que no sabe de lo que habla delante de una cierta cantidad de personas. Pero eso tiene su parte negativa, las personas con las que trates de debatir tarde o temprano se darán cuenta de que lo haces por quedar bien y de que no tienes credibilidad alguna y por lo tanto acabarás por perder lo que tanto trataste de demostrar, la credibilidad.

  5. El vientre de alquiler y los diferentes tipos de justicia
    Hoy en día vivimos en un mundo en el que todas las familias no tenemos esa suerte de poder tener un niño, entonces la única alternativa que tienen para poder satisfacer su deseo de ser padres es recurriendo a la inseminación artificial pero muchas veces no funcionan y muchas familias lo que hacen es recurrir al vientre de alquiler. El vientre de alquiler es un método por el cual muchos padres no pueden tener sus hijos entonces recurren al vientre de alquiler para satisfacer sus deseos de ser padres, es un pacto entre los individuos que quieren ser padre y una mujer que gesta al futuro bebé por una cantidad pactada de dinero, pero la mayoría lo paga por contrato.
    Esto en la mayoría de los países no se permite por ejemplo como en el caso de España, pero hay otros países en los que sí se puede llevar a cabo esto y hay matrimonios que tienen dinero y van a otros países donde si pueden buscar un vientre de alquiler porque en España no está permitido.
    Este tema podemos mirarlos desde tres puntos de vista: depende del acuerdo entre personas, dignidad y de la virtud para dar a cada uno lo que se merece.
    Desde el punto de vista de la justicia por el acuerdo entre personas, es decir muchas personas hacen acusaciones a las personas que quieren alquilar su vientre y las personas que lo aceptan podrían defenderse. Si una familia quiere tener un niño y no pueden tienen que recurrir a eso.
    Otro punto de vista seria por la dignidad ambas partes tanto la madre de alquiler como los padres tienen que estar pendiente del embarazo y que todo marche con él bebe durante los nueve meses de embarazo.
    Y por último desde el punto de vista de la virtud no es correcto el vientre de alquiler porque si los padres no tienen un hijo es porque su destino es así y no pueden tener sus propios hijos.
    Desde mi punto de vista pienso que las personas somos libres de hacer lo que queramos con nuestro y que nadie tiene que decir por nosotros lo que tenemos que hacer.

  6. Kant dice que la prostitución o el vientre de alquiler es perder la dignidad o la libertad de la persona. Pero ¿Qué es la libertad? Yo creo que cada persona piensa de forma diferente ante esta pregunta. Si una persona se prostituye por decisión propia y no la obligan a hacerlo es su cuerpo, su vida y su decisión y puede hacer lo que quiera siempre y cuando no perjudique a nadie ni le haga daño. En la vida todo es un negocio disfrazado de muchas maneras distintas. Todos buscan su beneficio propio y mientra no engañen a nadie y las dos partes negociantes esten de acuerdo,en lo que uno da y otro recibe. No veo que se pierda ni la libertad ni la dignidad. No tener libertad sería si cualquiera quisiera dar un hijo a alguien que no pudiera tenerlo por medios propios y la ley lo prohibiera.¿Es que ya no se puede hacer lo que uno quiere con su propio cuerpo y sin perdudicar a nadie? Para mí eso es LIBERTAD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *