Kant. Examen de Acceso. Pregunta 2 resuelta.

Ignacio Escañuela Romana. 24/03/2020.

Pregunta 2 examen de Acceso a la Universidad solucionado.

Texto:

“He colocado el epicentro de la Ilustración, o sea, el abandono por parte del hombre de aquella minoría de edad respecto de la cual es culpable él mismo, en cuestiones religiosas, porque nuestros mandatarios no suelen tener interés alguno en oficiar como tutores de sus súbditos en lo que ataña a las artes y a las ciencias; y porque además aquella minoría de edad es asimismo la más nociva e infame de todas ellas. Pero el modo de pensar de un jefe de Estado que favorece esta primera Ilustración va todavía más lejos y se da cuenta de que, incluso con respecto a su legislación, tampoco entraña peligro alguno el consentir a sus súbditos que hagan un uso público de su propia razón y expongan públicamente al mundo sus pensamientos sobre una mejor concepción de dicha legislación, aun cuando critiquen con toda franqueza la que ya ha sido promulgada; esto es algo de lo cual poseemos un magnífico ejemplo, por cuanto ningún monarca ha precedido a ese al que nosotros honramos aquí“

Kant, I.: Contestación a la pregunta: ¿Qué es la Ilustración?

Pregunta 2: Identifique y explique las ideas contenidas en el texto.

Resuelvo la pregunta 2 en tres pasos: primero, localizo ideas y las ordeno; segundo, aclaro las ideas y lo que quiero decir; tercero, uno razonadamente para contestar. 

Primero. Localizo las ideas y afirmaciones presentes:

  • Ilustración
  • Minoría de edad
  • Culpabilidad por la minoría de edad
  • La Ilustración es abandonar la minoría de edad
  • Tres ámbitos de abandono de la minoría de edad están en el texto, en relación la Ilustración, pero también en general (Cambio un poco el orden de exposición)
  • Ciencia y arte: al Estado no le importa que las personas lo consigan
  • Religión: es el centro de la cuestión. Por exclusión: Kant afirma que el Estado favorece la minoría de edad en religión (ya que dice que al Estado no le importa que se abandone en ciencia y artes).
  • Legislación (política): permitir el uso libre de la razón y la libertad de expresión.
  • Ideas necesariamente a añadir, mencionadas en el texto y que precisan explicación: racionalidad, razón pública frente a razón privada.

Segundo. ¿Qué voy a decir de cada cuestión sin salirme de identificación y explicación?:

  • Ilustración: Es movimiento cultura e histórico del siglo XVIII, descrito en la pregunta anterior, y que Kant analiza como la emergencia del hombre de su propia inmadurez.
  • Minoría de edad o inmadurez: Es la situación en que se encuentra la persona cuando no utiliza su propia razón para alcanzar sus propias conclusiones y decidir por sí misma su vida. En Kant, la causa es la falta de valor, el miedo a la libertad, a la posibilidad de equivocarse.
  • Sapere aude: Atrévete a saber.
  • Autonomía frente a heteronomía. Kant defiende que debemos ser autónomos, crear nuestra propia norma, como seres racionales. Frente a la situación histórica y humana de heteronomía que describe: Que otros decidan por mí.
  • Kant defiende, por lo tanto, la razón, como la fuerza que nos hace libres. Uso público de la razón: El que hacemos como seres racionales, todos en la misma esfera, en igualdad. Uso privado de la razón: El empleado público o quien forma parte de una organización religiosa o privada no puede, en uso de sus funciones, más que cumplir con las obligaciones del cargo. Luego debe circunscribir sus opiniones a tales deberes mientras está en tal cargo. Es decir, una persona que trabaje para el Estado debe limitar su libertad de expresión a los límites del cargo, mientras trabaja en él, pero puede tener libertad completa como ciudadano, fuera del cargo.
  • En ciencia y en creación artística, la Ilustración, afirma Kant, habría avanzado. Porque al Estado no le preocupa dicha autonomía y la consecuente libertad de expresión.
  • En lo que claramente se centra el texto es en los problemas de la religión y la legislación. Este autor está defendiendo que la misma autonomía y libertades deben ser permitidas por el Estado en referencia a la religión y al sistema político y jurídico. Que es algo positivo socialmente y así debe entenderlo el poder político. Es particularmente claro en la necesidad de que el pensamiento libre supere los límites doctrinales de la religión como creencia.
  • Finalmente, este fragmento, al igual que el texto sobre la Ilustración al que pertenece, es una defensa de la libertad de pensamiento y de la libertad de expresión. Frente al miedo a la libertad de muchas personas, en general, y a las reticencias de los Estados de la época, o de cualquier momento. Identifica Ilustración como movimiento histórico, con esta defensa.

Tercero. Uno las ideas de forma razonada. Redacto.

Solución a la pregunta 2:

Kant plantea en este texto el problema histórico, y filosófico, de la Ilustración como movimiento cultural, con amplias consecuencias en el pensamiento y la política del siglo XVIII. He descrito en la pregunta anterior, de forma sucinta, al movimiento ilustrado, que Kant analiza como el proceso de la superación del hombre de su propia inmadurez.

Es preciso aclarar esta idea, contenida en el texto, de la minoría de edad o inmadurez: es la situación en que se encuentra la persona cuando no utiliza su propia razón para alcanzar sus propias conclusiones y decidir por sí misma su vida. En Kant, la causa es la falta de valor, el miedo a la libertad, a la posibilidad de equivocarse. No logramos nuestra autonomía porque es más cómodo que otros decidan por mí. De esta manera, este autor está planteado los conceptos de autonomía frente a heteronomía. Kant defiende que debemos ser autónomos, crear nuestra propia norma, como seres racionales. Frente a la situación histórica y humana de heteronomía que describe: Que otros decidan por mí. Es el famoso lema kantiano del “sapere aude”: atrévete a saber, que se manifiesta a lo largo de todo el texto de este examen como la propuesta de las libertades de pensamiento y expresión.

Kant defiende, por lo tanto, la razón, como la fuerza que nos hace libres. Asimismo, distingue entre lo que denomina usos privado y público de la racionalidad, distinción que nos aparece en este texto. El uso público de la razón es el que hacemos como seres racionales, todos en la misma esfera, en igualdad. Mientras que el uso privado es el que corresponde a quien sea empleado público o quien forme parte de una organización religiosa o privada, quien está obligado, por ello, a cumplir con las obligaciones del cargo. Luego debe circunscribir sus opiniones a tales deberes mientras está en funciones. Es decir, una persona que trabaje para el Estado debe limitar su libertad de expresión a los límites del cargo, mientras trabaja, pero debe tener libertad como ciudadano, fuera del cargo.

Finalmente, Kant discute en el texto los ámbitos de la libertad de expresión. En ciencia y en creación artística, la Ilustración, afirma Kant, habría avanzado. Porque al Estado no le preocupa dicha autonomía y la consecuente libertad de expresión. Pero en lo que claramente se centra el texto es en los problemas de la religión y la legislación. Este autor está defendiendo que la misma autonomía y esas libertades deben ser permitidas por el Estado en relación con la religión y el sistema político y jurídico. Es algo positivo socialmente y así debe entenderlo el poder político. Es claro en la necesidad racional de que el pensamiento supere los límites doctrinales de la religión como creencia. Es decir, defiende una religión racional: basada en la razón práctica, en la ética (imperativo categórico: conductas obligadas desinteresadas). Las religiones históricas serían un hecho contingente, basado en la creencia o fe.

Finalmente, para concluir, este fragmento de Kant, al igual que el texto sobre la Ilustración al que pertenece, es una defensa de las libertades de pensamiento y de expresión. Frente al miedo a la libertad de muchas personas, en general, y frente a las reticencias de los Estados de la época, o de cualquier momento. Identifica Ilustración como el progreso individual y social basado en la racionalidad y la libertad.

Publicado por

Ignacio Escañuela Romana

Interesado por la filosofía y la economía, que tiendo a mezclar a menudo. Es decir, seguir el lema kantiano: "Sapere Aude".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *