Examen de Kant, Acceso. Solución.

Ignacio Escañuela Romana.

“Pereza y cobardía son las causas merced a las cuales tantos hombres continúan siendo con gusto menores de edad durante toda su vida, pese a que la Naturaleza los haya liberado hace ya tiempo de una conducción ajena (haciéndolos físicamente adultos); y por eso les ha resultado tan fácil a otros erigirse en tutores suyos. Es tan cómodo ser menor de edad. Basta con tener un libro que supla mi entendimiento, alguien que vele por mi alma y haga las veces de mi conciencia moral, a un médico que me prescriba la dieta, etc., para que yo no tenga que tomarme tales molestias. No me hace falta pensar, siempre que pueda pagar; otros asumirán por mí tan engorrosa tarea.”
Kant, I.: Contestación a la pregunta: ¿Qué es la Ilustración?
1. Describa el contexto filosófico-cultural que influye en el autor del texto.
2. Identifique y explique las ideas contenidas en el texto.
3. Justifique las ideas del texto en relación con la filosofía del autor.
4. Relacione el tema o el autor del texto con una posición filosófica de un período histórico diferente al del autor del texto elegido.

1. Contexto.

Resumen para extraer contextos histórico, filosófico y cultural de:

IMMANUEL KANT -1

  1. Identifique y explique.

Resuelvo la pregunta 2 en tres pasos: primero, localizo ideas y las ordeno; segundo, aclaro las ideas y lo que quiero decir; tercero, uno razonadamente para contestar.

Primero. Localizo las ideas y afirmaciones presentes:

Ideas claras en el texto:

Minoría de edad / Culpabilidad por la minoría de edad

Ideas que laten por detrás:

Racionalidad / Ilustración / Ilustración histórica frente a conceptual / La Ilustración es abandonar la minoría de edad / Razón pública y privada y libertad de expresión / Ciencia y arte: al Estado no le importa que las personas lo consigan / Religión: es el centro de la cuestión. (Kant afirma que el Estado favorece la minoría de edad en religión, pues dice que al Estado no le importa que se abandone en ciencia y artes) / Legislación (política): permitir el uso libre de la razón y la libertad de expresión.

 

Segundo. ¿Qué voy a decir de cada cuestión sin salirme de identificación y explicación?:

Racionalidad crítica:  Kant conceptúa a la racionalidad como un proyecto crítico que cuestiona las respuestas individuales y sociales sin fundamentos, dogmáticas. La crítica consiste en buscar las bases por las que afirmamos, debemos hacer y tenemos esperanzas o expectativas.

Ilustración: Es movimiento cultural e histórico del siglo XVIII, descrito en la pregunta anterior. Frente a este hecho histórico, Kant analiza la idea como la emergencia del hombre de su propia inmadurez: acceder al atrévete a conocer.

Kant defiende, por lo tanto, la razón, como la fuerza que nos hace libres. Uso público de la razón: El que hacemos como seres racionales, todos en la misma esfera, en igualdad. Uso privado de la razón: El empleado público o quien forma parte de una organización religiosa o privada no puede, en uso de sus funciones, más que cumplir con las obligaciones del cargo. Luego debe circunscribir sus opiniones a tales deberes mientras está en tal cargo. Es decir, una persona que trabaje para el Estado debe limitar su libertad de expresión a los límites del cargo, mientras trabaja en él, pero puede tener libertad completa como ciudadano, fuera del cargo.

Minoría de edad o inmadurez: Es la situación en que se encuentra la persona cuando no utiliza su propia razón para alcanzar sus propias conclusiones y decidir por sí misma su vida. En Kant, la causa es la falta de valor, el miedo a la libertad, a la posibilidad de equivocarse.

Autonomía frente a heteronomía. Kant defiende que debemos ser autónomos, crear nuestra propia norma, como seres racionales. Frente a la situación histórica y humana de heteronomía que describe: Que otros decidan por mí.

(En ciencia y en creación artística, la Ilustración, afirma Kant, habría avanzado. Porque al Estado no le preocupa dicha autonomía y la consecuente libertad de expresión. Kant defiende que la misma autonomía y libertades deben ser permitidas por el Estado en referencia a la religión y al sistema político y jurídico. Que es algo positivo socialmente y así debe entenderlo el poder político. Es particularmente claro en la necesidad de que el pensamiento libre supere los límites doctrinales de la religión como creencia.

Finalmente, este fragmento, al igual que el texto sobre la Ilustración al que pertenece, es una defensa de la libertad de pensamiento y de la libertad de expresión. Frente al miedo a la libertad de muchas personas, en general, y a las reticencias de los Estados de la época, o de cualquier momento. Identifica Ilustración como movimiento histórico, con esta defensa).

Tercero. Uno las ideas de forma razonada. Redacto.

Solución a la pregunta 2 (similar a otras prácticas en este mismo blog, pero varían algunos elementos):

Kant plantea en este texto el problema histórico, y filosófico, de la Ilustración como movimiento cultural, con amplias consecuencias en el pensamiento y la política del siglo XVIII. He descrito en la pregunta anterior, de forma sucinta, al movimiento ilustrado, que Kant analiza como el proceso de la superación del hombre de su propia inmadurez.

Es preciso aclarar esta idea, contenida en el texto, de la minoría de edad o inmadurez: es la situación en que se encuentra la persona cuando no utiliza su propia razón para alcanzar sus propias conclusiones y decidir por sí misma su vida. En Kant, la causa es la falta de valor, el miedo a la libertad, a la posibilidad de equivocarse. No logramos nuestra autonomía porque es más cómodo que otros decidan por mí. De esta manera, este autor está planteado los conceptos de autonomía frente a heteronomía. Kant defiende que debemos ser autónomos, crear nuestra propia norma, como seres racionales. Frente a la situación histórica y humana de heteronomía que describe: Que otros decidan por mí. Es el famoso lema kantiano del “sapere aude”: atrévete a saber, que se manifiesta a lo largo de todo el texto de este examen como la propuesta de las libertades de pensamiento y expresión.

A pesar de esta atribución en el texto que sitúa la minoría como producto de la pereza o la cobardía es necesario reseñar que en otras partes de “¿Qué es la Ilustración?” Kant sí discute las situaciones históricas en las que el gobernante ha restringido las libertades de pensamiento y expresión, o, al menos, ha promovido esos límites, por preocupación ante las posibles consecuencias de tales libertades. De forma que lo habría permitido en ciencia, pero no en religión ni en política. Kant señala, por lo tanto, a motivos internos al sujeto racional, pero también de carácter social o político.

Kant defiende, por lo tanto, la razón, como la fuerza que nos hace libres. Ahora bien, la razón kantiana es crítica. Es decir, es un proyecto que cuestiona las respuestas individuales y sociales sin fundamentos, dogmáticas. La crítica consiste en buscar las bases por las que afirmamos, debemos hacer y tenemos esperanzas o expectativas. En esto se distingue la Ilustración histórica como movimiento del siglo XVIII, de la Ilustración kantiana. Ambas están conectadas, pero la Ilustración concebida por Kant está necesariamente conectada a su proyecto de racionalidad crítica, que establecería los límites del conocimiento humano (como todo aquello cuyo objeto sea una experiencia posible).

Finalmente, para concluir, este fragmento de Kant, al igual que el texto sobre la Ilustración al que pertenece, es una defensa de las libertades de pensamiento y de expresión. Frente al miedo a la libertad de muchas personas, en general, y frente a las reticencias de los Estados de la época, o de cualquier momento. Identifica Ilustración como el progreso individual y social basado en la racionalidad y la libertad.

  1. justifique las ideas del texto – Filosofía del autor.

Lo explico paso a paso y doy la respuesta a la pregunta al final. Es un esquema sobre cómo debo trabajar en el examen para llegar a responder a lo planteado.

Partimos de las ideas principales localizadas en la pregunta 2 y desde esa base montamos las ideas que sabemos están pendientes y se relacionan con lo anterior:

*Razones pública y privada y libertad de expresión.

*Tres ámbitos de abandono de la minoría de edad, en relación la Ilustración, pero también en general.  

*Ciencia y arte: al Estado no le importa que las personas lo consigan

*Religión: es el centro de la cuestión. Por exclusión: Kant afirma que el Estado favorece la minoría de edad en religión (ya que dice que al Estado no le importa que se abandone en ciencia y artes).

*Legislación (política): permitir el uso libre de la razón y la libertad de expresión.

*Ideas necesariamente a añadir, mencionadas en el texto y que precisan explicación: Ilustración y relación con la ética y la idea universal de Iluminismo.

*Usos público y privado. Lleva a hacer algunas consideraciones sobre los derechos en Kant.

*Avance de la ciencia en la Ilustración. Lleva a extender la respuesta hacia la epistemología.

*Religión. Sugiere ampliar el tema hacia el postulado de Dios en la ética.

Ordenar.

Debo tener claro el orden de exposición para evitar que sean ideas yuxtapuestas y parezca un telegrama. Decido, en este caso, pasar de ideas más concretas y relacionadas con el texto a ideas más generales y bases universales.

Extender.

Ideas concretas por debajo del texto y en relación directa con él.

Kant está defendiendo dos tesis, una general y otra histórica. Una relacionada con la racionalidad y sus consecuencias en cualquier tiempo y otra con la segunda mitad del siglo XVIII. Por un lado, que el hombre, como sujeto racional, abandone la subordinación a otras instancias de autoridad y que ejerza la libertad también en el ámbito público, en la libre expresión que deben ser admitida por el Estado en relación con la religión y el sistema político y jurídico. Por otra, en ciencia y en creación artística, la Ilustración, afirma Kant, habría avanzado porque al Estado no le preocupa ahí la libertad de expresión. Pero su aplicación general, propone, es algo positivo socialmente y así debe entenderlo el poder político de la época.

Esta libertad, propia del sujeto que alcanza la mayoría de edad, se entiende en Kant sobre la diferencia entre razón pública y privada y el impacto de esta distinción en el problema de la libertad de expresión. El uso público de la razón en Kant es el que hacemos como seres racionales, todos en la misma esfera, en igualdad. Mientras que el uso privado es el que corresponde a quien sea empleado público o quien forme parte de una organización religiosa o privada, quien está obligado, por ello, a cumplir con las obligaciones del cargo. Luego debe circunscribir sus opiniones a tales deberes mientras está en funciones. Es decir, una persona que trabaje para el Estado debe limitar su libertad de expresión a los límites del cargo, mientras trabaja, pero debe tener libertad como ciudadano, fuera del cargo.

Ilustración

Esta propuesta de la Ilustración como movimiento de liberación racional de toda y cada una de las personas, y el colectivo de ellas, que se apunta en este texto, ha de ser comprendido dentro de la influencia de Rousseau en Kant. Debido a este impacto intelectual, el autor de este texto reconoce como tema central la existencia de una subjetividad basada en la conciencia. Para alcanzarla, es necesario rechazar el miedo o la pereza frente a la libertad; admitir la autonomía racional y la defensa de una sociedad que admita y promueva las libertades de pensamiento y expresión. Todo lo cual se enmarca dentro del principio, que toma de Rousseau, de la independencia de la moralidad frente a las leyes que rigen el mundo objetivo. El sujeto racional es el ámbito de la libertad.

Racionalidad

No nos es posible comprender toda la discusión de la Ilustración, la autonomía y libertad y las libertades colectivas, en el autor que nos ocupa, sin referirlo a toda su filosofía crítica, centrada en comprender la posibilidad y los límites de la razón, en sus aspectos teórico y práctico. Es preciso recordar que este texto se enmarca dentro de las preguntas fundamentales esbozadas por Kant como objetivo de la filosofía. Dentro de su estudio de esa razón, centro del texto planteado en este examen y principio que nos configura como personas, primero establecer los principios y límites del conocimiento científico, necesario para responder a la pregunta “¿qué puedo conocer?”. Segundo, justificar los principios racionales de la acción y las condiciones de la libertad, para responder a “¿qué debo hacer?”. Tercero, plantear el destino último del hombre con la cuestión “¿qué me cabe esperar?”.

Ética y derechos.

Para comprender este texto, por fin, necesitamos algunas ideas básicas de la ética kantiana, como propuesta de libertad. Responder a la pregunta acerca de qué deba hacer depende, para Kant, de la libertad y la racionalidad. La razón que no puede estar afectada por otros (heteronomía), ni por preferencias o por intereses. La ética consiste, pues, en que yo mismo trazo mi obligación.

Por fin, afirma la existencia de derechos humanos fundamentales que nacen de esa dignidad intrínseca a los seres racionales. No son disponibles y no pueden cederse. Ni yo mismo podría quitar mis derechos. De ahí el rechazo al miedo a la libertad o a la imposición de otros que podemos ver claramente en el texto que nos ocupa. Es el imperativo categórico, que tiene tres formulaciones en Kant. Primero, haz de tu conducta un modelo de comportamiento universal. Segundo, trata a los demás como fines en sí mismo. Y a ti. Es decir, que un ser racional no sea nunca un instrumento para tu acción. Tercero, actúa con autonomía.

En definitiva, la ética y política kantianas son una defensa de la libertad, la racionalidad y la consciencia. En consecuencia, de la humanidad en su conjunto. Por lo tanto, este autor quiere dar fundamento a derechos y libertades inalienables.

 

Respuesta final a la pregunta.

(Uno las ideas de forma razonada. Limo algunas consideraciones. Añado alguna cuestión si es necesario).

Kant, en este fragmento y en el texto al que pertenece, está defendiendo dos tesis, una general y otra histórica. Una relacionada con la racionalidad y sus consecuencias en cualquier tiempo y otra con la segunda mitad del siglo XVIII. Por un lado, que el hombre, como sujeto racional, abandone la subordinación a otras instancias de autoridad y que ejerza la libertad también en el ámbito público, en la libre expresión que deben ser admitida por el Estado en relación con la religión y el sistema político y jurídico. Por otra, en ciencia y en creación artística, la Ilustración, afirma Kant, habría avanzado porque al Estado no le preocupa ahí la libertad de expresión. Pero su aplicación general, propone, es algo positivo socialmente y así debe entenderlo el poder político de la época.

Esta libertad, propia del sujeto que alcanza la mayoría de edad, se entiende en Kant sobre la diferencia entre razón pública y privada y el impacto de esta distinción en el problema de la libertad de expresión. El uso público de la razón en Kant es el que hacemos como seres racionales, todos en la misma esfera, en igualdad. Mientras que el uso privado es el que corresponde a quien sea empleado público o quien forme parte de una organización religiosa o privada, quien está obligado, por ello, a cumplir con las obligaciones del cargo. Luego debe circunscribir sus opiniones a tales deberes mientras está en funciones. Es decir, una persona que trabaje para el Estado, en su cargo, debe limitar su libertad de expresión por deberes del puesto; pero debe tener libertad plena como ciudadano. A esa libertad accederá, además, señala el texto, si supera su propia pereza y cobardía.

Esta propuesta de la Ilustración como movimiento de liberación racional de toda y cada una de las personas, y el colectivo de ellas, que se apunta en este texto, ha de ser comprendido dentro de la influencia de Rousseau en Kant. Debido a este impacto intelectual, el autor de este texto reconoce como tema central la existencia de una subjetividad basada en la conciencia. Para alcanzarla, es necesario rechazar el miedo o la pereza frente a la libertad; admitir la autonomía racional y la defensa de una sociedad que admita y promueva las libertades de pensamiento y expresión. Todo lo cual se enmarca dentro del principio, que toma de Rousseau, de la independencia de la moralidad frente a las leyes que rigen el mundo objetivo. El sujeto racional es el ámbito de la libertad.

No nos es posible comprender la anterior discusión de la mayoría de edad, al superar miedos y comodidades, la idea de la Ilustración, la autonomía y las libertades colectivas, en el autor que nos ocupa, sin referirlo a toda su filosofía crítica, centrada en comprender la posibilidad y los límites de la razón, en sus aspectos teórico y práctico. Es preciso recordar que este texto se enmarca dentro de las preguntas fundamentales esbozadas por Kant como objetivo de la filosofía. Dentro de su estudio de esa razón, centro del texto planteado en este examen y principio que nos configura como personas, primero establecer los principios y límites del conocimiento científico, necesario para responder a la pregunta “¿qué puedo conocer?”. Segundo, justificar los principios racionales de la acción y las condiciones de la libertad, para responder a “¿qué debo hacer?”. Tercero, plantear el destino último del hombre con la cuestión “¿qué me cabe esperar?”.

Para comprender este texto, por fin, necesitamos algunas ideas básicas de la ética kantiana, que es una propuesta de libertad, de esa libertad que nos da miedo, nos dice. Responder a la pregunta acerca de qué deba hacer depende, para Kant, de la libertad y la racionalidad. La razón que no puede estar afectada por otros (heteronomía), ni por preferencias o por intereses. La ética consiste, pues, en que yo mismo trazo mi obligación.

Por fin, afirma la existencia de derechos humanos fundamentales que nacen de esa dignidad intrínseca a los seres racionales. No son disponibles y no pueden cederse. Ni yo mismo podría quitar mis derechos. De ahí el rechazo al miedo a la libertad, en el texto, o a las situaciones de heteronomía. Es el imperativo categórico, que tiene tres formulaciones en Kant. Primero, haz de tu conducta un modelo de comportamiento universal. Segundo, trata a los demás como fines en sí mismo. Y a ti. Es decir, que un ser racional no sea nunca un instrumento para tu acción. Tercero, actúa con autonomía.

En definitiva, este texto se entiende dentro de la ética y política kantianas como defensa de la libertad, la racionalidad y la consciencia. En consecuencia, de la humanidad en su conjunto. Por lo tanto, este autor quiere dar fundamento a derechos y libertades inalienables.

 

  1. Relación del tema del texto o del autor del texto – una posición filosófica histórica.

Explicación razonada de (Sacamos sólo la comparación entre Kant y Rawls y quitamos, por lo tanto, todo lo que tenga que ver con Tomás de Aquino):

Comparación: Tomás de Aquino, Kant y Rawls. Propuesta para la Prueba Acceso Universidad.

O bien de:

Foucault, Kant y la Ilustración.

 

 

Publicado por

Ignacio Escañuela Romana

Interesado por la filosofía y la economía, que tiendo a mezclar a menudo. Es decir, seguir el lema kantiano: "Sapere Aude".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *