Mujeres con Historia: Michaela Deprince.

Michaela de Prince no es solo una bailarina. Es un ejemplo de superación. Huerfana nacida en Sierra Leona, frecuentemente desnutrida, maltratada, y ridiculizada como la “niña del diablo” debido a padecer vitiligo, una enfermedad de la piel que causa despigmentación, huyó a un campo de refugiados después de que su orfanato fue bombardeado.

Su vida cambió cuando fue adoptada por una familia norteamericana que supo apoyar sus sueños: dedicarse al ballet.

Francisca Escorza, profesora del IES Los Manantiales de Torremolinos, tutora de la Red Virtual de Igualdad, ha elaborado un vídeo donde describe las vicisitudes por las que tuvo que pasar Michaela Deprince hasta llegar a ser una de las principales figuras femeninas de la danza a nivel internacional.

 

También te podría gustar...