La limpiadora, la cajera, la mujer del capitán, la niña del puesto de chuches…

La limpiadora, la cajera, la mujer del capitán, la niña del puesto de chuches…

Uso de genéricos para evitar la identificación exclusiva femenina de ciertas actividades laborales y evitar los rangos sociales que rebajan el papel de las mujeres a secundario o “apéndice” respecto de un hombre.
En la mayoría de casos suponen un uso sexista y, muchas veces, un verdadero ataque a la personalidad y a la dignidad de las mujeres.
Comparte