Amores que matan no son amores

El lema que hemos elegido para nuestro mural de este año es: «Amores que matan no son amores». Un mural que se escribe poco a poco, a fuego lento. 

La impaciencia de la adolescencia hace al alumnado preguntarse por qué sigue habiendo mujeres asesinadas por violencia de género, por qué sigue habiendo celos, control, humillaciones, insultos, empujones en lo que debería ser una relación de amor.

Por qué, si nos sabemos la teoría que nos enseñáis, si somos capaces de desmontar mitos de un supuesto amor romántico que ni es amor ni romántico. Por qué, hoy mismo, 25 de noviembre, una chica de 26 años ha sido asesinada por violencia de género. Por qué.

El cambio está sucediendo, se cuece un mundo nuevo, vuestro mundo. Poco a poco, las mentalidades cambian poco a poco. Vuestras quejas y desolación por esta indignante situación son nuestro motor. Seguir luchando y gritando bien fuerte que los pasos de una nueva realidad los estáis empezando a andar ahora, hoy, con vuestros gestos, palabras y pensamientos. Ese mundo está llegando.