Durante esta semana, en el equinoccio de otoño, se puede ver la unión entre el Sol y la diosa de la fertilidad en esta ciudad íbera del siglo XII a. C.

Los rayos de sol cruzarán este amanecer la Puerta íbera de Puente Tablas

 

http://www.abc.es/viajar/20140922/abci-rito-equinoccio-jaen-201409221307.html

 

Durante el equinoccio, la luz solar pasa por el centro del corredor de la Puerta del Sol

La característica principal que dota de nombre a la Puerta del Sol es que durante estas fechas, cuando amanece, la luz solar pasa por el centro del corredor de la puerta iluminando por completo la imagen de la diosa, poco a poco, de la cabeza a los pies. Después, según el Sol va ascendiendo, la diosa va cayendo en la sombra, provocando un efecto de «aparición y desaparición». Así, los íberos representaban la unión mística y divina entre los dos dioses, masculino y femenino.

Un culto que, según explica Arturo Ruiz, director del equipo de investigación del IAI junto con Manuel Molinos, está asociado «a la riqueza, la fecundidad y el crecimiento de los frutos».

A pesar de que el otoño llega esta madrugada a las ciudades españolas, el IAI celebrará representaciones de este ritual cada amanecer hasta el 25 de septiembre, facilitando que todos aquellos que lo deseen puedan descubrir un poco más sobre la cultura de nuestros antepasados.

 

Updated: 30 octubre 2014 — 13:39

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *