IGLESIA MAYOR DE SAN PEDRO Y SAN PABLO

La primitiva Iglesia de Santa María de la antigua Villa de la Isla de León, formaba parte del antiguo Castillo de San Romualdo; pero con el tiempo la parroquia allí instaurada pasó a la nueva Iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo y de los Desagravios, construida  entre los años 1756 y 1764, según proyecto atribuido al arquitecto Alejandro Perdía, aunque su aspecto final asociado al neoclásico corresponde a la intervención que en ella tuvo el arquitecto portuense Torcuato Benjumeda.

Conocida popularmente como la Iglesia Mayor de la actual ciudad de San Fernando, es esta una Iglesia de tres naves con cúpula sobre pechinas en el crucero, que cuenta con una cripta bajo el presbiterio que se conoce como “la cueva”.

A los valores arquitectónicos y artísticos de esta iglesia hay que añadir su valor histórico, pues en este templo en el mes de septiembre de 1810 realizaron su juramento los diputados de las primeras Cortes Constituyentes de España, momento que recoge un óleo de Casado del Alisal que se conserva en el Congreso de los Diputados.

El exterior, labrado en parte con la característica  piedra ostinoera de la zona es sobrio, aunque no falto de elementos decorativos propios del neoclásico, especialmente representado en sus dos altas torres de base cuadrada en el primer cuerpo y octogonal en el segundo, revestidas de pilastras adosadas y situadas a los pies de la iglesia, elegantemente rematadas por chapiteles curvos cubiertos de azulejos azules con elegante lacería blanca.

Destaca en su interior por sus arcos fajones que sostienen una secuencia de sucesivas bóvedas vaídas, así como por un conjunto mobiliario donde cabe mencionar algunos valiosos retablos barrocos laterales procedentes de la propia Capilla del Castillo de San Romualdo.

Además, en el interior de esos retablos laterales se veneran en este iglesia muy buenas imágenes.

Entre ellas se mencionan las de Nuestra Señora del Rosario y la de San Miguel, destacando también por su devoción popular la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, obra de la primera mitad del siglo XVIII, que se muestra en su altar de mármol de estilo neoclásico.

Esta iglesia es sede canónica de varias de las más populares Hermandades de penitencia de la ciudad, por lo que se pueden ver aquí algunas de las interesantes imágenes procesionales de su importante Semana Santa.

Entre otras, residen en esta iglesia :

Declarado como Bien de Interés Cultural.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *