PLAN EDUCATIVO DE FORMACIÓN BÁSICA PARA PERSONAS ADULTAS

Enseñanzas regladas iniciales cuyo fin es la adquisición de las competencias básicas necesarias para el desarrollo personal y social.

Reguladas por la Orden de 10 de agosto de 2007.

Organización:

Nivel I y el nivel II, que permiten su realización en dos años.

Para cada nivel se cursan tres ámbitos, científico tecnológico, de comunicación y social.

Cada ámbito consta de tres módulos compuestos de contenidos integrados de carácter interdisciplinar.

Valoración inicial:

Las personas que deseen acceder a este plan por primera vez, pueden solicitar la valoración de conocimientos, experiencias y aprendizajes adquiridos.

Los centros efectuarán, durante el mes de septiembre una prueba de valoración inicial, que tendrá en cuenta la madurez personal y los conocimientos y aprendizajes no formales e informales adquiridos por la persona interesada, y que facilitará la orientación y adscripción de ésta al nivel más adecuado a su situación personal.

Orientación y tutoría:

En el POAT se incluirán al menos los siguientes aspectos referidos a la orientación y tutoría.
La orientación académica y profesional adecuada que permita al alumnado adulto la elaboración de un proyecto personal realista y ajustado a sus intereses, aptitudes y necesidades.
La ayuda individualizada en la adopción de hábitos y estrategias apropiadas para el estudio y la organización del trabajo, de acuerdo a las características singulares de su situación personal.
La orientación personal y de grupo adecuada que permita mejorar los procesos de integración escolar, de identidad personal, de relación social y de mantenimiento de la motivación y del esfuerzo, necesarios para culminar con éxito su proceso de aprendizaje.

Horario del alumnado:

Nivel I: máximo de 10 horas por grupo.
Nivel II: máximo de 15 horas por grupo.

Certificación:

Certificado de superación del plan educativo de formación básica para personas adultas con la superación de todos los ámbitos que componen el nivel II. También el  que no haya superado algún ámbito correspondiente al nivel II si, a juicio de la persona titular de la tutoría o, en su caso, el equipo educativo, el alumno o alumna ha conseguido con carácter general las competencias básicas y los objetivos establecidos para estas enseñanzas.

Dará acceso a las enseñanzas de educación secundaria obligatoria para personas adultas.

Información Web Consejería Desarrollo Educativo y Formación Profesional.