«Romanus dies» en Cartagena.

El día 27 de marzo, los chicos y chicas del bachillerato de Humanidades junto con algunos compañeros de 4º de la ESO y del bachillerato de ciencias sociales fuimos a Cartagena con nuestros profesores de Lengua y Latín y Griego, Conchi y Juan Pedro.

 

El bus salió de la puerta del instituto a las ocho y cuarto y en apenas dos horas llegamos a nuestro destino. El tiempo resultó ser perfecto pues nuestro principal objetivo era  ver una representación de teatro, muy divertida por cierto, al aire libre y no hacía mucho sol por lo que aquellos de piel clara, como yo, no sufrimos mucho.

 

Al llegar, tuvimos una media hora de tiempo libre en la que aprovechamos para pasear por el puerto deportivo y desayunar. Tras ello, visitamos el Museo Nacional de Arqueología Subacuática que se encuentra justo al lado del puerto en el paseo marítimo. En él pudimos ver restos navales antiquísimos: anclas, vasijas, instrumentos de medida, de orientación… Entre todos ellos destacaban los restos fenicios de los barcos de Mazarrón que, a pesar de ser réplicas pues las auténticas se conservan «in situ», son de los restos más antiguos de la Península. Personalmente, me sorprendió la forma del recinto, ovalada, parecía como una especie de barca introducida en la tierra pues el museo es subterráneo. Cuenta además con un techo de cristal que lo hace muy luminoso por lo que la experiencia en el interior de sus paredes fue muy apacible.

 

Tras nuestra pequeña investigación arqueológica emprendimos la marcha hacia el teatro que se encuentra junto al verdadero teatro romano en lo alto de una colina, que hay que admitir costó subir. Cuando entramos y nos sentamos, tras guardar una cola pues había muchos más alumnos de otros institutos asistiendo también, se nos presentó la obra “Anfitrión”, la comedia más célebre de Plauto, un dramaturgo latino con gran influencia, que iba a ser representada por un grupo de jóvenes estudiantes.

La obra, que algunos de nosotros ya habíamos tratado en clase, resultó muy graciosa ya que los actores la habían adaptado a un lenguaje más actual y con bromas más cercanas a nosotros. Iban todos adecuadamente vestidos y, pese a la sencillez del espectáculo, fueron aproximadamente dos horas muy entretenidas. Sin lugar a dudas la excursión a Cartagena fue una experiencia genial y que estaría genial poder seguir haciendo muchos años más.

María José Segovia López 1ºBachillerato B

Updated: 3 mayo, 2019 — 12:38 pm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *