Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

7772

II Encuentro andaluz de blogs educativos. Parte I

Tirada en la cama de 2x2=4 del hotel Abentofail de Guadix, mientras digiero las 14 maravillosos rollets que me zampé y que ha hecho con sus manitas @anna_sorolla, y escuchando a los heavys de la plaza cantarle a San Torcuato y su brazo incorrupto, medito sobre lo acontecido en el #EABE10, el II Encuentro andaluz de blogs educativos.
Y meditando me doy cuenta de que ya no tengo nada que contar. Bueno sí, que voy a aprender mucho  más de PLE (léase plé, o también Personal Learnig Enviroment), de GLE (léase glé o igual que antes pero en group), de portfolios, de portafolios y de cuadernos Rubio. Yo prefiero llamarlos ÉPL, en spanglish, o EPA en español de toda la vida. 
Ha sido estupendo abrazar a tanta gente buena, en el mejor sentido de la palabra. Gente que, en su mayoría, son hombres. Esto está manido ya, y el porqué esto es así lo sabe todo el mundo en su interior más hondo, por eso no lo voy a contar.
Han dicho de mil maneras, con palabras, sin ellas, con música, sin ella, sobre güindous, sin él (se colgaba, claro) que TICs e innovación no tienen que ser la misma cosa necesariamente. Como esto ya está manido, no lo voy a contar.
Que los agentes principales del cambio somos los y las teachers (se me ha pegado la forma de hablar del guruseo más selecto, qué emoción) y que la mayoría no sabe hacer la o con un canuto virtual. Pero por manido, voy a obviarlo.
Mi queridísimo @jlcastillo ha intentado, sin conseguirlo, que nos sentáramos incómodos. Que concluyéramos algo sobre evaluación. Y nada. ¿Sentarnos incómoda la docencia? ¿Escribir un listado concreto de propósitos de enmienda evaluadora que nos comprometemos a cumplir? Este muchacho es un soñador. Y nada, sólo consiguió que nos sentáramos atrás, pero bien repanchingados en los sillones (yo la primera) ¿Y conclusiones? Ni hablar. Si nunca se deja de aprender, ¿qué conclusión puedo sacar en un minuto? Esto tampoco es nuevo, por eso no os aburriré contándolo.
¿Y la pechá de escuchá que nos habemos dao? Los pecha kuchas han sido muy interesantes todos. Sólo tres mujeres, dos de ellas compartiendo pechakucha. Sí, ya sé que yo podía haber llevado uno y hubiéramos sido 4 y tampoco hubiera tenido que contarlo porque tampoco hubiera sido novedoso.
Como tampoco lo es que mientras escuchamos con una oreja tuiteamos con la otra y compartimos a medias por la sencilla razón de que nos enteramos a medias. Hoy me preguntaba a mí misma qué haríamos en clase si mientras contamos cosas interesantes nuestro alumnado se pone a tuitearlo con cariño pasando de nosotros. Y de ahí a pensar en lo difícil que es ser coherente, un suspiro. Me repito otra vez.
Y que este encuentro tiene la frescura de lo que no se cobra, de lo que no organiza quien tiene que ganar votos, del voluntariado TIC que nos asiste aún a estas alturas del partido, y que añade el gasto al 7% de descuento, total ya puestos podíamos crear una ONG para sacarle las castañas del fuego a quienes no hacen sus deberes. Esto, válgame el mundo, tampoco es nuevo.
Geniales los compañeros del CEP de Guadix. Amables y dispuestos a ayudar en todo, han regalado su tiempo, su espacio, sus maquinillos y su paciencia. Y nos han dado muy bien de comer. Esto sí es nuevo porque no conocía este CEP, pero es lo que me suelo encontrar en todos los CEPs a los que voy. Uno de los que recuerdo con más cariño es la sede del futuro EABE11, el CEP de Marbella-Coín (esto es jugar a hacer de pitonisa manipuladora, pero igual no me leen y no pasa nada)
Así que mientras medito sobre un segundo post (o entrada, que dice la gente de mi pueblo), le doy a publicar éste y me voy a ver Guadix la night, que debe estar tela de interesante a juzgar por los cohetes, los heavys y las campanas de la Catedral...
Y mi siguiente post hablará de Moi, un niño de 10 años que llega todos los lunes con dudas sencillas porque no me quiere molestar los fines de semana vía gmail. ¿La duda? Ah sí... ya la contaré, tiene que ver con el código html de un blog que se hizo él solito probando cosas que me vio hacer en clase cuando yo arreglaba algo del blog de aula. Se nos olvida darles el sitio más grande a los y las protagonistas de verdad: los niños y las niñas a los que ya no podemos controlar, ¿y ahora qué?