Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

centros del profesorado

Revisando enero: una vida en un mes


¡Qué intensidad ha tenido el mes de enero! He tenido que mirar el Google Calendar para recordar todo lo que hemos hecho en las tres semanas de trabajo que tiene este primer mes del año. Permitidme, ahora que comienza febrero, revisar el pasado mes y algunas de las cosas que en él han ocurrido.

Los grandes eventos

Este mes de enero he participado en dos "grandes eventos", en uno como oyente y en otro como agente ;-) El primero de esos "grandes eventos" fue el Encuentro de Dinamizadores de Guadalinfo en Granada. A la gente de Guadalinfo le gusta repetir que son la mayor ciudad de Andalucía y realmente creo que tienen razón y aun se quedan cortos: en ese encuentro había dinamismo, alegría, proyectos, crítica, compromiso. Todos los ingredientes para ser una gran ciudad. Además, para mí el encuentro fue especial porque, gracias a mi amigo David Álvarez (@balhisay), pude conocer y charlar con Cristobal Cobo, una de las referencias más interesantes sobre educación y web hoy en día. De esa charla da cuenta una entrada preparada por David para Educacontic: aprendizaje invisible.

Nota: tras el encuentro se difundió en la red la posibilidad de que los centros Guadalinfo tuvieran problemas por la negativa de ciertas diputaciones provinciales a seguir financiando el proyecto. Sería un error tremendo, histórico, que atentaría directamente con quienes están más expuestos a la exclusión digital. No puedo ni imaginar que esto vaya a ser así: Guadalinfo es un logro social que permite muchos otros logros en todos los rincones de Andalucía. Es un hito colectivo, no de un gobierno o unos políticos.
Guadalinfo es un éxito colectivo de andaluces y andaluzas.

Posteriormente, los días 21 y 22 de enero se celebró en Granada un congreso imposible, inimaginable, irrealizable, el congreso que muchos hemos soñado: el Congreso de Familias Lectoras en Red, un congreso educativo, científico y lleno de contenido, para madres, padres, hijos e hijas. Esos dos días las familias se sentaron junto a expertos como Juan Mata, Pilar Pérez Esteve, Enrique Martínez-Salanova, Pedro Jiménez, Francisco Herrera y muchos otros, para hablar sobre lectura: lectura desde todas las perspectivas, lectura para todas las edades, lectura silenciosa y compartida, lectura para disfrutar, para aprender, para crear o para remezclar, lectura en todas sus variedades y con todas sus posibilidades.

Podéis, si os apetece, conocer qué se hizo en este congreso tanto en la web del mismo como en el blog que se preparó ad hoc (y que espero que tenga una vida más larga que el propio congreso ;-). Especial interés tienen las conclusiones del congreso y también los vídeos de las ponencias, ofrecidos por Leer.es gracias al trabajo de Diego García, asesor del CEP de Granada.

Por mi parte tuve el honor de cerrar este congreso con una ponencia sobre TIC y lectura. Si te apetece saber qué conté, puedes leerlo en Educacontic, donde colgué todos los materiales de la ponencia.

El encuentro con compañeras y compañeros

He tenido tres encuentros con compañeras y compañeros este mes de enero: en Sevilla, para hablar sobre lectura; en Almería, para hablar sobre Proyecto Lingüístico de Centro; y en Úbeda, para hablar sobre competencias básicas.

Estos encuentros son fundamentales para mí. No encuentro mejor forma de calibrar nuestras propuestas que someterlas al diálogo con los compañeros y compañeras - excepto entrar en el aula, como haré en febrero.

En los tres casos he encontrado compañeros y compañeras revisando sus propias prácticas docentes y buscando alternativas. Y ante esa tesitura, los Centros del Profesorado son la pieza clave que permite a los docentes la reflexión crítica y, en muchos casos, la renovación y el desarrollo profesional. ¡Ay, los CEP, cómo se cierne la espada de Damocles sobre ellos y qué poco estamos reflexionando sobre lo que se pierde con su desaparición!

El encuentro en la red

El mes de enero también ha estado cargado de buenas noticias para mí en la red. Por un lado, coordinado por Begoña López y Martina Tuts ha visto la luz un texto titulado "Orientaciones para la práctica de la educación intercultural". Es un texo escrito por un buen número de profesionales y desde el compromiso con la educación intercultural y desde la firme convicción de que otra escuela (inclusiva, intercultural, democrática, coeducadora y, además, de calidad) es posible.

Nota: en ese texto podéis encontrar, si os apetece, un texto que he titulado "La construcción de la escuela del siglo xxi, o cómo usar la ética hacker para el diseño de una escuela intercultural". Espero poder escribir aquí, en De estranjis, sobre el tema bien pronto.

Y casi al mismo tiempo ha comenzado la difusión de la segunda edición del Programa Profundiza en Andalucía. Este año Profundiza ha crecido en número de centros, de estudiantes y de profesionales implicados. Los proyectos son tan interesantes como el año pasado o, si cabe, incluso más ;-) Tendremos robots, química, astronomía, electrónica, matemáticas, historia y muchas cosas más en este fantástico cuento de hadas que es Profundiza: ¡las hadas de la ciencia y la tecnología han llegado a la escuela!

La pregunta es: ¿se cargará el nuevo gobierno el Programa Profundiza? Espero que sepan ver que esto sí es excelencia y calidad, para todos, para todas, en centros públicos y con profesorado funcionario, sí, ese que "tan poco trabaja" y "tan mal preparado está"....

El encuentro con los estudiantes

Finalmente, el mes de enero ha estado dedicado a dos experiencias formativas importantes para mí: el curso de doctorado, "Cultura, comunicación y lenguaje: reflexiones en un entorno educativo multicultural", y el módulo sobre "enseñanza de español a inmigrantes" dentro del Máster de español como lengua extranjera de la Universidad Pablo de Olavide. Así, en Ceuta y en Sevilla he tenido el privilegio de charlar con estudiantes sobre cuestiones tan "triviales" como identidad, lenguas, tejido social, comunicación performativa, poder, etc. ¡Qué enorme placer es tener este privilegio!¡Qué enorme reto es poder gozar de este privilegio con rigor! A todos los participantes en ambas experiencias, gracias de verdad por su paciencia, por su participación y por su voluntad de diálogo y crecimiento.

Conclusión

En fin, esta es mi razón de ser. Si no me conoces, a esto me dedico habitualmente. Este mes de enero condensa, con bastante precisión, qué me preocupa y cómo intento ofrecer mi grano de arena.


A poco que hayas leído los títulos de las experiencias que he tenido este mes puedes pensar que vivo instalado en la utopía. Enseñar lenguas en la escuela a quien no las habla (o a quien habla muchas otras pero no las de la escuela), promover la lectura en las familias, difundir experiencias de investigación en centros educativos públicos o ayudarnos a nosotros mismos a comprender que la cultura no es un espacio que te encierra sino una posibilidad que se abre ante nosotros, esos son mis "intereses". Pues sí, vivo instalado en la utopía, como ya expliqué hace más de un año. Si te gusta, caminemos juntos. Si no te gusta, sigamos hablando: siempre se pueden construir bridges over troubled waters.

Centros de implantación de doctrina


"Este centro será un auténtico centro de formación [del profesorado], no un centro de implantación de doctrina". María Dolores de Cospedal

Es habitual en la retórica parlamentaria acusar al político del bando contrario de todo aquello que el idioma permite. Se entiende que esto entra dentro del juego político y no hay enfado ni querella tras la agresión verbal.

Sin embargo, no es frecuente ni deseable ver que un representante político acuse a personas que no se dedican a la política de algo como la "implantación de doctrina". Estas personas no son, obviamente, religiosos, misioneros ni nada parecido; en este caso la acusación habría tenido algún fundamento y no cabría el enfado.

Las personas a quienes la señora Cospedal acusa de adoctrinadores son los asesores y asesoras de los centros del profesorado de Castilla-La Mancha. Ya Jordi Adell dijo qué pensaba sobre el tema y ahora a mí me gustaría, por solidaridad con todos estos trabajadores y trabajadoras, decir algunas cosas (aunque no me escuche nadie ni haya posibilidad de cambiar las decisiones que han sido tomadas):
  1. El cambio de modelo en la formación permanente del profesorado que está realizando el Partido Popular en aquellas comunidades donde gobierna (es decir, en casi todas) no está avalado por ningún estudio, informe o investigación. Sin estos avales, ningún cambio tiene fundamento ni perspectivas de suponer una mejora sustancial del modelo anterior.
  2. El Informe TALIS, de la OCDE, indica la importancia de la formación permanente del profesorado y muestra líneas de desarrollo que están aun por explorar. Espero que en ese "modelo de formación permanente" se hayan tenido en cuenta estas recomendaciones de la OCDE pero con un único centro (geográficamente alejado en aquellas comunidades con una gran extensión, como Castilla-La Mancha, o mínimamente dotado de personal en las comunidades con mucha población, como Madrid) parecen muy difíciles de cubrir.
  3. Las propuestas fundamentales para un desarrollo profesional efectivo del profesorado son bien conocidas y ya las recogí en una entrada en Educacontic, pero creo que son pertinentes también ahora:
    1. El desarrollo profesional del docente debe ir encaminado a la mejora de los resultados de los estudiantes, incluyendo una evaluación que permita reflexionar sobre la incidencia de su formación en el aula.
    2. La formación debe ofrecer contenidos valiosos que integren conocimientos y competencias mediante oportunidades para aprender y aplicar la información.
    3. Los mecanismos de desarrollo profesional deben ser consistentes con los procesos de aprendizaje en el aula, es decir, los "contenidos" de la formación se deben poder pilotar y valorar en contextos reales.
    4. El desarrollo profesional debe ofrecer oportunidades para aprender con otros colegas y otros agentes sociales (empresarios, representantes políticos, miembros de ONG, etc.).
    5. El desarrollo profesional debe promover el liderazgo activo del docente en su aula, del profesorado en su centro, del equipo directivo ante la comunidad, del centro en su entorno.
  4. La desaparición de la red de centros del profesorado no favorece el desarrollo profesional del profesorado sino que lo dificulta, especialmente el desarrollo del profesorado más alejado de los grandes centros urbanos y sus recursos de desarrollo informal (librerías, salas de conferencias, universidad, etc.).
Sin paliativos, llamar "centros de implantación de doctrina" a los centros del profesorado es uno de los insultos más grave que he escuchado nunca de un representante político hacia sus propios ciudadanos y ciudadanas. Transmite revanchismo ideológico frente a una estructura que ha estado al servicio del profesorado y que, probablemente, tenga entre sus trabajadores y trabajadoras a votantes de todo tipo de tendencias políticas. Si este es el camino que ha elegido el Partido Popular para mejorar la escuela pública, no es un buen camino.

Especialmente, cuando esos "adoctrinadores" han sido quienes han promovido la mejora y la innovación educativa en España, normalmente ante la ausencia de la universidad a la cual ahora se le "regalará" la formación permanente para sanear su cuenta de ingresos. Cuando había que formar al profesorado para atender a la población inmigrante, ahí estuvieron los CEP; cuando llegaron las TIC, ahí estuvieron los CEP; para formar a los equipos directivos, ahí estaban los CEP; la llegada del constructivismo a la lectura y la escrituraa no habría existido si no existieran los CEP; la renovación de la didáctica de las matemáticas debe mucho a la existencia de los CEP; hasta la asignatura de religión ha tomado cuerpo, en buena medida, gracias a los CEP.

Lo diré claramente: la desaparición de la red de centros de formación del profesorado es un paso atrás de nuestro sistema educativo. Si no funciona bien, mejórese; si es deficitaria, corríjase; si es defectuosa, repárese. En fin, la mejora, así, no.

La creación de los centros del profesorado fue un logro histórico para el profesorado que ahora ya nadie recuerda. La pregunta es: ¿será la Red nuestro único espacio de encuentro?



Una última cosa:

¿Se cerrarán los CEP de Castilla-La Mancha sin que sus directores y directoras nos envíen un informe con las actividades a las que se han dedicado los centros todos estos años? Espero que no sea así.

¿Se cerrarán los CEP sin que los asesores y las asesoras nos demuestren que en lugar de adoctrinar lo que hacían era facilitar?¿Se atreverá alguien a decir que no era un adoctrinador, sino un facilitador?  Seguro que sí. Necesitamos que sí.