Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

competencias digitales

EducaconTIC Podcast 33 – TICs en Formación Profesional

Seguimos nuestro recorrido por el uso de las TIC en los distintos niveles del sistema educativo, en esta ocasión acerándonos a un ámbito que tras las últimas reformas educativas ha adquirido una especial relevancia, siendo elegido por muchos alumnos y alumnas como alternativa a la Enseñanza Superior de cara a su inserción laboral, me refiero, como el título indica, a la Formación Profesional Específica.

Para ello hemos conversado con Ángeles Araguz, una profesora de Formación Profesional en la especialidad de Equipos Electrónicos que viene desarrollando esta actividad docente desde 2004 con un intenso e interesante uso de las TIC en el aula.

Ir a descargar

read more

EducaconTIC Podcast 29 – Manuel Área: » El educador como mediador cultural»

Nos acercamos en esta ocasión hasta el archipiélago canario, más concretamente a la Universidad de La Laguna en Santa Cruz de Tenerife, para conversar con Manuel Área, sin duda alguna uno de los referentes en la investigación sobre la integración de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Charlamos con Manuel sobre la Competencia Digital, el uso de las Redes Sociales en el aula, sobre las políticas 1:1 en los sistemas educativos, sobre formación de profesorado y otras cuestiones sobre las que Manuel arroja luz desde su dilatada experiencia tanto en formación de profesorado como en investigación en tecnologías educativas.

Ir a descargar

read more

La narrativa digital y la escuela

Dicen que contar historias es una actividad parecida al arte. Y la literatura es considerada como una de las artes más perfectas porque utiliza las palabras, que son el medio más reconocido para expresar la belleza. La narrativa trata, precisamente, de la manera de contar historias de una manera efectiva, interesante y, sobre todo, emocionante y hermosa. Sin embargo, hoy en día las historias no sólo se cuentan con palabras, sino especialmente con imágenes; y no solo eso, sino con imágenes y sonidos. Así, se ha originado una nueva categoría en las tecnologías de la información y la comunicación, una nueva narrativa.

read more

Escritura y creatividad con StoryJumper

Mientras en Storybird, un buen sitio para contar historias y colaborar, no se permita el uso de otros idiomas como el castellano, habrá que buscar otras oportunidades. Es cierto que después de las últimas noticias podemos esperar tranquilos, porque el próximo año esa posibilidad ya será una realidad. Al menos así lo han comunicado sus responsables. Pero, en la espera de ese día, StoryJumper se presenta como una opción muy interesante para desarrollar la creatividad y la escritura mediante el uso de las nuevas tecnologías.

<!--break-->

Con StoryJumper tenemos una herramienta para desarrollar la escritura de historias y la creatividad, pero también un sitio para la publicación de los relatos de nuestros alumnos. Permite a cualquiera crear y publicar un libro infantil, tanto en línea como en tapa dura (en este caso, previo pago).

En definitiva, aunque este sitio está en inglés, como la mayoría de los recursos de la denominada Web 2.0, podemos crear con facilidad libros digitales, una vez que nos hayamos registrado. Como el registro que requiere es muy sencillo, en pocos minutos se puede empezar a utilizar. En otro post anterior citamos sus principales características, que son las siguientes:

  • En una serie de pasos guiados permite que cualquier historia se convierta a un formato digital de tipo flash, aportando tanto las imágenes (props) como algunas sencillas herramientas de texto. Además, incluye un conjunto de plantillas para crear las primeras páginas de la historia.
  • Por otro lado, es posible subir otras imágenes desde el ordenador, e incluso retocarlas, con lo que se amplía el número de posibilidades de creación.
  • Tiene una faceta orientada al mundo educativo y al profesorado, ya que se puede registrar el aula, y por eso dispone de una guía online (en inglés, claro) para favorecer la creatividad infantil.
  • Por último, tiene una ventaja muy interesante: algunas obras son públicas, de libre uso. En consecuencia, podemos modificarlas según nuestras necesidades y guardarlas como si se tratase de un libro totalmente nuevo.

La aplicación permite ser configurada para que un profesor realice actividades con su clase. Para esta manera de trabajar, digamos online, se pueden asignar automáticamente nombres a las pantallas de los equipos, teniendo en cuenta los alumnos que vayan a utilizarlos. Así se incrementa la seguridad en los trabajos y en el uso de los ordenadores. Y el profesor, si lo considera oportuno, puede decidir si desea permitir el acceso en casa a las historias que se están creando. Esta posibilidad facilita la colaboración de las familias en el aprendizaje.

Es evidente que si se configura de este modo la herramienta, las experiencias en el aula resultarán más colaborativas, y seguramente mejorará la calidad de las producciones escritas. En el aprendizaje de la escritura, antes de usar los ordenadores, será necesario favorecer determinados procesos de creación de historias. Y creo que en estos procesos encaja muy bien el uso de los borradores de escritura. Después, con los equipos preparados para trabajar en parejas, los alumnos estarán en condiciones de iniciar sus proyectos en este sitio Web.

Este procedimiento de trabajar en línea es muy útil para conocer el funcionamiento de esta herramienta. Por ejemplo, para aprender a seleccionar fondos y el empleo de cajas de texto. En ese sentido, se puede cambiar el tamaño, rotar o voltear escenas, objetos y cuadros de texto, crear una portada y una página de dedicatoria. También se pueden agregar fácilmente nuevas páginas y moverse entre ellas. Y nuestras propias fotos se pueden subir para utilizarlas, si así lo decidimos, como escenas u objetos de las historias.

Cuando descubrí que algunas de las publicaciones que se presentan en StoryJumper podían ser personalizadas, entré de lleno en la tarea. Explorando un poco, tropecé con la versión en inglés de un cuento popular del Japón, Momotaro. Utilizando la versión en castellano que cito y enlazo, preparé una nueva versión, al tiempo que me ayudaba a conocer las características de la aplicación.

Una vez que el proyecto se lleva a cabo, hay que decidir con quién compartir la historia y el libro. Los trabajos se pueden mantener privados o compartirlos con amigos y familiares, que es la opción que más nos conviene en este caso. Por eso son presentados en la biblioteca pública de la herramienta. Y por un precio, más o menos razonable, los padres también pueden adquirir un libro de tapa dura con el trabajo publicado de sus hijos.

En su día, al tratar las posibilidades de la narrativa digital, nuestra compañera Olga Catasús nos envió una historia elaborada con esta aplicación para su aula de educación infantil. Se titulaba El pingüino fugado, y aprovechamos de nuevo la ocasión para presentarla.

Pero no todo va a ser positivo, ya presenta un inconveniente importante: no permite incrustar nuestros libros digitales en un blog o en una web. Habrá que colocar algún enlace para que los puedan leer otros usuarios de la Red.

0
Sin votos aún
Tu voto: Ninguno

Sobre los elementos de una historia

A través de un correo, José Luis Gamboa (@jlgj) me envió la página de la Conferencia Internacional sobre Relato Digital, que organiza en marzo del próximo año la Universidad de Valencia. Recuerdo que hace algún tiempo le hicimos una cartografía en Educa con TIC, y que a él, como a mí, le gustan las buenas historias. Por eso nos interesa el relato digital en todos sus estilos, y creemos que este congreso puede ser un buen momento para conocer nuevas experiencias. De entrada, ya es una oportunidad para tratar el asunto de los elementos de una historia.

<!--break-->

Muchas de las recomendaciones acerca de los elementos de una historia digital siguen la técnica desarrollada por el Center of Digital Storytelling (CDS), creado en Berkeley (USA) hace unos quince años. En realidad, se trata de un esquema que muestra los elementos más importantes de los relatos digitales. Especialmente aquellos de tipo personal, que son la fórmula básica de esta nueva narrativa denominada digital storytelling. En la página de CDS tenemos algunos ejemplos, aunque en inglés, claro.

 

  1. Los elementos originales de una historia digital son los siguientes:
  • El punto de vista del autor-narrador, ya que en su origen sólo eran historias donde se destacaba la perspectiva de la primera persona. Por eso es fundamental el punto de vista del autor o autora, para así identificar una historia digital con una experiencia de vida.
  • La cuestión dramática, que establece el necesario suspense que debe poseer una historia.
  • El contenido emocional, que se refuerza al dramatizar sobre temas de nuestras experiencias personales.
  • La voz propia, pues en esta clase de historias la voz es un elemento que da vida al mismo guión.
  • El poder de la banda sonora, que hace que la música sea algo básico en un relato digital.
  • La economía, que se relaciona con la duración de una historia digital, que, en general, suele ser breves, de unos pocos minutos de duración.
  • El ritmo, que es muy necesario para que la narrativa visual de una historia digital resulte a la vez clara y evocadora.

Es evidente que las historias todavía poseen mucha importancia en el tiempo de las nuevas tecnologías. Por eso, ahora existen otras maneras de entender la narrativa digital en el mundo de la educación. Por ejemplo, en el siguiente vídeo de Fran Iglesias se nos demuestra, una vez más, que una historia bien contada transmite grandes cantidades de información en relativamente pocas palabras. Y, además, en un formato que es fácil de asimilar por cualquier receptor o espectador. Así que hay muchas más formas de utilizar los elementos de una historia.

0
Sin votos aún
Tu voto: Ninguno

El por qué de los cuentos

Hace tiempo, en otro lugar, alguien definió al ser humano como un animal sin plumas que cuenta cuentos. Tal vez por eso una industria muy actual, la fábrica de sueños que es el cine, utiliza muchos motivos que son propios del cuento y le pertenecen: el enfrentamiento entre el héroe y el monstruo, algunas figuras e imágenes arquetípicas (por ejemplo, la doncella o el bosque), las luchas de iniciación, etc. Por esa razón, no está de más que recordemos aquello que otros dijeron sobre la importancia de los cuentos y sus mundos imaginarios.

<!--break-->Así, el escritor Roland Barthes pudo escribir lo siguiente: “Bajo sus casi infinitas formas, el relato está presente en todas las épocas, en todos los lugares, en todas las sociedades; el relato empieza con la historia misma de la humanidad; no hay, nunca hubo un pueblo sin relato […] Todas las clases, todos los grupos humanos tienen sus relatos, y muy a menudo esos relatos los disfrutan en común hombres de culturas diferentes, incluso contrarias: el relato se ríe de la buena y de la mala literatura: internacional, transhistórico, transcultural, el relato está ahí como la vida”.

Las historias, con su simbolismo, están presentes en todas las sociedades y culturas. Por eso, Howard Gardner, psicólogo y profesor, y reciente Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, dijo: “Necesitamos una educación que esté profundamente enraizada en dos consideraciones aparentemente contrarias pero, en el fondo, complementarias: lo que se sabe de la condición humana en sus aspectos intemporales, y lo que se sabe de las presiones, los retos y las oportunidades del panorama contemporáneo (y venidero)”.

Teniendo en cuenta esa condición humana y los aspectos intemporales de la vida, Italo Calvino, el escritor italiano, afirmó: “Los cuentos contienen una explicación general del mundo, donde caben todo el mal y todo el bien, y donde se encuentra siempre la senda para romper con los más terribles hechizos”.

La explicación del mundo que reflejan los cuentos también fue una idea que compartió el filósofo Mircea Eliade: “El cuento recoge y prolonga la iniciación al nivel del imaginario. Si constituye una diversión o una evasión, es únicamente para la conciencia banalizada y, especialmente, para la conciencia del hombre moderno; en la psique profunda, los escenarios iniciáticos conservan su importancia y continúan transmitiendo su mensaje, operando mutaciones”.

En esa misma línea, Antonio Rodríguez Almodóvar, profesor, escritor e investigador, en una de sus importantes obras asegura lo siguiente: “El cuento popular constituye, sin ninguna duda, el modelo más perfecto inventado por la humanidad para conseguir un texto infinito, un texto que diga y explique todo, en cada tiempo y en cualquier circunstancia”.

El profesor Howard Gardner, creador de la teoría de las inteligencias múltiples, nos contó que: “[…] si queremos que los estudiantes lleguen a aprender, dominar y aplicar algo con criterio, debemos procurar envolver ese algo en un contexto que haga intervenir las emociones. Y a la inversa: lo más seguro es que las experiencias desprovistas de un impacto emocional tendrán poco atractivo y se olvidarán pronto, sin dejar ni una simple representación mental”.

Y Gianni Rodari, escritor y pedagogo, genio en el arte de inventar historias, escribió: “[…] el imperfecto, hijo legítimo del érase una vez que da la señal de salida a los cuentos, es un presente especial, un tiempo inventado, un verbo para jugar”.

Los cuentos populares, en su conjunto, son una buena manera de aproximarse a las raíces culturales de la humanidad. Son historias capaces de dejar pequeños mensajes en el ambiente, que abren nuestra mirada a los otros mundos que hay en este mundo nuestro, que nos ofrecen la memoria de otras gentes y de otros pueblos.

Para los niños y las niñas de este tiempo, el siglo XXI, el cuento continúa siendo un instrumento emocional y mágico en sus años de escuela. Es un recurso claramente socializador, que dispone de una llave especial para abrir la puerta de la lectura y de la escritura, e incluso de la convivencia y de la tolerancia. Pero, sobre todo, su principal capacidad se basa en que todavía es capaz de activar el aprendizaje de la lengua escrita. Además, en la lectoescritura, los mundos imaginarios aceptan de buena gana los instrumentos de narración colaborativa de cuentos para las niñas y niños, y con las niñas y niños.

Como afirmó el escritor y profesor Gabriel Janer Manila, la cultura surge, sin duda, del juego, y el niño que juega es un niño que se transforma. Por tanto, si consideramos a la escritura como un juego especial y reflexivo, la construcción de historias en la mente, la elaboración y escritura de cuentos, será una actividad que incidirá en todos los aspectos del aprendizaje escolar.

En definitiva, y como piensa Jason Ohler, es difícil saber que clase de tecnologías nos aguardan en el futuro. A pesar de todo, seguro que descubriremos la manera de seguir contando cuentos con su ayuda. Porque, como dijo el escritor Jostein Gaarder, “el cerebro está hecho para historias más que para enciclopedias o información digital”.

5
Valoración: 5 (1 voto)
Tu voto: Ninguno

EducaconTIC Podcast 03 – Competencia digital

¡Hola a todas y todos! ¡Ya estamos aquí de nuevo! En esta tercera entrega de EducaconTIC Podcast hablamos de competencia digital con Jordi Vivancos. Puedes escuchar y descargar el audio tanto en iVoox como en iTunes

. Ir a descargar<!--break-->

Jordi Vivancos Martí es licenciado en Pedagogía, profesor de Educación Secundaria y jefe del Servicio de tecnologías para el aprendizaje y el conocimiento de la Consejería de Educación de la Generalitat de Catalunya.
Autor de Tratamiento de la información y competencia digital  (2008),  publicado en Alianza Editorial.
En su portafolio digital se puede encontrar información completa sobre sus publicaciones.
En su tiempo libre mantiene un blog sobre una de sus pasiones, la geomática, en torno a la que elaboró unos materiales curriculares premiados por el CNICE en 2005.
También podéis leer su blog "De las TIC a las TAC" y seguirlo en su Twitter

 

 

Enlaces recomendados en el programa

Sobre derechos de autor y propiedad intelectual:

  • Documental ¡Copiad, malditos! sobre los nuevos retos éticos y morales que el contenido digital plantea sobre la propiedad intelectual Es el primer documental que emite TVE con licencia Creative Commons.


Sobre divulgación científica:


Entrada de blog recomendada:


Blog de Graham Attwell:  ¿De verdad necesitamos software educativo?

Esperamos vuestros comentarios.

0
Tu voto: Ninguno

Caperucita y la escritura electrónica

No es la primera vez que Caperucita Roja viene por aquí. En una de ellas quiso saber de las herramientas que había en la Red para mejorar el uso del teclado. Creo que en aquella visita aprendió muchas cosas, pero hoy necesita dar un paso adelante. Y de jugar con el alfabeto y los teclados, ahora quiere empezar a escribir sus propios libros electrónicos. Porque un personaje como ella, presente en centenares de historias y en películas, en todas las lenguas importantes, no puede desconocer la narrativa digital. Caperucita Roja quiere ponerse a escribir, pero en este tiempo lo que más llama su atención es la escritura electrónica.

<!--break-->

Como ya contamos en otro momento, Caperucita Roja decidió que también ella tenía que usar las nuevas tecnologías aplicadas a la escritura, y que por eso debía conocer la mecanografía. Y a muchos nos pareció algo lógico, sobre todo si tenemos en cuenta las características de la Web 2.0, donde resulta necesario un cierto dominio del teclado. Si se trata, por supuesto, de aprovechar bien las posibilidades de los ordenadores en la enseñanza.

Una vez que Caperucita hizo sus correspondientes prácticas de mecanografía, consideró que estaba suficientemente preparada para la escritura con el ordenador. Por esa razón, en otros posts, desde Educa con TIC, le ofrecimos nuestra ayuda para que fuese descubriendo nuevas herramientas. Entre otras, varias veces dejó su capucha en nuestro laboratorio digital y practicó con las siguientes aplicaciones:

  • Animated Book, casi la más minimalista de las herramientas de escritura digital disponibles en la actualidad.
  • Tar Heel Reader, que es una aplicación de escritura y también de lectura. Bajo un diseño simple esconde unas grandes utilidades para la creación de materiales escritos.
  • Bookr, una herramienta sencilla y fácil de usar, que no requiere grandes conocimientos. Se crean pequeños libros con imágenes de Flickr, a las que se añade un poco de texto y después se publican. No requiere ninguna clase de registro.
  • TikaTok, que tuvo unos inicios espectaculares, cuando fue uno de los mejores recursos para publicar libros on line. Ahora, con el amparo de Barnes & Noble Company, aquellos servicios que tanto nos gustaron son de pago, pero su calidad sigue siendo innegable.
  • Mixbook, una de las mejores aplicaciones para escribir y publicar. Dispone de muchos recursos: fotografías, imágenes, fondos, plantillas variadas. Sus resultados visuales son realmente buenos.
  • Storybird, que es un gran sitio para que los niños escriban historias maravillosas. Su principal atractivo reside en su banco de imágenes, que son verdaderas obras de arte. Pero, por desgracia para nosotros, tiene un problema grande: sólo admiten el inglés como lengua para publicar libros de acceso público. Sus responsables aseguraron que admitirían más idiomas, ya en el 2011, pero no ha sido así. Y algunos lo sentimos mucho.
  • StoryJumper, que, junto con Mixbook, es uno de los buenos espacios web para que los niños y adolescentes publiquen sus libros y sus historias digitales. Se trata de una aplicación bastante intuitiva, que dispone de plantillas y de imágenes, aunque también permite el empleo y la adaptación de otros materiales ya publicados en este sitio.

A Caperucita Roja, con toda su experiencia acumulada durante años, tal vez no le basten estas siete aplicaciones de escritura electrónica. Por suerte, existen más sitios que facilitan la creación de tus propios libros digitales. Incluso, como en algunos de los ejemplos anteriores, se permite, previo pago, la impresión en papel de la mayoría de las creaciones. Ella quiere escribir más, es cierto, pues ya es mayor, y si quiere que sigamos disfrutando con sus historias, tiene que conocer la narrativa digital. Así que le recomendamos que siga investigando y practicando:

  • Bookemon: Se trata de un atractivo sitio para diseñar, publicar y compartir libros, también para crear nuestra propia biblioteca casi con una calidad profesional. Además, es posible el uso de documentos de tipo Word o PDF y de imágenes, que se insertarán en los libros. Y pensando en la enseñanza, se encuentran algunas sugerencias especiales para los educadores.
  • Batalugu: Como en los casos anteriores, otro espacio web para publicar y compartir las creaciones escritas. Nos proporciona diversas opciones de trabajo, y requiere una inscripción previa.
  • Flip Book: De ReadWriteThink, aunque hay otros recursos con este nombre. Esta herramienta esta diseñada para escribir e ilustrar libros de hasta diez páginas, y por eso dispone de diferentes modelos. En todo caso, los flipbooks electrónicos no tienen mucho que ver con la idea original.  
  • Pandamian Beta: Este sitio se anuncia como la manera más fácil de publicar libros en línea. Registrarse en esta aplicación es muy sencillo, y una vez hecha consigues una dirección o página web para la publicación de cada uno de tus libros, que pueden estar divididos en capítulos. También permite la conversión de las creaciones en formatos variados, como ePub, mobi o PDF, para facilitar su difusión y lectura. Esta opción de uso en distintos dispositivos también se encuentra en más espacios.
  • ePub Bud: Otra herramienta on line para crear libros infantiles electrónicos de manera gratuita. Su empleo es realmente sencillo, y una de sus características especiales es que nos ofrece las instrucciones necesarias para conseguir el ISBN de nuestros libros. Es un servicio de pago, por supuesto, aunque muy barato. Otra utilidad que posee es la de convertir cualquier documento al formato ePub, que es el de la mayoría de los ebooks o libros electrónicos.

En este principio de un año nuevo, Caperucita Roja solicitó mi ayuda, y está claro que no pude negarme. La ayuda se relacionaba con ciertas vivencias de un pasado antiguo: los bosques oscuros, los lobos solitarios, las reinas traidoras, los soldados de fortuna, los cazadores furtivos. A pesar de esas experiencias tan negativas, pensaba en la gratitud que debía a las maestras y profesoras, a los maestros y profesores de todo el mundo. Era consciente de que el mismo nombre de Caperucita, sin su colaboración, tal vez habría desaparecido hace muchísimo tiempo. Por eso me encargó que os dijese: ¡gracias, muchas gracias por vuestro esfuerzo!

5
Valoración: 5 (1 voto)
Tu voto: Ninguno

Cuestión de competencias