Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

competencias profesorado

Kit básico para utilizar las TIC en el aula

¿Por dónde empezar? ¿Qué herramientas son imprescindibles en el aula? ¿Qué debo saber sobre TIC para trabajar en mis clases? De tantas aplicaciones como hay ¿cuáles son más eficaces para enseñar? Y... ¿para aprender? Estas frases y otras parecidas son muy habituales cuando impartimos actividades de formación al profesorado de lenguas.

Imagen tomada de ogal con licencia CC.<!--break-->

Una de las características del mundo digital, de la Web 2.0, de la red, de la blogosfera... es la rapidez con la que evolucionan. Los avances se producen de manera continuada y las herramientas, los soportes, las aplicaciones, se ponen de moda y se quedan obsoletas en cuestión de ¿meses?, ¿semanas? Una de las consecuencias más notorias de la revolución sociocultural que ha traído aparejada las TIC es la aceleración de los cambios. Esta realidad muchas veces sobrepasa a los usuarios de las mismas, especialmente a los más recientes, que viven esta situación como un factor disuasorio puesto que se sienten incapaces de abarcar la complejidad de un mundo tan dinámico que siempre va por delante de los usuarios.

Por ello, y parafraseando el título de Boris Mir en una muy buena entrada "Empezar, kit de supervivencia en la Escuela 2.0" de su blog La mirada pedagógica, nos parece interesante marcar (con toda humildad) un itinerario con el que los que comienzan este camino puedan sentirse cómodos y seguros.

Nos atreveríamos a decir que el primer paso es tener una actitud positiva. Al contrario de lo que piensan muchos de los docentes que todavía no se han acercado o lo han hecho tímidamente al mundo de las TIC, en este camino es más importante la ACTITUD que la APTITUD. Pensar que estas herramientas son imprescindibles en el mundo de hoy, que pueden ayudarnos a realizar mejor nuestro trabajo, que pueden contribuir a que nuestros alumnos y alumnas aprendan de manera más eficaz es el comienzo de una buena relación con las nuevas tecnologías. Sobre todo, es esencial creer que todos somos capaces de utilizarlas con éxito. La red no es una realidad críptica, sólo al alcance de unos pocos elegidos; muy al contrario, la evolución de la tecnología hacia la Web 2.0 ha facilitado el acceso a estas herramientas para que los ciudadanos, y el profesorado también, nos convirtamos en creadores de contenidos. Por tanto, más allá de la polémica de "nativos digitales" e "inmigrantes digitales", cualquier profesor debe asumir que puede utilizar la Red con eficacia. Además, es necesario reconocer que el profesorado está doblemente obligado a utilizar las TIC: porque la competencia digital es una nueva competencia profesional para los enseñantes y porque es una de las competencias básicas que debemos desarrollar en el alumnado.

El segundo paso es tener claro qué queremos hacer en la red, para qué queremos utilizar las TIC en el aula. A nuestro entender, todas estas herramientas deberían servir para realizar actividades de enseñanza más eficaces dentro del marco de una metodología activa. Las TIC  están, por lo tanto, al servicio de un cambio metodológico que su  mera utilización propicia pero no asegura. Para que este cambio se produzca es fundamental tener claro el marco pedagógico en el que nos movemos. El  buen uso de estas herramientas viene dado por el buen saber hacer del profesorado que decide con criterios pedagógicos el papel y la presencia de la red dentro de las actividades planteadas a los alumnos y alumnas. En el caso del profesorado de Lenguas, la Red nos proporciona, por un lado, herramientas eficaces, atractivas y variadas para la comprensión y producción de textos y por otro lado, un marco inmejorable para dotar de finalidad comunicativa las producciones orales y escritas del alumnado. Dentro del enfoque comunicativo y de un trabajo didáctico estructurado en torno a proyectos de trabajo, o tareas la posibilidad de dar a conocer, de sacar fuera del aula lo que hacen los alumnos dota de sentido a la actividad y ofrece solución a un problema que ha sido muy habitual en las aulas: ¿cómo hacer para que el profesorado  no sea  el  único destinatario de los trabajos?

El tercer paso es escoger la herramienta o la aplicación adecuada.  Creemos que las herramientas básicas para comenzar podrían ser las siguientes:

LOS BLOGS

Recomendamos  crear una cuenta de correo de Gmail, que es mucho más que un servicio de correo ya que proporciona acceso a todas las utilidades del universo Google. Se puede empezar por diseñar un blog, que es una de las aplicaciones más versátiles de la Web 2.0, con Blogger. Esta herramienta puede tener  muchas y diferentes finalidades: Se puede utilizar como un cuaderno de trabajo proponiendo a través de sus entradas tareas y actividades a los alumnos y alumnas, o para proponer proyectos de trabajo y que sean los alumnos los que completen sus entradas con sus aportaciones al proyecto. Otra utilización sencilla y de gran eficacia es utilizar el blog como antología para la recogida de materiales: textos, enlaces, audios, vídeos, etc. El blog es, también, un soporte sencillo para crear una secuencia didáctica digital y puede recoger, además, los trabajos que los alumnos hacen como fin de la misma. Podéis revisar este tutorial para la creación de blogs y en este mapa conceptual, creado por Felipe Zayas, se puede ver un resumen de los usos del blog en clase de Lenguas.

GOOGLE DOCS

Además de poder crear y alojar un blog, la cuenta de correo nos da acceso a Google Docs lo que nos permite crear en red y compartir documentos de diverso tipo: texto, presentaciones, cuestionarios, etc. Esta herramienta hace posible que creemos los documentos directamente en ella o permite subir a la red documentos que teníamos elaborados con anterioridad. La utilidad de los documentos  online es que su URL nos permite enlazarlos o  insertarlos en el blog o en otra aplicación de la web 2.0. También nos podemos despreocupar de las limitaciones de tener el material en local ya que, al estar en la red,  se puede recuperar en cualquier lugar con suma facilidad. Sin embargo, el valor añadido de Gloogle Docs es que ofrece la posibilidad de compartir los documentos con otros usuarios, lo que abre un sinfín de posibilidades para el trabajo en el aula. Compartir documentos permite, por ejemplo, seguir la génesis del trabajo del alumnado e intervenir en el proceso multiplicando las posibilidades de revisión de los textos que escriben. Se convierte, así, esta herramienta en una herramienta de evaluación de enorme efectividad. Desde otro punto de vista, su utilización abre numerosas puertas a la colaboración entre profesionales. Elaborar, por ejemplo, la programación o diseñar  un control entre varios compañeros es una tarea mucho más sencilla con esta herramienta ya que no es necesaria una coordinación presencial, tan difícil a veces de lograr en los centros. Aquí os dejamos un tutorial para introducirse en el manejo de Google Docs y un vídeo sumamente explicativo de lo que ofrece esta aplicación.

En este sentido, es importante, también, que, poco a poco, crees tu selección de recursos y direcciones útiles  con herramientas como  Google Reader para suscribirte a los blogs que quieras seguir y  Delicious para almacenar tus favoritos on line

Por último, ponte a ello sin tardar y sin miedos. La competencia digital, como cualquier competencia, sólo se desarrolla con la acción, en la acción y a través de la acción. No pienses que son necesarias muchas horas de formación para empezar a utilizar las TIC, lo importante es comenzar porque las TIC no son el futuro son ya nuestro presente. En el camino surgirán problemas que sólo se pueden solucionar a través del uso, a través del ensayo error. Ya lo dijo el poeta "se hace camino al andar".

5
Tu voto: Ninguno Valoración: 5 (1 voto)