Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

desconexión

El experimento

¿Que pasa cuando una madre desconecta a sus hijos adolescentes durante 6 meses? En EducaconTIC pensamos que la incorporación en ámbitos educativos y personales, de la tecnología en general e Internet en particular resulta beneficioso , en la mayoría de los casos. A pesar de ello, no está nada mal intentar provocar reflexión e incluso debate, en torno a estas cuestiones. Hoy os traemos un experimento de "desconexión" total que cuando menos es sorprendente.

<!--break-->

En Malaysia, y en general en todo sudeste asiático, los adolescentes van todo el día conectados a celulares con acceso directo a Facebook y otras redes y teclado qwerty físico para escribir más rápido. Los terminales son sencillos y de bajo coste, como los que se empiezan a introducir ahora en Europa, y la conexión de datos alrededor de los 0,0125€ por Mb.


En este contexto de hiperconectividad, el periódico The Star de Kuala Lumpur se hacía eco de una  noticia en la que relataba el experimento mediante el cual, una madre, "desconectaba" a sus hijos durante seis meses de casi todo.

Susan Maushart, separada y con tres hijos de 14,15 y 18 años decidió experimentar durante 6 meses vivir, sus hijos y ella, sin tecnología (ni internet, ni televisión, ni teléfono móvil, etc.).


Do not disconnet en Flickr por Mylla bajo CC

La experiencia la recoge en el libro The winter of our disconnect. En él, se detallan algunas de las situaciones vividas, destacando que todos ellos redescubrieron pequeños placeres como los juegos de mesa, libros, hacer el ganso los domingos, revisar fotos antiguas, almuerzos familiares o escuchar música juntos en vez de cada uno con su iPod. El experimento, permitía el uso de tics fuera de casa.

Por ejemplo, el hijo mayor dedicó ese tiempo a tocar el saxofón, hasta el punto que pasados los 6 meses, vendió su videoconsola y se apuntó a las asignaturas de música del instituto.

La hija de 15, a quien ya le encantaba leer, no tuvo tantos problemas.

La hija de 14 era la más conectada de los hijos y la que peor soporto la prohibición. Hasta el punto de ir a casa de su padre durante 6 semanas para tener ordenador. Y cuando volvía a casa de la madre pasaba horas y horas en el teléfono fijo (como hacíamos antes todos).

Susan inició el experimento de forma drástica, cortando la electricidad completamente; velas, nevera de hielo, ducha de agua fría, etc. Después de este periodo la reacción de los hijos fue "la electricidad es genial!".

Posteriormente la madre se mudó con la hija pequeña de Australia (donde vivían) a Nueva York, y gracias a Facebook la hija pudo conocer y hacer amistad con sus compañeras del nuevo instituto antes de llegar allá. Y ahora internet les sirve para comunicarse con el hijo mayor que sigue en Australia.

La madre entiende que no es fácil desconectar una familia durante 6 meses pero anima a inventar el día sin TICs en casa, no como castigo sino como día excepcional con otro tipo de actividades.

Y algunos o algunas os preguntaréis si las hijas y el hijo aceptaron sin protestar; la respuesta, según la madre... ¡les prometió una parte de los beneficios del libro!

Y tú, ¿crees que puede ser interesante invitar a tus hijos a desconectarse un día a la semana, por ejemplo, y experimentar otro tipo de actividades? ¿Tienes alguna experiencia al respecto?

(puedes leer el capítulo 1 del libro "Who we are and whe we pressed pause" en el PDF de la editorial, aquí).

0
Tu voto: Ninguno