Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

digital storytelling

EducaconTIC + noviembre = Narrativa Digital

Durante este último mes hemos dedicado nuestras entradas a la Narrativa digital, gracias a todos los colaboradores que nos han ilustrado sobre este tema. Antes de empezar, ¿te animas a crear historias en tu aula? Aquí te dejamos una fantástica herramienta.

read more

Tú también eres guionista. Cómo escribir un guion – Eusebio Pastrana (@usepastrana)

En mayor o menor medida todos hemos desarrollado la habilidad de leer entre líneas, de comprender el subtexto y de interpretar las segundas intenciones de un texto escrito. Nos resulta asequible porque nosotros mismos somos escritores, conocemos y utilizamos el lenguaje y nos hemos acostumbrado desde pequeños a manejarlo como receptores y como emisores de mensajes.

Las alfabetizaciones mediática, digital e informacional, así como el resto de alfabetizaciones múltiples y, muy en concreto la audiovisual, se nos presentan como impostergables para poder desarrollarnos como ciudadanos libres en la actualidad. Un porcentaje enorme de los mensajes que nos llegan y de los que producimos son audiovisuales y se hace imprescindible que desarrollemos la competencia de leer y escribir críticamente contenidos audiovisuales.

read more

Lecturas de verano (I): un año de Narrativas Digitales en educ@conTIC

Lecturas de VeranoEl verano, y especialmente el mes de agosto, es por excelencia un tiempo de descanso, y por tanto un tiempo ideal para la lectura y quizá también, para algunas personas, tiempo de escritura, en definitiva, el verano es para el descanso y para las narrativas. Por eso queremos acompañarte durante este mes con algunas lecturas seleccionadas de entre los artículos publicados por el equipo de dinamización de Educacontic durante estos últimos 12 meses, ¡y qué mejor temática que las narrativas para empezar!

En Educacontic la mayoría de los artículos relacionados con las narrativas habitualmente están escritos por Adela Fernández, Irene González y María del Mar Pérez, que publican de forma colaborativa con el usuario Bloggeando, y por Mario Aller.

read more

La fuerza de la narración

El cerebro humano está hecho para contar y escuchar historias. Desde hace miles de años, y en cualquier lugar, es la manera que la especie humana encontró para compartir el conocimiento, los valores y las creencias. Es una forma muy simple, que está en nuestro ADN cultural: las historias nos atraen y nos entretienen a la vez. Sin embargo, la narración puede hacer muchas más cosas. Por ejemplo, con la fuerza de las historias podemos conectar con los demás. Por eso es una de nuestras más poderosas herramientas de comunicación.

read more

Lengua y creatividad

La enseñanza creativa de la lengua no es un tema nuevo, y sus características se han definido de muchas formas a lo largo de los años. Así que mi intención sólo es contar que existen abundantes materiales para ese tipo de enseñanza lingüística, algunos de hace ya tiempo y que continúan vigentes, y otros más modernos o actualizados. Y hay otros que se basan en las TIC, por lo que resultan muy novedosos. Pero no pretendo abarcar todo lo que se dice y hace. De momento, llega con que prestemos atención a dos profesores…

read more

Las historias son como un ADN cultural

Contamos historias para hacernos entender, nos decía Dolors Reig en su blog El caparazón, de lectura imprescindible. Eso ocurrió hace casi un año, pero todavía sigo recibiendo, a través de las redes sociales, avisos y comunicaciones acerca del contenido de aquel post. Imagino que es un tema importante y que por eso interesa, sobre todo por sus implicaciones educativas, de manera especial en el aprendizaje de la lengua escrita. Porque en las investigaciones se demuestra que nuestro cerebro parece estar hecho para las historias, y no tanto para enciclopedias o información digital.

read more

La narrativa digital y la escuela

Dicen que contar historias es una actividad parecida al arte. Y la literatura es considerada como una de las artes más perfectas porque utiliza las palabras, que son el medio más reconocido para expresar la belleza. La narrativa trata, precisamente, de la manera de contar historias de una manera efectiva, interesante y, sobre todo, emocionante y hermosa. Sin embargo, hoy en día las historias no sólo se cuentan con palabras, sino especialmente con imágenes; y no solo eso, sino con imágenes y sonidos. Así, se ha originado una nueva categoría en las tecnologías de la información y la comunicación, una nueva narrativa.

read more

Sobre los elementos de una historia

A través de un correo, José Luis Gamboa (@jlgj) me envió la página de la Conferencia Internacional sobre Relato Digital, que organiza en marzo del próximo año la Universidad de Valencia. Recuerdo que hace algún tiempo le hicimos una cartografía en Educa con TIC, y que a él, como a mí, le gustan las buenas historias. Por eso nos interesa el relato digital en todos sus estilos, y creemos que este congreso puede ser un buen momento para conocer nuevas experiencias. De entrada, ya es una oportunidad para tratar el asunto de los elementos de una historia.

<!--break-->

Muchas de las recomendaciones acerca de los elementos de una historia digital siguen la técnica desarrollada por el Center of Digital Storytelling (CDS), creado en Berkeley (USA) hace unos quince años. En realidad, se trata de un esquema que muestra los elementos más importantes de los relatos digitales. Especialmente aquellos de tipo personal, que son la fórmula básica de esta nueva narrativa denominada digital storytelling. En la página de CDS tenemos algunos ejemplos, aunque en inglés, claro.

 

  1. Los elementos originales de una historia digital son los siguientes:
  • El punto de vista del autor-narrador, ya que en su origen sólo eran historias donde se destacaba la perspectiva de la primera persona. Por eso es fundamental el punto de vista del autor o autora, para así identificar una historia digital con una experiencia de vida.
  • La cuestión dramática, que establece el necesario suspense que debe poseer una historia.
  • El contenido emocional, que se refuerza al dramatizar sobre temas de nuestras experiencias personales.
  • La voz propia, pues en esta clase de historias la voz es un elemento que da vida al mismo guión.
  • El poder de la banda sonora, que hace que la música sea algo básico en un relato digital.
  • La economía, que se relaciona con la duración de una historia digital, que, en general, suele ser breves, de unos pocos minutos de duración.
  • El ritmo, que es muy necesario para que la narrativa visual de una historia digital resulte a la vez clara y evocadora.

Es evidente que las historias todavía poseen mucha importancia en el tiempo de las nuevas tecnologías. Por eso, ahora existen otras maneras de entender la narrativa digital en el mundo de la educación. Por ejemplo, en el siguiente vídeo de Fran Iglesias se nos demuestra, una vez más, que una historia bien contada transmite grandes cantidades de información en relativamente pocas palabras. Y, además, en un formato que es fácil de asimilar por cualquier receptor o espectador. Así que hay muchas más formas de utilizar los elementos de una historia.

0
Sin votos aún
Tu voto: Ninguno

El por qué de los cuentos

Hace tiempo, en otro lugar, alguien definió al ser humano como un animal sin plumas que cuenta cuentos. Tal vez por eso una industria muy actual, la fábrica de sueños que es el cine, utiliza muchos motivos que son propios del cuento y le pertenecen: el enfrentamiento entre el héroe y el monstruo, algunas figuras e imágenes arquetípicas (por ejemplo, la doncella o el bosque), las luchas de iniciación, etc. Por esa razón, no está de más que recordemos aquello que otros dijeron sobre la importancia de los cuentos y sus mundos imaginarios.

<!--break-->Así, el escritor Roland Barthes pudo escribir lo siguiente: “Bajo sus casi infinitas formas, el relato está presente en todas las épocas, en todos los lugares, en todas las sociedades; el relato empieza con la historia misma de la humanidad; no hay, nunca hubo un pueblo sin relato […] Todas las clases, todos los grupos humanos tienen sus relatos, y muy a menudo esos relatos los disfrutan en común hombres de culturas diferentes, incluso contrarias: el relato se ríe de la buena y de la mala literatura: internacional, transhistórico, transcultural, el relato está ahí como la vida”.

Las historias, con su simbolismo, están presentes en todas las sociedades y culturas. Por eso, Howard Gardner, psicólogo y profesor, y reciente Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, dijo: “Necesitamos una educación que esté profundamente enraizada en dos consideraciones aparentemente contrarias pero, en el fondo, complementarias: lo que se sabe de la condición humana en sus aspectos intemporales, y lo que se sabe de las presiones, los retos y las oportunidades del panorama contemporáneo (y venidero)”.

Teniendo en cuenta esa condición humana y los aspectos intemporales de la vida, Italo Calvino, el escritor italiano, afirmó: “Los cuentos contienen una explicación general del mundo, donde caben todo el mal y todo el bien, y donde se encuentra siempre la senda para romper con los más terribles hechizos”.

La explicación del mundo que reflejan los cuentos también fue una idea que compartió el filósofo Mircea Eliade: “El cuento recoge y prolonga la iniciación al nivel del imaginario. Si constituye una diversión o una evasión, es únicamente para la conciencia banalizada y, especialmente, para la conciencia del hombre moderno; en la psique profunda, los escenarios iniciáticos conservan su importancia y continúan transmitiendo su mensaje, operando mutaciones”.

En esa misma línea, Antonio Rodríguez Almodóvar, profesor, escritor e investigador, en una de sus importantes obras asegura lo siguiente: “El cuento popular constituye, sin ninguna duda, el modelo más perfecto inventado por la humanidad para conseguir un texto infinito, un texto que diga y explique todo, en cada tiempo y en cualquier circunstancia”.

El profesor Howard Gardner, creador de la teoría de las inteligencias múltiples, nos contó que: “[…] si queremos que los estudiantes lleguen a aprender, dominar y aplicar algo con criterio, debemos procurar envolver ese algo en un contexto que haga intervenir las emociones. Y a la inversa: lo más seguro es que las experiencias desprovistas de un impacto emocional tendrán poco atractivo y se olvidarán pronto, sin dejar ni una simple representación mental”.

Y Gianni Rodari, escritor y pedagogo, genio en el arte de inventar historias, escribió: “[…] el imperfecto, hijo legítimo del érase una vez que da la señal de salida a los cuentos, es un presente especial, un tiempo inventado, un verbo para jugar”.

Los cuentos populares, en su conjunto, son una buena manera de aproximarse a las raíces culturales de la humanidad. Son historias capaces de dejar pequeños mensajes en el ambiente, que abren nuestra mirada a los otros mundos que hay en este mundo nuestro, que nos ofrecen la memoria de otras gentes y de otros pueblos.

Para los niños y las niñas de este tiempo, el siglo XXI, el cuento continúa siendo un instrumento emocional y mágico en sus años de escuela. Es un recurso claramente socializador, que dispone de una llave especial para abrir la puerta de la lectura y de la escritura, e incluso de la convivencia y de la tolerancia. Pero, sobre todo, su principal capacidad se basa en que todavía es capaz de activar el aprendizaje de la lengua escrita. Además, en la lectoescritura, los mundos imaginarios aceptan de buena gana los instrumentos de narración colaborativa de cuentos para las niñas y niños, y con las niñas y niños.

Como afirmó el escritor y profesor Gabriel Janer Manila, la cultura surge, sin duda, del juego, y el niño que juega es un niño que se transforma. Por tanto, si consideramos a la escritura como un juego especial y reflexivo, la construcción de historias en la mente, la elaboración y escritura de cuentos, será una actividad que incidirá en todos los aspectos del aprendizaje escolar.

En definitiva, y como piensa Jason Ohler, es difícil saber que clase de tecnologías nos aguardan en el futuro. A pesar de todo, seguro que descubriremos la manera de seguir contando cuentos con su ayuda. Porque, como dijo el escritor Jostein Gaarder, “el cerebro está hecho para historias más que para enciclopedias o información digital”.

5
Valoración: 5 (1 voto)
Tu voto: Ninguno

Digital storytelling: la nueva narrativa

En un post determinado, hace algún tiempo, abrimos en Educa con TIC la puerta de los cuentos y entramos en los mundos imaginarios. Pero también tratamos la creación de historias digitales y la utilización de recursos online. Ese interés por los cuentos y la narrativa digital hizo que presentásemos distintas aplicaciones para la creación de historias, y más de una vez. Se empleó la expresión Otras mareas o formas de contar (1 y 2) pensando en una serie dedicada a ese tipo de herramientas, que parecía una buena opción para hablar de la narrativa digital. Pero ahora, en lugar de continuar con la serie, se apuesta por las posibles sugerencias de nuevos títulos. 

<!--break-->La lista de herramientas online para contar historias es casi interminable. Tal vez por ese motivo, hay que repetir una y otra vez que las nuevas tecnologías y la imaginación no tienen por qué ser términos contrapuestos. Al contrario, la imaginación es una elección permanente hacia la comunicación. Por eso, lo que es imaginado en la escuela, como por ejemplo cualquier historia, se desea también compartir. Y el ordenador transmite y comparte al mismo tiempo.

Por tanto, como profesores tenemos que aprovechar las posibilidades que nos ofrece la narrativa digital o digital storytelling. El maestro de la era digital tiene que manejarse perfectamente en Internet, participar de forma interactiva en las redes sociales, contar en blogs y wikis, y realizar podcasts y vídeos educativos. Eso también forma parte de las nuevas narrativas que utilizan el ordenador y la tecnología en las aulas.

En la escuela ya no se lucha contra fantasmas, monstruos marinos o animales irreales. Pero hoy en día la educación se enfrenta a otro enemigo, a la sombra del poder, a una sombra realmente inmensa. Aquella que rechaza lo imaginario y pretende que se racionalice todo, hasta las cosas más sencillas como los cuentos. Por eso trata de aprisionar los sentimientos y los sueños de la gente, sus deseos, e incluso las palabras que más aman. Si la imaginación es una elección para comunicar, la escuela tiene que ser su defensora. Si no es así, ¿acaso dejaremos que las historias de este mundo vayan a extinguirse? Eso no ocurrirá, la narrativa digital es ahora nuestra aliada.

Una de las mejores aportaciones de los relatos digitales radica en su valor educativo añadido. Es decir, habría que relacionar su creación y elaboración con las prácticas educativas más desarrolladas, puesto que facilitan de hecho la alfabetización digital. Pero, además, las historias digitales suelen facilitar la motivación, sin la que nos es fácil aprender. Muchas de las herramientas de digital storytelling que se pueden utilizar ayudan a los niños a leer y a interactuar con materiales de lectura, a aumentar el vocabulario y mejorar en la gramática y en la ortografía. Y, por supuesto, facilita la puesta en práctica de los conocimientos que han aprendido en la escuela.

PicLits: Se trata de una aplicación que, mediante el uso de una imagen, facilita la escritura creativa de pequeños textos narrativos, descriptivos o incluso poéticos. Claro que si trabajamos en inglés, el idioma de la aplicación, las posibilidades aumentan mucho.

SlideFlickr:  En Flickr puedes encontrar casi cualquier fotografía o imagen que necesites. Es tan grande su importancia, que a su alrededor han ido surgiendo pequeñas aplicaciones con características muy interesantes. Es el caso de SlideFlickr, que, con o sin registro, nos permite hacer buenas presentaciones para un relato, tanto si es oral como escrito.

Shidonni: En este mundo virtual, los niños pueden jugar con sus creaciones y compartirlas con sus amigos en una red social segura. Se pueden crear mascotas virtuales, pero también sus propias historias en un verdadero ejercicio de lectoescritura multimedia y narración digital.

StoryJumper: Como el resto de los recursos online ya expuestos, esta aplicación está en inglés. Algún día surgirán otras herramientas en castellano, cuando los programadores se acuerden de que existe un mundo educativo. En otro post comentamos, con sorpresa, el hecho de que aquí ninguna universidad ofrezca a los docentes aplicaciones para escribir y crear historias, como ocurre en el mundo anglosajón. Tal vez, algún cambie la situación. Mientras tanto, en sitios así se pueden crear con facilidad historias digitales, después de un registro previo que es necesario hacer.

Myths and Legends: Se trata de un fabuloso sitio para todos aquellos que disfrutan con las historias y los cuentos populares. Ofrece la posibilidad de un uso educativo, ya que dispone de una sección para los profesores.

Museum Box: Es de los mismos desarrolladores responsables de la aplicación anterior, y proporciona utilidades para elaborar argumentos o descripciones acontecimientos, personajes o períodos históricos. Se puede trabajar con texto, archivos de audio, vídeo e imágenes. Por eso, nada impide que también se use en la narrativa digital, en alguna de sus formas.

0
Tu voto: Ninguno