Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

educación para la ciudadanía

Seño, ¡Lo he intentado!

Martes 11,45 clase de Educación para la Ciudadania en 5º EP.

Estamos comenzando a familiarizarnos con nuestro correo electrónico y las  herramientas de GSuite, hoy es la tercera sesión. En casa debían intentar añadir como contactos a papá y mamá… en el cole ya habían añadido a los “profes”.

Comienzo con la retahila….: Encendemos dispositivos, iniciamos sesión y vamos a classroom…¡Hoy hay sorpresa!

En todo el mogollón del comienzo de clase, en el maestra …..¡no enciende!; el mio no tiene batería; no me acuerdo de la contraseña; seño, yo en mi casa no puedo; dice mi madre que si me traigo mi tablet y tu me la pones…….

En ese momento aparece ELLA, se pone delante de mi y comienza a leer un trozo de papel, cortado de forma irregular, y escrito a mano:

Vale, no te preocupes, pero por qué estás leyendo….

Y ELLA, que es callada, tímida, ligeramente despistada pero muy espabilada me dice….

.- Para que veas que lo he intentado en casa.

.- ¿Y por qué lo lees?

.- Porque no me iba a acordar de todas esas cosas que me salían… ¡Lo he intentado!

Abrazo, “achuchón” y ¡a sus pies! (las lágrimas me las he “sorbido”)

Le pedí el papel, le hice una foto y publiqué en Instagram, pero no me he podido resistir a compartirla aqui, ¡dando explicaciones!

Me gusta lo que hago y cada día aprendo más, mis niñ@s me enseñan a diario.

¡Feliz con la que se avecina!

 

¡Feliz cumpleaños, maestro Barenboim!

Daniel Barenboim

Daniel Barenboim, by Ecemaml (CC BY-SA)

Mi ideal de artista es una persona comprometida con los demás, una persona que posee, además de unas grandes cualidades técnicas y estéticas que le permiten transmitir a los otros sus propias ideas y sentimientos, también una inmensa empatía para experimentar lo que siente el otro, su felicidad y su dolor, sus anhelos y sus miedos.

Daniel Barenboim es un maravilloso ejemplo de gran artista. En palabras de Edward Said: “es una persona capaz de entender y experimentar el sufrimiento de los demás, deseoso de hacer ese gran esfuerzo, aunque sea realmente muy duro, especialmente cuando uno sabe que es vulnerable, porque el sufrimiento no es monopolio de nadie.”

Dos grandes mentes, dos grandes corazones, dos grandes personas, Barenboim y Said se unieron para realizar un proyecto en el cual se complementaban de manera perfecta: uno judío y el otro palestino, uno músico y el otro filósofo, pero sobre todo ésto dos grandes filántropos buscando, a través de la música, la única vía para conseguir una solución a los problemas de convivencia del ser humano: el conocimiento recíproco. Nació así en 1999 la West-Eastern Divan Orchestra, compuesta exclusivamente por jóvenes mediorientales.

Es muy fácil decir que la música rompe barreras o que amansa a las fieras, pero que nadie crea que es fácil sentar en el mismo atril de una orquesta a dos personas que han sido educada para un recíproco odio atávico, a las que han transmitido la idea de que el otro es un ser desalmado cuyo mayor deseo es hacerle mucho daño a ellos y sus familias o incluso han experimentado directamente el sufrimiento de la violencia, el miedo del terrorismo (de ambos bandos) o la humillación del castigo inmerecido. Es muy difícil, sin duda.

Sin embargo, Barenboim cuenta que “este proyecto destruyó de golpe los clichés vacíos que tenían estas personas”, que han llegado a sentir no sólo el respeto debido al excelente músico que tienen al lado, sino auténtica admiración hacia personas que ni siquiera imaginaban que pudieran existir en ese país tan profundamente odiado.

Tanto las dificultades como los logros se entreven en el documental Knowledge is the Beginning, galardonado con el Emmy al mejor documental sobre arte de 2006. Os aconsejo vivamente que lo veáis, al final de esta entrada, sin que os desanime la necesidad de leer los subtítulos en español, pues el audio está en inglés, alemán y judío, pues está lleno de testimonios muy emotivos de varios jóvenes músicos. El más elocuente está relatado por el mismo Barenboim, quien cuenta cómo una chica de Ramallah, muy emocionada, le agradeció repetidamente su presencia allí diciendo “You are the first think that come from Israel that I see that is not a soldier nor a tank” (usted es la primera cosa que viene desde Israel y que veo que no es un soldado o un tanque).

Se puede odiar o recelar de manera tan fuerte sólo algo que se desconoce por completo o hacia lo cual se tienen prejuicios tan fuertes que impiden conocer más allá de la superficie. De nuevo cito a Said, en su discurso de agradecimiento por el premio Príncipe de Asturias de la Concordia que compartió con Barenboim: “La ignorancia no es una estrategia para la supervivencia sostenible”. Sin duda, el conocimiento es el comienzo.

Barenboim, al ser preguntado sobre el carácter político de la West-Eastern Divan Orchestra, lo niega -quizás porque lamentablemente hoy en día la palabra política ha adquirido un valor muy negativo debido a la corrupción de muchos de los que se dedican profesionalmente a ella-, afirmando: “hago lo poco que puedo, es mi profesión, soy músico. No es política, es empatía”. Ciertamente, tanto su proyecto como su persona desbordan música y empatía, además de modestia, pero en esto disiento con él: sí es política, la política que me gusta, la que se hace pensando en las personas -algo que necesitamos tanto como el agua-, la que se hace con coherencia y valentía, aunque pueda provocar situaciones incómodas, como la que se puede ver casi al final del documental con la ministra de Educación de Israel.

La orquesta, que empezó sus andanzas en Weimer (Alemania), a partir de 2002 se estableció en Sevilla, abriendo sus puertas también a músicos españoles. La razón por la que se eligió Andalucía, tal como afirman los autores del proyecto, es que el sur de España ha sido el único lugar de la historia donde la convivencia entre árabes, judíos y cristianos funcionó durante varios siglos, una herencia de la que tenemos que estar orgullosos y no dejar de sentir y asumir la responsabilidad.

Daniel Barenboim cumple hoy 70 años.

Para él van mis más sinceras felicitaciones y mi más profunda admiración.

#spanishrevolution

Manifestación de Democracia Real Ya en Madrid el 15 de mayo de 2011La normativa vigente en materia educativa, la Ley Orgánica de Educación (LOE), es, después de la Constitución, la norma de rango superior que los docentes de la escuela pública española tenemos que aplicar en el ejercicio de nuestras funciones a la hora de establecer los puntos fundamentales de nuestra práctica docente. El artículo 2 de esta norma enumera los fines que pretende conseguir el sistema educativo español. Uno de ellos, el que está señalado con la letra k) es:

La preparación para el ejercicio de la ciudadanía y para la participación activa en la vida económica, social y cultural, con actitud crítica y responsable y con capacidad de adaptación a las situaciones cambiantes de la sociedad del conocimiento.

Hace varios días que estoy reflexionando sobre las posibles interpretaciones de este texto para intentar entender las intenciones del legislador y, a la vista de la situación política y social que está viviendo nuestro país, me parece interesante analizar sobre todo estas dos cuestiones:

  • cuando habla de ejercicio de la ciudadanía ¿se refiere a ser escuchado un día cada cuatros años e ignorado los otros 1460?
  • cuando habla de la participación activa en la vida económica, social y cultural ¿se refiere a la participación como simples consumidores/as?

La frase siguiente para mi es suficiente para resolver estas dudas con un contundente ¡no!, pues lo que yo entiendo de esta Ley es que si queremos que nuestros alumnos/as, llegados a la mayoría de edad, ejerzan esa ciudadanía y participen activamente en la vida económica, social y cultural con actitud crítica y responsable, implícitamente estamos diciendo que les debemos proporcionar la capacidad de detectar las injusticias y de reaccionar adecuadamente frente a ellas, pacífica pero contundentemente. De no tolerar que se destruyan las conquistas sociales que sus antepasados han conseguido con sangre, sudor y lágrimas. De no permitir que se les roben sus sueños y su futuro. De que esta sociedad no los excluya.

La riqueza no está supeditada a las leyes de la termodinámica: se puede crear y se puede destruir, en eso estamos de acuerdo. Un cataclismo, una epidemia, una guerra… hay muchas causas que pueden mermar o incluso acabar con los recursos económicos de un país y dejarlo en la pobreza.

Pero éste no es el caso de España, ni de Portugal, ni de Grecia, ni del resto de Europa. Aquí los recursos económicos no se han destruido, sino que se han trasladado y se siguen trasladando a los bolsillos -léase a las cuentas de los paraísos fiscales- de los causantes de la crisis, con la connivencia de los políticos de gobierno y oposición, unos que dan la espalda a su ideología y a su programa electoral, traicionando así a los/as que han confiado en ellos, y otros que aplauden en la intimidad y rugen en público, esperando la muerte del adversario para devorar su cadáver.

Es por eso que este edublog y su autor -convencidos de que esta entrada responde a una de las responsabilidades más importantes de la educación, que es proporcionar elementos de reflexión sobre qué mundo queremos para nuestros jóvenes- apoyamos las movilizaciones ciudadanas que se están produciendo en toda España y en muchas ciudades europeas para reclamar una democracia verdadera.

ACTUALIZACIÓN (21/5/2011): Hoy, jornada de reflexión (o de inflexión), aconsejo leer Llevan razón, un artículo que Concha Caballero, profesora de Lengua y Literatura en un IES andaluz, publica en su blog y en su columna semanal del periódico El País.
Propuesta para la reflexión/inflexión: ¿Quiénes son los peligrosos antisistema?

Entradas relacionadas:

  1. Actualización pedagógico-musical (II)
  2. ¡Revolucionemos la escuela!
  3. Día de los Derechos Humanos 2010