Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

EL2

Revisando enero: una vida en un mes


¡Qué intensidad ha tenido el mes de enero! He tenido que mirar el Google Calendar para recordar todo lo que hemos hecho en las tres semanas de trabajo que tiene este primer mes del año. Permitidme, ahora que comienza febrero, revisar el pasado mes y algunas de las cosas que en él han ocurrido.

Los grandes eventos

Este mes de enero he participado en dos "grandes eventos", en uno como oyente y en otro como agente ;-) El primero de esos "grandes eventos" fue el Encuentro de Dinamizadores de Guadalinfo en Granada. A la gente de Guadalinfo le gusta repetir que son la mayor ciudad de Andalucía y realmente creo que tienen razón y aun se quedan cortos: en ese encuentro había dinamismo, alegría, proyectos, crítica, compromiso. Todos los ingredientes para ser una gran ciudad. Además, para mí el encuentro fue especial porque, gracias a mi amigo David Álvarez (@balhisay), pude conocer y charlar con Cristobal Cobo, una de las referencias más interesantes sobre educación y web hoy en día. De esa charla da cuenta una entrada preparada por David para Educacontic: aprendizaje invisible.

Nota: tras el encuentro se difundió en la red la posibilidad de que los centros Guadalinfo tuvieran problemas por la negativa de ciertas diputaciones provinciales a seguir financiando el proyecto. Sería un error tremendo, histórico, que atentaría directamente con quienes están más expuestos a la exclusión digital. No puedo ni imaginar que esto vaya a ser así: Guadalinfo es un logro social que permite muchos otros logros en todos los rincones de Andalucía. Es un hito colectivo, no de un gobierno o unos políticos.
Guadalinfo es un éxito colectivo de andaluces y andaluzas.

Posteriormente, los días 21 y 22 de enero se celebró en Granada un congreso imposible, inimaginable, irrealizable, el congreso que muchos hemos soñado: el Congreso de Familias Lectoras en Red, un congreso educativo, científico y lleno de contenido, para madres, padres, hijos e hijas. Esos dos días las familias se sentaron junto a expertos como Juan Mata, Pilar Pérez Esteve, Enrique Martínez-Salanova, Pedro Jiménez, Francisco Herrera y muchos otros, para hablar sobre lectura: lectura desde todas las perspectivas, lectura para todas las edades, lectura silenciosa y compartida, lectura para disfrutar, para aprender, para crear o para remezclar, lectura en todas sus variedades y con todas sus posibilidades.

Podéis, si os apetece, conocer qué se hizo en este congreso tanto en la web del mismo como en el blog que se preparó ad hoc (y que espero que tenga una vida más larga que el propio congreso ;-). Especial interés tienen las conclusiones del congreso y también los vídeos de las ponencias, ofrecidos por Leer.es gracias al trabajo de Diego García, asesor del CEP de Granada.

Por mi parte tuve el honor de cerrar este congreso con una ponencia sobre TIC y lectura. Si te apetece saber qué conté, puedes leerlo en Educacontic, donde colgué todos los materiales de la ponencia.

El encuentro con compañeras y compañeros

He tenido tres encuentros con compañeras y compañeros este mes de enero: en Sevilla, para hablar sobre lectura; en Almería, para hablar sobre Proyecto Lingüístico de Centro; y en Úbeda, para hablar sobre competencias básicas.

Estos encuentros son fundamentales para mí. No encuentro mejor forma de calibrar nuestras propuestas que someterlas al diálogo con los compañeros y compañeras - excepto entrar en el aula, como haré en febrero.

En los tres casos he encontrado compañeros y compañeras revisando sus propias prácticas docentes y buscando alternativas. Y ante esa tesitura, los Centros del Profesorado son la pieza clave que permite a los docentes la reflexión crítica y, en muchos casos, la renovación y el desarrollo profesional. ¡Ay, los CEP, cómo se cierne la espada de Damocles sobre ellos y qué poco estamos reflexionando sobre lo que se pierde con su desaparición!

El encuentro en la red

El mes de enero también ha estado cargado de buenas noticias para mí en la red. Por un lado, coordinado por Begoña López y Martina Tuts ha visto la luz un texto titulado "Orientaciones para la práctica de la educación intercultural". Es un texo escrito por un buen número de profesionales y desde el compromiso con la educación intercultural y desde la firme convicción de que otra escuela (inclusiva, intercultural, democrática, coeducadora y, además, de calidad) es posible.

Nota: en ese texto podéis encontrar, si os apetece, un texto que he titulado "La construcción de la escuela del siglo xxi, o cómo usar la ética hacker para el diseño de una escuela intercultural". Espero poder escribir aquí, en De estranjis, sobre el tema bien pronto.

Y casi al mismo tiempo ha comenzado la difusión de la segunda edición del Programa Profundiza en Andalucía. Este año Profundiza ha crecido en número de centros, de estudiantes y de profesionales implicados. Los proyectos son tan interesantes como el año pasado o, si cabe, incluso más ;-) Tendremos robots, química, astronomía, electrónica, matemáticas, historia y muchas cosas más en este fantástico cuento de hadas que es Profundiza: ¡las hadas de la ciencia y la tecnología han llegado a la escuela!

La pregunta es: ¿se cargará el nuevo gobierno el Programa Profundiza? Espero que sepan ver que esto sí es excelencia y calidad, para todos, para todas, en centros públicos y con profesorado funcionario, sí, ese que "tan poco trabaja" y "tan mal preparado está"....

El encuentro con los estudiantes

Finalmente, el mes de enero ha estado dedicado a dos experiencias formativas importantes para mí: el curso de doctorado, "Cultura, comunicación y lenguaje: reflexiones en un entorno educativo multicultural", y el módulo sobre "enseñanza de español a inmigrantes" dentro del Máster de español como lengua extranjera de la Universidad Pablo de Olavide. Así, en Ceuta y en Sevilla he tenido el privilegio de charlar con estudiantes sobre cuestiones tan "triviales" como identidad, lenguas, tejido social, comunicación performativa, poder, etc. ¡Qué enorme placer es tener este privilegio!¡Qué enorme reto es poder gozar de este privilegio con rigor! A todos los participantes en ambas experiencias, gracias de verdad por su paciencia, por su participación y por su voluntad de diálogo y crecimiento.

Conclusión

En fin, esta es mi razón de ser. Si no me conoces, a esto me dedico habitualmente. Este mes de enero condensa, con bastante precisión, qué me preocupa y cómo intento ofrecer mi grano de arena.


A poco que hayas leído los títulos de las experiencias que he tenido este mes puedes pensar que vivo instalado en la utopía. Enseñar lenguas en la escuela a quien no las habla (o a quien habla muchas otras pero no las de la escuela), promover la lectura en las familias, difundir experiencias de investigación en centros educativos públicos o ayudarnos a nosotros mismos a comprender que la cultura no es un espacio que te encierra sino una posibilidad que se abre ante nosotros, esos son mis "intereses". Pues sí, vivo instalado en la utopía, como ya expliqué hace más de un año. Si te gusta, caminemos juntos. Si no te gusta, sigamos hablando: siempre se pueden construir bridges over troubled waters.

¡El PLC andaluz ya está en la calle!


Se ha presentado hoy en Sevilla el Proyecto Lingüístico de Centro diseñado por la Consejería de Educación andaluza. A partir de mañana serán los asesores y asesoras de los CEP y la inspección educativa - también presente - los responsables de difundir sus contenidos y encontrar la forma de ayudar a los centros que se animen a elaborar sus propios PLC. Es decir, comienza el tiempo de la acción, el tiempo de la verdad para cualquier propuesta educativa.

En el PLC andaluz podéis encontrar tres "productos": el Currículo Integrado de las Lenguas (CIL) presentado en 2008, que fue el punto de partida para esta nueva propuesta; el PLC para Educación Primaria y Secundaria y el PLC para Bachillerato. Del CIL ya hemos hablado en otras entradas, así que nos centraremos aquí en la propuesta más novedosa, el PLC.

El PLC propuesto por la Consejería de Educación está organizado en torno a cuatro pilares: el propio CIL, el AICLE, la atención a la diversidad y la mejora de la competencia en comunicación lingüística a partir de los datos de las evaluaciones de diagnóstico.

Así, en el PLC de Bachillerato (que se redactó en primer lugar) podemos encontrar una serie de propuestas de actuación para la mejora de la competencia en comunicación lingüística en forma de preguntas y respuestas; así mismo, en el PLC de Bachillerato también encontramos recomendaciones para la atención a la diversidad de capacidades o la diversidad lingüística y cultural en relación con la competencia en comunicación lingüística. Por último, en el PLC de Bachillerato podemos encontrar tanto secuencias didácticas de currículo integrado de las lenguas (lengua castellana en coordinación con inglés, francés o alemán) como secuencias didácticas de aprendizaje integrado de lenguas y contenidos.



El PLC de Educación Primaria y Secundaria es el trabajo más reciente de la comisión de expertas y expertos que ha diseñado el PLC (formada, dicho sea de paso, por docentes de ambas etapas junto a profesorado universitarios). Haber tenido la oportunidad de aprender a partir del desarrollo del CIL y el PLC de Bachillerato hace de este PLC de Primaria y Secundaria el documento más ambicioso - asumiendo, por supuesto, los errores que se hayan podido cometer.

En primer lugar, el PLC de Primaria y Secundaria contiene, como los anteriores, secuencias didácticas CIL y AICLE para ambas etapas. Es decir, el profesorado de Primaria y Secundaria puede encontrar secuencias en las cuales se coordina la enseñanza de todas las lenguas (CIL) así como también se relacionan el aprendizaje de las lenguas (incluida la lengua castellana) con el aprendizaje del resto de los contenidos curriculares.

Sin embargo, el hecho diferencial en este caso consiste en haber tenido en cuenta la diversidad para el diseño de las secuencias. En lugar de ser una propuesta "normalizada", hemos intentado imaginar que en cada nivel teníamos alumnado con diversidad de capacidades y hemos diseñado nuestras propuestas ajustándonos a esa diversidad. Por ello, contamos con propuestas en Primaria para una clase con un estudiante con TDAH, Síndrome de Asperger, Trastorno del Espectro Autista o Dificultades en la Comprensión Lectora y en Secundaria hay secuencias considerando Discapacidad Intelectual Leve, Altas Capacidades, Discapacidad Auditiva, Discapacidad Visual y Síndrome de Down, Dificultades de Comprensión Lectora y Adaptación para Alumnado Extranjero.

Con toda humildad, creemos que la aportación que estas secuencias puede hacer al aprendizaje formal de lenguas es, simplemente, demostrar que se puede programar para todas y todos: aprender lenguas es un derecho porque las competencias básicas no son solo para algunos, sino para todo el alumnado. La educación inclusiva es un deber moral, social y profesional y así hemos querido reflejarlo en nuestras secuencias didácticas.

Además, tanto el PLC de Bachillerato como de Primaria y Secundaria ofrece secuencias didácticas para las lenguas clásicas (por ejemplo, Piratae), puestos que desde una perspectiva de currículo integrado, las lenguas clásicas comparten con las demás enfoques y propuestas que nos obligan a considerarlas como una pieza más del puzzle del plurilingüismo en la escuela.

Finalmente, el PLC de Educación Primaria y Secundaria contiene unas orientaciones para un plan de lectura. La lectura forma una parte importante del PLC y no queríamos olvidar que esa actividad lingüística está en la base de nuestro aprendizaje y debe ser un factor fundamental de nuestro proyecto educativo de centro.

En fin, aquí está el PLC andaluz. Han sido tres años de trabajo de tres comisiones comprometidas con la mejora del sistema educativo. Queda ahora en vuestras manos, por si os sirve.


III Encuentro Regional del Profesorado de ATAL


La estructura fundamental de atención al alumnado de origen extranjero en Andalucía son las Aulas Temporales de Adaptación Lingüística (ATAL). Es una estructura que recoge una diversidad de modos de trabajo que me sigue sorprendiendo (atención en el aula de referencia, atención segregada; enseñanza de la lengua para la comunicación interpersonal, enseñanza para el aprendizaje de contenidos curriculares; adaptación curricular, enseñanza acelerada; uso de materiales publicados, creación de materiales propios;...) y que plantea la necesidad de organizar, periódicamente, encuentros para la coordinación y la formación.

Hoy ha comenzado en Fuengirola el III Encuentro Regional del profesorado de ATAL. Durante dos días estaremos debatiendo en torno a cuatro mesas de trabajo: Inclusión, Participación, EL2 y Plurilingüismo y, finalmente, TIC. En cada una de ellas se presentarán buenas prácticas e intentaremos sacar lecciones del trabajo del profesorado de ATAL.

Sin embargo, el Encuentro ha comenzado antes en la Red y puedes verlo en la Plataforma del CEP de Marbella-Coín. Ha sido una experiencia interesante poder participar de un espacio común de debate a disposición del profesorado: en demasiados congresos se habla "sobre el profesorado", sin darle realmente la palabra para determinar temas de discusión, enfoques o conclusiones.

Por mi parte, tengo la suerte de participar en la mesa de EL2 y Plurilingüismo. En la siguiente presentación os dejo algunas de las ideas que se han vertido en el foro y que esta tarde y mañana tendremos la oportunidad de discutir.
Por último, quisiera agradecer públicamente al CEP de Marbella la organización del encuentro. Es una buena lección de trabajo en equipo ver aquí a la mayor parte de las asesoras y los asesores del CEP, con Manolo - su director -, Nicolás - el subdirector - y Benjamín, el organizador de todo este follón, a su cabeza.

Ah, y si quieres estar con nosotros a través de Twitter, el hashtag es #ATAL2011!!

Aprendizaje cooperativo desde Ceuta hasta Cantabria, pasando por Sevilla


Buscar formas eficaces de enseñar es una obligación profesional para todo docente, y además puede ser divertido. Esa es mi premisa cuando preparo una sesión sobre aprendizaje cooperativo: organizar una sesión en la cual trabajemos cooperativamente - contando con las condiciones habituales de una sesión de formación permanente: grupos grandes, desconocidos para el ponente, con diversidad de intereses, etc. - para familiarizarnos con los fundamentos del aprendizaje cooperativo al mismo tiempo que conocemos a nuestros compañeros y compañeras y disfrutamos de la sesión. Y, afortunadamente para mí, me ofrecen con cierta frecuencia la oportunidad de echar un buen rato en compañía de profesores y profesoras hablando de aprendizaje cooperativo: soy, sin duda, una persona con suerte.

El mundo del ELE siempre ha tenido un gran interés por el aprendizaje cooperativo. En los últimos años gracias a Difusión, International House y el Ministerio de Educación español he podido presentar mis ideas sobre aprendizaje cooperativo en Würzburg y Cracovia; el pasado sábado lo hice en Sevilla gracias al Congreso de ACEIA y CLIC y hoy he hecho lo propio en la sede de la Fundación Comillas en el marco de sus Encuentros ELE.

Como en las ocasiones anteriores, esta entrada pretende servir de complemento a la sesión que hemos tenido hoy, donde el objetivo - como decía anteriormente - era buscar formas eficaces de enseñar creando un contexto de trabajo agradable. Así pues, si quieres ahora profundizar en el uso del aprendizaje cooperativo para la enseñanza, aquí tienes algunos enlaces que te pueden ser de utilidad:
Te dejo aquí algunos otros enlaces interesantes sobre aprendizaje cooperativo, aunque no se limiten al mundo del ELE:
Por último, una de las formas más sencillas de incorporar aprendizaje cooperativo a tus clases es a través de las estructuras cooperativas de Spencer Kagan. Te dejo aquí tres vídeos a través de los cuales puedes conocer un poco mejor qué sentido tienen estas estructuras:







Saludos

Español como segunda lengua en Ceuta y Melilla


Me cuesta mucho comenzar a escribir esta nueva entrada en De estranjis. Lo intentaré con un tono formal:
Es para mí un placer anunciaros que el pasado día 6 de abril de 2010 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Orden EDU/849/2010, de 18 de marzo, por la que se regula la ordenación de la educación del alumnado con necesidad de apoyo educativo y se regulan los servicios de orientación educativa en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación, en las ciudades de Ceuta y Melilla. En esta Orden se contempla, por primera vez en la historia educativa de Ceuta y Melilla, la atención al alumnado con carencias en el uso de la lengua castellana (capítulo VII) y se articulan los mecanismos para poder solucionar esta situación característica de ambas ciudades autónomas.
No, este tono formal no refleja la alegría después de tantos años esperando esta noticia; vamos a intentarlo en un tono más informal:
Ya es definitivo: en Ceuta y Melilla se enseñará español como segunda lengua a aquellos estudiantes que lo necesiten. Ya era hora, podría pensar alguno, puesto que hace más de quince años que la normativa educativa de las distintas autonomías recoge, de una u otra forma, actuaciones en este sentido. Pues sí, ya era hora de visibilizar una realidad lingüística y sociológica tan rica y compleja como las de Ceuta y Melilla; ya era hora de dotar a su profesorado de los mecanismos adecuados para poder trabajar; ya era hora de buscar soluciones al problema lingüístico; ya era hora, sobre todo, de pensar en los niños y niñas de Ceuta y de Melilla y de ofrecerles la normativa adecuada para que cuenten con una educación de calidad en igualdad con sus compañeros y compañeras.
Bien, este tono parece más adecuado aunque quizás podríamos utilizar la entrada para construir en positivo:
Ha llegado el momento de trabajar. A partir de ahora en Ceuta y Melilla contamos con la normativa adecuada para reconstruir el sistema educativo desde sus dos principios fundamentales: calidad y equidad. Ahora tenemos la oportunidad de conseguir que nuestro alumnado aprenda la lengua de instrucción al tiempo que aprenden los contenidos propios de las distintas materias del currículo. También tenemos la oportunidad de poner en valor la experiencia de muchos docentes en ambas ciudades que llevan años enseñando castellano sin contar con la organización escolar, los recursos humanos o el horario más adecuados; y también tenemos la oportunidad de explicar a los docentes que no entiendan que esto es una prioridad que así podemos enseñar mejorar, conseguir un mejor clima escolar y disfrutar de una mayor satisfacción profesional porque, con esta normativa, tenemos la oportunidad de mejorar los resultados de nuestra escuela (evaluación de diagnóstico, fracaso escolar, abandono, etc.) para acercarnos a la media española y europea.Y, sobre todo, con esta normativa tenemos la oportunidad de saldar una deuda histórica con un alumnado español que habla una lengua diferente a la lengua de la escuela y al cual no se le ha ofrecido, como sí se hace en el resto de las comunidades autónomas con el alumnado de origen extranjero, los mecanismos adecuados para su aprendizaje. Tenemos la oportunidad de sentirnos orgullosos de vivir y enseñar en ciudades multilingües y multiculturales y de saber dar una respuesta educativa profesional. Tenemos una gran oportunidad: no la desperdiciemos.
En fin, no sé cómo escribir esta entrada. Hay gente en Ceuta y Melilla que durante muchos años ha luchado para que llegara este momento, que si bien es un logro político también es un éxito colectivo de la escuela ceutí y de su ciudadanía. Ahora tenemos que demostrar que ha merecido la pena.

Salud

Enseñar en el Sáhara

 

Acabo de regresar del Campamento saharaui de Auserd, en el Sahara. He formado parte de un proyecto de cooperación internacional mediante el cual diez estudiantes de Magisterio de la Facultad de Educación y Humanidades de Ceuta realizan sus prácticas de enseñanza en los colegios saharauis. Este es el post que recoge mi experiencia.

El viaje
Llegar a los campamentos saharauis en Argelia no es fácil. Además de los trámites para obtener el visado, hay que volar hasta Argel y desde allí a Tindouf, la ciudad argelina más cercana a los campamentos. Desde el aeropuerto hay que adentrarse en el desierto en 4x4, aunque en nuestro caso lo hicimos en un camión que nos permitió contemplar la primera noche estrellada del viaje. En total, más de doce horas de camino hasta llegar a nuestro destino final, la wilaya de Auserd.




El alojamiento
Durante nuestra estancia hemos permanecido en el Protocolo de Auserd por razones prácticas: poder reunirnos para trabajar facilmente, residir en el centro de la wilaya, etc. Gracias a las personas encargadas del Protocolo (Chej, Dayin, Ahmed, Mohammed,...) nos hemos sentido cuidados en todo momento, además de encontrar en ellos una importante ayuda para el desarrollo de nuestro proyecto.

Los colegios
En la wilaya de Auserd hay cinco colegios de Educación Primaria: Basiri, Walda, Zergu, Madrid y Víctimas de Soweto. Excepto en Walda, donde hemos tenido que cubrir la ausencia de tres docentes, en todos los demás centros nuestros estudiantes han trabajado codo con codo con sus tutores y tutoras.



Todos los colegios en Auserd tienen la misma estructura: un enorme patio central de forma ovalada, presidido por la bandera saharaui, y las clases repartidas en el perímetro de este patio. El pueblo saharaui se vanagloria, justamente, de tener un altísimo índice de escolarización y un bajo índice de analfabetismo aunque tienen que luchar constantemente contra las carencias y las dificultades de la vida en el desierto: los colegios no tienen luz eléctrica,  los docentes reciben un salario ridículo (unos 150 euros al trimestre) y muchos no tienen la cualificación apropiada (la mayoría se formaron en Cuba, por lo cual hablan un español estupendo, aunque en disciplinas distintas a la educación), el material escolar depende de la cooperación internacional,...

La enseñanza
El objetivo de nuestro proyecto era colaborar en la enseñanza del español como segunda lengua en los colegios saharauis. Además del árabe, los niños y niñas saharauis aprenden español en la escuela como una asignatura obligatoria a la cual dedican un buen número de horas semanales.

La enseñanza del español en estos colegios se centra en torno a dos materiales educativos: por un lado, un material para el desarrollo de la lectoescritura llamado "Leo, leo, leo" (realizado en la Universidad de Murcia); por otro lado, como complemento para el desarrollo de la oralidad utilizan "Una rayuela", de SGEL.

Tanto es el peso de estos materiales que el currículo, o al menos la interpretación mayoritaria que de este hacen en los centros, se organiza en torno a la enseñanza de la sílaba en su forma escrita y de forma graduada, lo cual provoca que se creen situaciones como enseñar "ca, co, cu" en Primaria pero dejar "ce, ci" para Secundaria. La lectura de textos completos - de carácter literario, académico o de cualquier otro tipo - es muy escasa, y la enseñanza se centra en la grafía, la segmentación de sílabas y la lectura de palabras aisladas tanto en el material "Leo, leo, leo" como en la pizarra. En resumen, la enseñanza del español en el Sahara no participa de los principios del enfoque comunicativo, ya sea por un diseño curricular incorrecto o por unos materiales que no invitan a ello. Además, la falta de cualificación del profesorado dificulta enormemente tanto un uso adecuado de estos materiales - muchos se quejan de no saber usar "Una rayuela" -, una perspectiva crítica sobre los materiales o cualquier otra experiencia de innovación educativa.

Sin embargo, los niños y niñas saharauis, así como una parte muy importante de la población, hablan español con soltura y desparpajo gracias a las estancias de verano en España o a la vida y los estudios en Cuba. Es fácil, incluso, reconocer distintos acentos de español según el lugar donde los niños y niñas hayan residido. Por todo el campamento los niños y niñas saludan al viajero en español preguntando de dónde viene y narrando sus experiencias con la "familia española".


Por mi parte creo que el esfuerzo que el pueblo saharaui desarrolla por escolarizar a sus niños y niñas es totalmente impresionante. Las condiciones de vida no pueden ser más precarias y, sin embargo, los niños están escolarizados, alfabetizados y educados. Obviamente, hay cosas que se pueden mejorar, como el propio currículo o los materiales que se utilicen - o la utilización que se haga de los materiales de los cuales disponen - pero las posibles mejoras no deben ocultar la dificultad del reto educativo en el Sahara, el esfuerzo que están realizando y los buenos resultados que obtienen.

Una mención especial merecen los centros de educación especial existentes en cada wilaya. Es difícil imaginar antes de estar allí cómo pueden atender las necesidades de educación especial de su población, pero puedo asegurar que no es sólo una atención profesional sino también de calidad. Y un segundo ejemplo del esfuerzo de la escuela saharaui son los deportes: los estudiantes realizan múltiples actividades deportivas (hoy mismo se está desarrollando, con la ayuda de nuestros estudiantes, un marathon infantil en el cual participan, según me cuentan, más de 500 niños y niñas de diferentes edades) en los centros y fuera de ellos, entre las cuales destacan su afición al fútbol y al voley.

En definitiva, el pueblo saharaui está haciendo una inversión de futuro en la educación de sus hijos e hijas que seguro que, llegado el momento, dará sus frutos.

La vida en el Sahara
No es fácil vivir en el Sahara. En quince días hemos tenido calor sofocante, noches heladas, siroco y hasta una tormenta con truenos y lluvia. Faltan alimentos y agua. Falta personal médico y faltan docentes. No hay electricidad en la mayoría de las wilayas. Hay una dependencia absoluta de la cooperación internacional (Programa Mundial de Alimentos, ACNUR, diversas ONG y asociaciones, etc.).




Sin embargo, el pueblo saharaui es un pueblo optimista. Todo el mundo afirma estar convencido de que volverán a su tierra, todo el mundo parece estar deseoso de entablar conversación o compartir un té, todo el mundo sonríe. Con todos los cooperantes con los que he hablado, desde arquitectos que forman a albañiles para construir con adobe hasta médicos o familias españolas de acogida, todo el mundo se ha sentido bien recibido y contento de poder estar allí y contribuir a mejorar la situación. El Sahara no puede ser más inhóspito y más hospitalario al mismo tiempo.

El futuro
¿Cuál será el futuro del pueblo saharaui? No es fácil adivinarlo a pesar de que allí se habla del futuro cada día y cada noche.

¿Puede la vía diplomática resolver el conflicto que enfrenta a los saharauis con Marruecos desde 1975?¿Ayudaría el reconocimiento internacional de la República Saharaui?¿Hace España todo lo que puede teniendo en cuenta su particular responsabilidad sobre todas estas personas?¿Se puede vivir de la cooperación internacional por un tiempo indefinido?¿Cuál es el papel que juega Argelia en todo este asunto?

Ninguna pregunta tiene una respuesta clara y sí muchos matices pero estos "matices" mantienen en el desierto a un pueblo esperando el regreso a la tierra que les fue arrebatada. Ninguna injusticia puede durar eternamente y esta mucho menos.

 

Salud

PS. Estar quince días en los campamentos no me convierte en un experto en el Sahara ni en cooperación ni en ninguna otra cosa. Si crees que he cometido algún error o te gustaría completar la información que aquí incluyo, para eso están los comentarios. Espero tu participación.

Marco ELE

(Hola de nuevo. Siento el silencio pero una lumbalgia de cierta intensidad me ha tenido tumbado un tiempo. Ya recuperado - o casi - seguimos con lo nuestro)

Nos acaba de llegar un correo de Juan Tolosa y Agustín Yagüe anunciando la publicación del número 9 de Marco ELE. Merece la pena que le echéis un vistazo a toda la revista pero me gustaría destacar algunos trabajos:
Espero vuestros comentarios sobre la revista.

Salud