Planeta Escuela TIC 2.0 Rotating Header Image

FIEMálaga

El Departamento de Formación, Evaluación y Innovación: el FEI

O de Innovación, Formación y Evaluación. O de Evaluación, Formación, Innovación. O de …
Este juego fue el primero que nos planteó Fernando Trujillo en el curso que ha empezado esta semana para los responsables de este departamento en el Cep de Málaga. Y así después del debate en grupo pudimos comprobar que no todos establecemos las mismas prioridades  y que en cada centro este departamento desarrollará un labor diferente; como es de desear, por otra parte. Os dejo la lista de funciones que preve el BOJA para el Departamento de FIE para que os hagáis una idea de la inacabable tarea que tenemos por delante:

  • Realizar el diagnóstico de las necesidades formativas del profesorado como consecuencia de los resultados de la autoevaluación o de las evaluaciones internas o externas que se realicen.
  • Proponer al equipo directivo las actividades formativas que constituirán, cada curso escolar, el plan de formación del profesorado, para su inclusión en el proyecto educativo.
  • Elaborar, en colaboración con el correspondiente centro del profesorado, los proyectos de formación en centros.
  • Coordinar la realización de las actividades de perfeccionamiento del profesorado.
  • Colaborar con el centro del profesorado que corresponda en cualquier otro aspecto relativo a la oferta de actividades formativas e informar al Claustro de Profesorado de las mismas.
  • Investigar sobre el uso de las buenas prácticas docentes existentes y trasladarlas a los departamentos del instituto para su conocimiento y aplicación.
  • Fomentar el trabajo cooperativo de los equipos docentes y velar para que estos contribuyan al desarrollo de las competencias básicas en la educación secundaria obligatoria.
  • Informar al profesorado sobre líneas de investigación didáctica innovadoras que se estén llevando a cabo con respecto al currículo.
  • Fomentar iniciativas entre los departamentos de coordinación didáctica que favorezcan la elaboración de materiales curriculares.
  • Promover que las materias optativas de configuración propia y el proyecto integrado estén basados en trabajos de investigación y sigan una metodología activa y participativa entre el alumnado.
  • Establecer indicadores de calidad que permitan valorar la eficacia de las actividades desarrolladas por el centro y realizar su seguimiento.
  • Elevar al Claustro de Profesorado el plan para evaluar los aspectos educativos del Plan de Centro, la evolución del aprendizaje y el proceso de enseñanza.
  • Colaborar con la Agencia Andaluza de Evaluación Educativa en la aplicación y el seguimiento de las pruebas de evaluación de diagnóstico y en aquellas otras actuaciones relacionadas con la evaluación que se lleven a cabo en el instituto.
  • Proponer, al equipo directivo y al Claustro de Profesorado, planes de mejora como resultado de las evaluaciones llevadas a cabo en el instituto.
  • Cualesquiera otras que le sean atribuidas en el proyecto educativo del instituto o por Orden de la persona titular de la Consejería competente en materia de educación.

Parece que la elaboración de una programación plurianual (o un plan quinquenal si me apuráis) es una consecuencia natural de la enorme ambición que esconde una lista de objetivos sobrehumana.
Una idea clave que subrayó el ponente fue que el punto de partida de todo el proceso que se va a poner en marcha es la toma de conciencia. Y aunque es difícil convencernos de algo de lo que previamente no estuviéramos ya convencidos, quizás nuestros primeros esfuerzos deberían ir en esta dirección, con nuestros compañeros y con nosotros mismos. De hecho la recomendación de partir de un DAFO me pareció muy DAFOinteresante y el ejercicio de hacer uno colaborativamente demostró una vez más que hacer es bastante más provechoso que escuchar. Pocas veces tenemos la oportunidad de enriquecernos con estrategias horizontales eficaces que son mucho más difíciles de aplicar que de contar. Y es que en la secuencia aeronáutica que a la que fuimos sometidos, en un aterrizaje desde los diez mil metros de altura hasta la tierra de nuestro IES, fuimos ganando en concreción, desgranando propuestas sobre qué hacer desde este departamento y compartiendo perspectivas respecto del trabajo que tenemos por delante. No muy a menudo tenemos la oportunidad de hablar en profundidad, en serio y con gracia, de cómo sería nuestro instituto ideal y qué podríamos hacer para llegar a conseguirlo. Pensar que tiene uno que dedicarse a esta labor es abrumador e ilusionante a la vez. Y desde luego, ¡qué diversidad de centros hay!, qué necesidades tan distintas. Pero al final, ¡qué parecidos somos en nuestros deseos! Es fácil compartir la esperanza de conectar nuestro centro a la realidad del entorno, o la de conseguir que nuestro alumnado sea competente y autónomo, así como la de integrar a las familias en la actividad de la comunidad educativa o convertir a nuestros IES en organizaciones que aprenden. ¡Y el BOJA dice que tenemos que la obligación de hacerlo! Ojalá no tengamos que despertar de estas ilusiones. Como dijo Fernando la mera existencia del departamento y la formulación explícita en el BOJA de objetivos (que parecían utopías hace pocos meses, añado) es ya un motivo para felicitarnos.
Entre las ideas que surgieron para poner en práctica en nuestro centro están las siguientes:

  • Difundir experiencias de referencia (buenas prácticas) que sirvan como modelo utilizando recursos en la red (EducaconTIC, Experiencias educativas en las aulas del s. XXI, etc.).
  • Publicar en la web del centro experiencias docentes propias para fomentar la cultura narrativa.
  • Realizar un DAFO de nuestro IES.
  • Hacer lecturas dialogadas de los indicadores de la AGAEVE para darlos a conocer entre la comunidad educativa.
  • Hacer una campaña informativa para dar a conocer las finalidades de este departamento en el seno del Claustro (vi pocos perfiles de inspector en este curso y mucha pinta de currante a pie de obra).
  • Definir indicadores de mejora para nuestro centro.
  • Hacer una evaluación inicial del IES.
  • Elaborar un documento para aprender a evaluar las competencias básicas.
  • Celebrar jornadas de bienvenida y puertas abiertas que sirvan para cohesionar la comunidad educativa.
  • Fomentar la participación en Formación en Centros, como estrategia formativa más interesante para mejorar los rendimientos del alumnado.
  • Pasar una encuesta sobre metodologías usadas en el aula.
  • Pasar una encuesta sobre métodolo de evaluación.
  • Hacer un sondeo entre el alumnado para detectar si conocen los criterios de evaluación que se les aplican.
  • Confección de cuestionarios de evaluación por departamento.
  • Instalar un panel informativo con las actividades propuestas por el profesorado (por ejemplo, en la Sala de Profesores).
  • Fomentar el trabajo por proyectos conectados a la realidad y al entorno.
  • Recibir formación sobre mediación.
  • Recibir formación sobre TIC.
  • Recibir formación sobre trabajo colaborativo.
  • Recibir formación sobre coaching.
  • Establecer las carencias organizativas del centro.
  • Abrir nuestro aula a otros docentes fomentando la observación entre iguales.
  • Establecer la obligatoriedad para el alumnado de leer un libro trimestral para mejorar la competencia lectora.
  • Elaborar un protocolo de actuación con el alumnado objetor.
  • Fomentar la enseñanza compartida permitiendo el trabajo en el aula de varios docentes.
  • Prever los mecanismos necesarios para que las horas de guardia no sean tiempo perdido.
  • Realizar una estadística del alumnado que al aula de apoyo.
  • Unificar el modelo de evaluación.
  • Hacer un calendario de días mundiales para fomentar las actividades con contenido transversal.

También fue muy práctica la rúbrica para conocer si nuestro centro está contribuyendo con todo su potencial al desarrollo de las competencias básicas. Puede ser un buen punto de partida para reflexionar sobre el tratamiento de las competencias en el centro y también un conjunto de criterios que sirvan como objetivos. Esta es la primera cara de la rúbrica y esta la segunda.

Creo que este departamento va a ser una fuente de recursos y oportunidades al servicio de la comunidad educativa, que permitirá poner en marcha procesos muy enriquecedores para todos. A ver qué somos capaces de contar cuando tengamos que hacer nuestro Pecha-Kucha (cotilleo en japonés) hacia finales de curso explicando cómo nos ha ido.
Y para terminar el principio. La primera de las dos sesiones comenzó con un repaso del proceso transformación al que sido sometida la escuela (la pública) en los últimos treinta años. Cuando te resumen en pocos minutos el vapuleo de cambios por el que hemos pasado desde la extensión de la educación obligatoria hasta las TIC y el bilingüismo actuales, con todos los vaivenes políticos que hemos padecido (esto lo digo yo), la sensación es de extenuación. Creo que esta presentación deberían verla muchos de los que aplauden los recortes del profesorado en otras comunidades autónomas; aunque sólo sea para opinar con algo de criterio. De hecho en cuanto estén disponibles on-line todos los recursos de estas dos sesiones (presentaciones, documentos, lluvias de ideas, etc.) se actualizará esta entrada del blog con un enlace a los mismos.

Pues suerte a todos, estéis en el departamento, o no. Esto promete.

Actualización:
aquí podéis encontrar el DAFO de la sesión, publicado por Fernando Trujillo.