De congreso

Ha llegado el momento de contaros cómo fue la mesa redonda del I Congreso Internacional de Formación Profesional para el que Plastic2Plastic fue seleccionado. La verdad es que hay que contar; porque, me atrevería a decir, fue la anécdota del congreso.  Si queréis una visión general del congreso, es aquí.

Como era una presentación de 4 o 5 minutos, la idea era solo destacar algunas ideas que al final se enumeran. Pues bien, en la segunda idea, la presentadora interrumpió para anunciar que había llegado una persona muy importante que no era otra que el molt honorable president de la Generalitat Valenciana Ximo Puig. Sabéis los presidentes autonómicos son personas ocupadísimas que no pueden esperar 4 minutos a que el que está hablando termine. Pues bien, como seguro que estáis imaginando, pronunció un interesantísimo speech de 3 o 4 minutos y se fue.

El gran honor de ser interrumpido por un presidente autonómico super-ocupadísimo, le supuso a Plastic2Plastic la ovación más cerrada del Congreso -al reanudar- y disfrutar de un público entregado.

Las ideas que se resaltaron fueron:

  • Al hilo de la sorpresa que nos produjo la rapidez con la que se llena el corazón contenedor de tapones y relacionado con ponencias anteriores del congreso, que la capacidad de sorpresa es algo que forma para la vida y que en ella nunca se nos acercará la inteligencia artificial.
  • Que el proyecto se basa en hardware libre.
  • Que en España somos capaces de fabricar piezas clave para el lanzador Ariane 5, cuando Estados Unidos lleva desde 2011, año en el clausuró el STS, pagando a Rusia para poner astronautas en órbita y a empresas privadas para los satélites. En realidad, esto no tiene nada que ver con el proyecto, pero era un guiño a una ponencia del primer día titulada Materiales en la industria aeroespacial y que resultó demasiado técnica para la mayoría de los presentes.
  • Que en el proyecto, predicamos con el ejemplo, reusamos un motor lo que nos permitió ahorrar el dinero necesario para fabricar los corazones.
  • Al hilo de los cambios positivos, como el del motor, y de la primera ponencia del primer día, se planteaba ¿cuál es el time to market del sistema educativo? ¿cuánto tardamos en responder a los cambios?
Comparte

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *