LOS LIBROS DE ARTISTA EN EL AULA DE FILOSOFÍA

En lo que sigue, gloso y cito literalmente, las palabras e ideas que presenta Elisa Pellacani en el PREFACIO de EL LIBRO DE LOS LIBROS DE ARTISTA (Ed. L.U.P.I., Sestao, 2012). Según esta autora, el libro de artista es un lugar de libertad y desde esa perspectiva debemos plantearlo en el AULA DE FILOSOFÍA. Y lo podemos plantear en nuestra clase, porque existe también un aspecto conceptual “-el ser, en cualquier caso, libro, aunque sea en una sola copia, en tiempos de posibilidades de reproducibilidad infinita y de alta calidad- prevalece sobre el aspecto formal.”

Tenemos que tener claro que nuestro trabajo no busca la excelencia estética (estas capacidades si se dan y aunque se valoren, son secundarias), lo que buscamos es el trabajo individual. Como indica Pellacani: “el libro de artista, el hacer libro, es un recorrido proyectual a través de las técnicas, los métodos y los lenguajes comunicativos, hacia un objetivo preciso: hacer de un conjunto de ideas propias un objeto”. Subrayamos dos ideas básicas: el carácter de proyecto, que implica compromiso, dedicación y decisión para llevar a cabo el trabajo y, lo más importante, hacer de un conjunto de ideas propias un objeto.

Respecto a esto último recordamos también que, aunque buscamos originalidad, creatividad, etc., coincidimos con las apreciaciones que Pere Sousa hace en la Introducción del mismo libro que nos ocupa, y en el que difumina la importancia de la copia y el plagio. No se trata de copiar por copiar, esto es obvio, sino de apropiarse y nutrirse del trabajo de otros para elaborar el nuestro. Obviamente, el alumnado desconoce qué es un Libro de Artista y hay que explicarle y mostrarle con ejemplos concretos de qué se trata. (En nuestra aula, hemos tenido la suerte de poder mostrar la obra de Antonio Monterroso LA NUEVA RELIGIÓN, que aún no está acabada, para ejemplificar qué es un Libro de Artista y cómo podemos resolver cuestiones técnicas).

Además de los dos aspectos subrayados más arriba, nuestra autora, señala otro aspecto fundamental en la creación de los LIBROS DE ARTISTA, el papel contemporáneo de proyectista y la relación entre la imaginación y la realidad creativa: “Es decir, no “sólo” fantasía, no “solo” emoción o concepto, también estudio razonado de cómo estos caracteres distintivos de quien crea pueden vivir en equilibrio entre ellos y relacionarse con el soporte y su funcionalidad. El diálogo ya pasado de moda entre fantasía y creatividad, entre artista y diseñador, repropone en el libro de artista la capacidad de éste último de imaginar, pero también de conocer las fases para que la fantasía se transforme en realidad. La acción del artista se acerca así a la del creativo, que aun proponiendo visiones innovadoras mantiene entre las prioridades de su trabajo el hecho de que la imaginación pueda convertirse en parte de la realidad y ser compartida con quien no es creativo”.

Por tanto, creemos que la creación de los LIBROS DE ARTISTA queda justificado en nuestro aula si se plantea además como una actividad específica para una jornada concreta como es la celebración de EL DÍA DEL LIBRO.

Tags: , , ,

Leave a Reply