Posts Tagged ‘Citas’

¿QUÉ ES UN LIBRO DE ARTISTA?

miércoles, abril 9th, 2014

Reproduzco con el permiso explícito del autor, la magnífica definición de JOSÉ EMILIO ANTÓN, sobre cuestión tan peliaguda.

El libro de artista

A noir, E blanc, I rouge, U vert, O bleu
Rimbaud

El libro es un transmisor de información externa al objeto-libro.
El escritor crea un texto; la industria realiza un libro.

El libro de artista no es un libro de Arte
El libro de artista no es un libro.
El libro de artista trasmite información, su propia información, su propio lenguaje.

El artista crea un libro, objeto y sujeto de la creación.
El artista crea una obra autónoma, conjuntada, completa; una obra de Arte, un libro de artista.
El libro de artista es una obra de arte.
El libro de artista es una combinatoria de libre elección entre múltiples formas y oficios artísticos:
pintura, escultura, poesía visual, electrografía, performance…

Es una forma de expresión que trasmite su lenguaje en una secuencia espacio-temporal, cuya lectura táctil, olfativa, visual, introduce al “lector” en un juego participativo. No hay espectadores, hay actores en una obra que se va realizando al pasar cada escenario-página.

El libro de artista puede ser algo más, puede ser una escultura-libro-objeto, una pintura en movimiento, un conjunto minimal, una propuesta conceptual, una acción fluxus, un environment de papel o simplemente un libro de cuentos visuales: Puede ser lo que el artista quiera proponer.

J                                                                                      osé Emilio Antón

(Catálogo de la Exposición: Juegos alrededor del Libro. 23 Obras para 7 artistas. Granada, 1994 y Catálogo de la exposición: Artista Liburua / El Libro de Artista
Enkarterrietako Museoa / Museo de las Encartaciones. Bilbao, 1999).

E invitamos a todos los que quieran profundizar en estas cuestiones, a visitar su magnífico blog. En él, además de descubrir a un autor excepcional, y su propia producción, encontraréis información adicional sobre el mundo de los LIBROS DE ARTISTA: su historia, su posible clasificación, documentación, bibliografía sobre el tema.

Una explicación de Gómez que justifica la PV en el aula de FILOSOFÍA

sábado, septiembre 21st, 2013

La cita es la siguiente:

La lectura de un poema no genera verdades ni respuestas, sólo preguntas.

Todo poema es fuente de información, con una mayor riqueza de sentido, proporcional al impacto y la claridad del mensaje y a la imaginación del receptor: el poema está en el propio proceso que la mente hace de él: al estar limitada sólo por el intelecto, se construye y destruye tantas veces como le viene en gana: siempre está abierto a libres interpretaciones. Y por encima de todo, siempre nos dice que otra realidad es posible.

Joaquín Gómez

(La cita, podéis leerla, aquí, gracias a BOEK VISUAL)

Es un empeño como docente, justificar la PV en nuestra aula. Y es necesario, porque los alumnos te lo exigen. En cualquier momento interrumpen la clase y te inquieren con tono desafiante, si me permiten la licencia:

Maestro, ¿qué tiene que ver la PV con la Filosofía..?»

-«Pues bien Laura, si tomamos, por ejemplo, lo que dice el poeta visual Joaquín Gómez…, etcétera«

Gracias a Gómez, hoy me reafirmo en mi posición: la PV tiene cabida en mis clases. Aunque ya lo he contado más jocosamente a alumnos audaces aquí, en este documento.

¿Qué es la PV? La respuesta de Felipe Boso

sábado, septiembre 14th, 2013

Felipe Boso esgrime una peculiar POÉTICA en una Separata de la revista Artesa (Burgos, 1972) y que se recoge en el catálogo ESCRITURAS EN LIBERTAD. POESÍA EXPERIMENTAL ESPAÑOLA E HISPANOAMERICANA DEL SIGLO XIX (Instituto Cervantes, 2009, pág., 391). (Por cierto, en la biblioteca del CPV hay un ejemplar de este catálogo que ha sido la utilizada por nosotros en esta ocasión). Reproducimos aquí un fragmento de tan sugerente texto:

 

O esto:

Escribo a mano

porque no se escribir a pie

 

¿Es que no ha hablado un conspicuo tratadista

literario de que la poesía, como el chiste -o viceversa-,

viene dada por la ruptura de un sistema? Pues eso.

De todos modos tengo unas normas de conducta

que procuro cumplir hoy por hoy.

Voto de pobreza: utilizar menos palabras que las

necesarias.

Voto de obediencia: dejar que las palabras

hablen por sí mismas.

Voto de castidad: devolver la virginidad a las

palabras.

Me parece, por último, que si el autor tiene la

libertad de crear, el lector debe tener, al menos, la de

recrear. Se acabaron el lo tomas o lo dejas y las creacio-

nes literarias que sirven como menú irreversible-

mente condimentado: la poesía experimental no es

una calle de dirección única sino múltiple que deja al

lector un margen casi tan amplio como el autor, mar-

gen de exégesis, de hallazgo, de recreación; posibilidad

de hacer descubrimientos no sospechados siquiera por

el autor. Esto es lo que se llama libertad, igualdad y fra-

ternidad. Aquí jugamos -sucio o limpio- todos.

 

Las normas de conducta pueden servir al alumnado para enfrentarse a la creación de PV. Tener en cuenta la propuesta de Boso puede solucionar muchas veces la parálisis del alumno cuando se le pide que haga poemas visuales.

En el último párrafo, por su parte, encontramos elementos que justifican curricularmente la utilización de poemas visuales en el aula de FILOSOFÍA:

  • Exégesis significa interpretación, tanto el autor del poema visual, como el receptor deben hacer el esfuerzo de interpretación y eso equivale a fomentar la creatividad, la crítica, la reflexión, etc.
  • Hallazgo significa que el alumno debe buscar y resolver, por así decirlo, las posibles lecturas del poema visual.

Y, por último, llamamos la atención sobre la puesta en valor de la libertad, la igualdad y la fraternidad que señala Boso en las últimas líneas que coinciden con los fines básicos de toda educación.

 

¿Cómo se lee un PV?

miércoles, julio 17th, 2013

En el libro introductorio de FÉLIX MORALES PRADO, Poesía experimental española (1963-2004), (2004, Madrid), en forma de APÉNDICE se nos ofrecen unas Notas para la lectura de poemas experimentales (págs., 129- 133), que reproducimos aquí porque son susceptibles de aplicación a la PV.

 

La primera regla para leer un poema experimental radica en situarse ante él borrando de la mente todos los prejuicios adquiridos acerca de lo que debe ser la poesía. Debe hacerse, en suma, como se mira una puesta de sol por primera vez en la vida.

La lectura de estos poemas requiere una actitud abierta a las sugerencias y evocaciones que pueden derivarse del contacto con ellos. El siguiente texto de Octavio Paz, referido al poema-objeto y aplicable a toda la poesía experimental, puede ilustrarnos en tal sentido:

    …su sintaxis es otra y está hecha de choques, disyunciones, lagunas y saltos sobre el vacío. Pero lo que se pierde en inintegilibilidad se gana en poder de sorpresa e  invención. A veces el choque entre la imagen y el texto escrito se resuelve en opacidad, otras en fuego de artificio; otras en breve llamarada. En el poema-objeto la poesía no opera únicamente como puente sino también como explosivo. Arrancados de su contexto, los objetos se desvían de sus usos y de su significación. Oscilan entre lo que son y lo que significaron. No son ya objetos y tampoco son enteramente signos.  Entonces, ¿qué son? Son cosas mudas que hablan. Verlas es oírlas. ¿Qué dicen? Dicen adivinanzas, enigmas. De pronto esos enigmas se entreabren y dejan escapar, como la crisálida a la mariposa, revelaciones instantáneas.

 

(…).

Ningún tipo de conocimiento teórico previo resulta necesario para la recepción, o lectura, de un poema visual, lo mismo que tampoco lo es para la recepción de un anuncio publicitario, también integrado por diversos códigos.

(…).

Al igual que en cualquier otro texto, pero en el caso del poema visual más, la lectura de éste ha de completarse con los datos aportados por el contexto, es decir, por los elementos que rodean al texto, entre los que cuenta el propio lector y su universo privado. De tal forma, un poema visual no estaría muy lejos de la definición que da el profesor Fernández Serrato en ¿Cómo se lee un poema visual?: “una producción de sugerencias connotativas”. Nos enfrentamos a la recontextualización de una serie de elementos provocadora de sugerencias estéticas que modifican la visión habitual de las cosas.

 

¿Qué es la PV? Laura López.

martes, julio 16th, 2013

Laura López Fernández, profesora de Georgetown Collage (U.S.A.) en el momento de publicarse el número 49-50 de Ánfora Nova, dedicada a la Poesía Visual (LA IMAGEN DE LA PALABRA. Poesía Visual Española (Rute, 2002) sostiene lo siguiente:

 

            A pesar de su efectividad en provocar al espectador debido a una gran conciencia de la inmediatez, la meta de estos artistas es llegar siempre al espacio interior o mental del receptor superando el plano espacial y compositivo en el que se soporta el poema. Hay siempre una intención mínima gestual y emotiva cuando no crítica y profunda de un aspecto que conecta vida, arte y arte+ficio.

            El guiño o signo oblicuo con el que nos tienta la mayoría de estos poemas visuales actúa como una puerta de entrada a la recepción de nuevos valores estéticos que poco tienen que ver con las tradicionales figuras retóricas. La metáfora verbal ha estallado en mil lenguajes que están compuestos de signos (auto)referenciales y de elementos exponenciales de un nuevo entendimiento ante lo vital, entre forma y contenido, entre objetividad y las múltiples representaciones de lo subjetivo, entre la idea de vacío y materia, entre silencio y presencia, entre espiritualidad y materialidad artística, entre la parte y todo… (…).

            En los poemas visuales hay mucho de guiño al lector y al espectador. El poema visual perturba, provoca, sorprende, juega, escucha y refleja, aparece y se esconde bajo sus múltiples signos y entrelazados. Con o sin estructura compleja un poema visual hoy en día puede entrar directamente en diálogo con su receptor y provocar una cadena diferente de interpretaciones, sensaciones, emociones y juicios críticos. De una manera indirecta esta forma espacial de poesía nos está reeducando, nos está enseñando a mirar con nuevos ojos, a leer y a pensar más asociativamente que antes, menos linealmente. Nos está haciendo ser más conscientes del lenguaje y las formas geométricas y abstractas, del color y su ausencia, del volumen, del espacio y del tiempo, del silencio y del sonido, así como de la dinámica que existe entre la interacción y fusión de elementos y partículas tan dispares como por ejemplo un triángulo, la nota musical do, una rosa y la palabra que las representa.

 

(El subrayado es nuestro).