La Biblia

0. INTRODUCCIÓN. GENERALIDADES.

Las primeras manifestaciones de las literaturas vernáculas occidentales trataban temas populares, tradicionales e históricos y se transmiten de forma oral, a diferencia de la literatura latina que continúa manifestándose de modo escrito. Esta va pasando a las literaturas romances gradualmente, aunque siguiendo a Auerbach, por lo que se refiere a la literatura española con el rasgo específico de la aportación de las cultura árabe y judía (a veces mayor que la propia herencia clásica).

La influencia de la herencia clásica es innegable en la literatura occidental y en la cultura. Siguiendo a Highet podemos anotar la emulación de los clásicos hasta nuestros días.

Por otra parte, la Biblia ha provisto de contenidos al arte y a la literatura, y en muchos casos, por la necesidad de hacer traducciones a las nacientes lenguas vernáculas, ha sido el origen mismo de la literatura escrita.

 

  1. FUENTES Y DIFUSIÓN DEL LEGADO DE LA ANTIGÜEDAD

Es innegable que la Iglesia es la conservadora tradicional del saber clásico. En la alta Edad Media, las únicas enseñanzas se imparten en los monasterios, encaminadas a la copia y conservación de los textos de que se dispone.

Las bases culturales están en los monasterios, en latín o griego, y esas bases culturales empiezan a traducirse al vulgar porque los clérigos necesitaban para sus sermones el exemplum. Efectivamente, los predicadores precisaban colecciones de historias para ilustrar sus temas y lo hacían al principio de la Biblia y de los Padres de la Iglesia, pero pronto amplían sus fuentes a la antigüedad pagana y gran parte de los relatos pasaron después a la literatura romance escrita. Por tanto, según Gómez Redondo (1998), la catequesis contribuyó en gran medida a la literatura medieval castellana.

En este fenómeno hubo una serie de fases:

  1. clérigos a clérigos (Disciplina clericalis)
  2. clérigos a legos (Mester de Clerecía)
  3. legos a legos (Transacciones y operaciones de la vida cotidiana).

Según Martín de Riquer y José María Valverde «el medieval busca en los clásicos información documental del pasado, enseñanzas filosóficas y morales o ejemplos de retórica, al paso que el humanista busca belleza.

 

  1. LA BIBLIA

La Biblia se puede considerar como el primer libro que se escribió, así como el primero que se imprimió, el más traducido, el más vendido, el más difundido, y según algunos, el menos leído (Fuentes Mendiola, 2005).

Tanto los hebreos como los cristianos consideran la obra inspirada por Dios, quien quiere que su verbo sea predicado bajo la forma de palabra humana.

La poesía bíblica alcanza las cotas más elevadas de todas las antiguas literaturas semíticas; su lenguaje es excelsamente poético y su temática rica y variada. Se encuentra dominada por normas estilísticas y prosódicas muy precisas.

Según los cánones de la Iglesia, la Biblia comprende 74 libros que se agrupan en Antiguo Testamento y Nuevo Testamento.

2.1. El Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento, escrito en arameo y hebreo, se centra en la Alianza entre Dios y los hombres y, según el pensamiento cristiano, anuncia ya la llegada del Cristo Salvador.

Se trata casi del único documento que poseemos de la antigua literatura hebrea, conformado por la síntesis y adición de distintas tradiciones orales y documentos muy diversos.

El Pentateuco

Los cinco primeros libros del Antiguo Testamento se agrupan en el corpus conocido como PENTATEUCO (en hebreo «cinco estuches») o La Ley (Torah).

Estos libros son: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.

La trama de la historia narrada se articula en 2 pilares:

  1. La promesa de salvación hecha por Dios tras el pecado de Adán y Eva.
  2. el papel determinante de Israel en ese plan salvador.

Los libros históricos

Narran la historia religiosa de Israel desde la muerte de Moisés (a finales del s. XII a. C.) y su relevo por Josué hasta el sumo sacerdote y príncipe de los judíos Juan Hircano (135-104 a. C.).

A través de las continuas infidelidades de Israel aparece siempre un rayo de esperanza como consecuencia de la misericordia divina.

Los libros proféticos

Tras la Alianza del Sinaí, Israel se había convertido en el pueblo de Dios, depositario de las promesas de salvación hasta la llegada del Mesías. Israel va a tener como uno de sus fundamentos más sólidos la esperanza de esa profecía (Küng, H., 1993).

A los profetas se les suele dividir en profetas mayores y menores, según la extensión del libro que se ocupa de él. Los mayores son 4 (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel), los menores son 12.

Los libros sapienciales y poéticos

El papel de guías espirituales había correspondido en principio a los profetas; cuando estos faltan cobra extraordinaria importancia la labor de los Sabios de Israel.

El género se expresa en distintas formas didácticas: máximas, sentencias, refranes, etc.

Pueden considerarse propiamente sapienciales JOB, PROVERBIOS, ECLESIASTÉS, ECLESIÁSTICO y SABIDURÍA;son más bien poéticos EL CANTAR DE LOS CANTARES y SALMOS.

2.2. El Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento, escrito en griego y arameo, presenta en la actualidad la distribución del texto en capítulos y versículos que se realizó en el Renacimiento. Lo forman 27 libros, escritos todos ellos en la segunda mitad del siglo I de nuestra era.

Libros históricos

LOS EVANGELIOS

Del griego evangelion significa el premio o regalo que se hace al que trae una buena noticia, y la noticia misma. En el Nuevo Testamento se emplea como la buena noticia de la salvación, el mensaje redentor anunciado por Jesucristo.

Los Apóstoles no recibieron el encargo de escribir sino de predicar todo lo que habían visto y oído. Es el origen de la tradición oral que, años más tarde y solo parcialmente, pondrían por escrito los evangelistas.

Evangelio de San Mateo Se propone demostrar en su libro que Jesús es el Mesías. «El evangelio del cumplimiento».

Evangelio de San Marcos Insistencia en los milagros de Jesús. «El evangelio de los milagros».

Evangelio de San Lucas No fue testigo de la vida de Jesús. Fue discípulo de San Pablo tras su convesión al cristianismo.

Evangelio de San Juan Por su condición de discípulo joven había memorizado los discursos de Jesús.

LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES

La tradición antigua de la Iglesia atribuye este libro canónico a Lucas, autor del tercer evangelio, pues coinciden el estilo, el vocabulario y hasta los temas doctrinales.

El libro se propone probar la verdad de la doctrina predicada por los Apóstoles, en especial por Pedro y Pablo.

Libros didácticos

LAS CARTAS DE SAN PABLO- 13 cartas escritas por San Pablo como complemento de su vasta predicación.

LA CARTA A LOS HEBREOS- Su doctrina es claramente paulina. Se centra en demostrar la superioridad de la religión cristiana frente a la judía.

LAS CARTAS CATÓLICAS. Son 7 cartas. Cada una de ellas tiene un tono pastoral (1 de Santiago, 1 de Judas, 2 de San Pedro y 3 de San Juan).

El libro profético: El Apocalipsis

El canon bíblico del Nuevo Testamento se cierra con el libro del Apocalipsis que significa revelación.

Fue escrito por San Juan hacia el año 95 d. C. durante su destierro en la isla de Patmos. El Apocalipsis es una revelación que Dios comunica al hombre mediante una visión proyectada en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: