Concepción Arenal, una mujer pionera

  • 20190131_132421
  • 20190131_132447
  • 20190131_132452
  • 20190131_132510
  • 20190131_132533
  • 20190131_132610
  • 20190131_132632
  • 20190131_132633
  • 20190131_132728
  • 20190131_132808
  • 20190201_114634
  • 20190201_114644
  • 20190201_125538
  • 20190201_125556
  • 20190201_125729
  • 20190201_081532
  • concepcion arenal

31 de enero, cumpleaños de una MUJER de esas que se escriben con mayúsculas, de esas mujeres que con su fuerza y empeño inició el camino para tantas otras. Una fecha así no puede pasar desapercibida para el plan de Igualdad. 

Concepción Arenal fue una mujer que nació adelantada a su tiempo. Su afán por estudiar y por salir de lo que la sociedad tenía establecido para ella la llevó a ser la primera mujer universitaria en España. 

Pero, ¿cómo acercamos esta figura al alumnado de primaria?

En primer lugar, proyectamos en clase un vídeo realizado por TVE en su programa infantil, Los Lunnis, sobre esta mujer.(Sí, a veces la televisión nos da alegrías como ésta).

http://www.rtve.es/infantil/serie/lunnis/video/videoclip-concepcion-arenal/4558768/

Después de cantar la canción un par de veces, reflexionamos en clase sobre esta mujer, y expresan sus opiniones sobre ella. Por último, elegimos una cita de esta gran mujer:

«Cuanto más se dividen los problemas, más fáciles son de vencer». 

Y la explicamos mediante una sencilla dinámica:

En el pasillo, empezamos a amontonar sillas, siendo cada una de ellas un problema al que la gente de la clase se enfrenta habitualmente: no me gusta la comida, me regañan en el cole, no entiendo lo que me explican en clase, me he peleado con alguien… Cada vez que nombramos uno de los problemas, amontonamos una silla, hasta que el pasillo se queda totalmente bloqueado. De esa manera, comprobamos que NO SE PUEDE AVANZAR. Repetimos la cita de Concepción Arenal en voz alta, y empezamos a separar las sillas una por una, buscando soluciones individuales a los problemas: si me he enfadado con alguien, hablo y lo arreglo. Si no me gusta la comida, intento pactar algún postre que me guste más, y así. Han podido comprobar cómo el pasillo queda despejado y podemos seguir avanzando.

 

Una vez realizada la dinámica, volvemos al aula a realizar un mural para decorar la clase:

¡Y este es el resultado! ¡Nos encantan las paredes igualitarias!

Como no podía ser de otra manera, la puerta de la sala de docentes también se hacía eco de este cumpleaños tan especial:

Concepción Arenal, un nombre que no puede faltar en nuestro proyecto.

Gracias a ella, somos nosotras.

 

 

 

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *