CARRERA SOLIDARIA SAN SILVESTRE (Con IES Joaquín Lobato)

Dentro del programa de tránsito al Instituto, el alumnado de 5º y 6º ha participado en una carrera solidaria en el IES Joaquín Lobato. 

Aquí las crónicas de la actividad:

CARRERA DE SAN SILVESTRE

 El martes 3 de marzo de 2020 , las clases de 5º y 6º del C.P.R. Torrejaral fuimos a la VII carrera de San Silvestre al instituto  Joaquín Lobato. Al llegar , estábamos todos muy nerviosos e ilusionados y tuvimos que subir a una de las clases a soltar las mochilas. Después, nos pusimos los dorsales de la carrera y bajamos al patio. Al rato fuimos caminando hasta el lugar donde se hacia la carrera. Era 1 Km corriendo y empezamos 5º, 6ºB,6ºA y el colegio de San Faustino. Al principio íbamos muy bien, pero a la mitad de la carrera estábamos un poco cansados/as.

La buena noticia es que ganó un niño de nuestro colegio llamado Anoir de 5º que lo hizo en 3 min. 58 seg . Y tercero Fernando de 6ºA que lo hizo en 4 min  50 seg  aproximadamente.

Después de la carrera nos dieron un refresco o agua y una torta de Algarrobo. Mientras que los demás corrían podíamos estar jugando.

Al llegar al  Instituto hicieron la entrega de premios a los ganadores de cada clase, entregándoles una medalla. El director del Instituto estuvo hablando sobre una niña (Rocío Sánchez), y también habló Andrés Olivares sobre la muerte de su hijo por cáncer  sobre la fundación que trabajaba.

A nosotros nos pareció una gran idea ,no solo para ayudar a esos niños, sino para ser conscientes de que niños de nuestra edad tienen que pasar por una situación de vida o muerte, y es cierto que haciendo esto cada uno de nosotros puede aportar su granito de arena ,para ayudar a esa gente que ahora mismo está en un hospital sin saber qué le va a pasar en el futuro. Y esperamos que todo el mundo haga lo mismo.

Cristina, Paula y Sara.

 

FUNDACIÓN ANDRÉS OLIVARES

 Fundada: el 10 de mayo de 2010

A causa de: El fallecimiento de su hijo Luis que murió con 9 años a causa de una leucemia

Andrés, un padre que vivió la prueba más dura, dolorosa y traumática que la vida le puede poner por delante. No fue suficiente con la marcha de su hijo sino que además tuvo un proceso de enfermedad demoledor.

Pasó un año esperanzado  en que le dijeran que “su hijo se ha recuperado”. Entre algunas esperanzas llegaban infinidad de malas noticias. Es fascinante que un niño de 9 años pueda hacer alegrar a su padre cansado de recibir tan malas noticias.

Gracias a su hijo Luis que le dijo a su padre: «papá podemos a ayudar a otros niños que estén enfermos  como yo».

A él le hubiera gustado formar esta fundación  conmigo y por eso decidí hacer lo que él siempre quiso “Ayudar a niños enfermos de cáncer”.

Cristina, Paula y Sara.

Vídeo de la actividad:

Y aquí fotos:

Presentación:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galería (Descargas)

 

 

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *