Qué es el efecto Pigmalión y cómo se aplica en el ámbito educativo

El efecto Pigmalión es un fenómeno en el que las expectativas de una persona sobre otra influyen en el rendimiento de esta última. En el ámbito educativo, se puede aplicar mediante la creación de expectativas positivas en estudiantes, lo que puede llevar a un aumento en su rendimiento académico.

En esta entrada vamos a repasar el origen de esta denominación, analizar cómo influye la actuación docente en el alumnado y qué estrategias podemos implementar para mejorar el rendimiento de estudiantes.

 

 ¿Quién fue Pigmalión y cómo se relaciona con el efecto Pigmalión?

Pigmalión fue un personaje de la mitología griega, un escultor que se enamoró de una de sus creaciones, una estatua de marfil que representaba a una mujer. Según la leyenda, la diosa Afrodita, conmovida por su amor, le dio vida a la estatua y se convirtió en su esposa.

El efecto Pigmalión, también conocido como profecía autocumplida, se refiere a la influencia que las expectativas tienen en el rendimiento de las personas. En el ámbito educativo, se ha demostrado que las expectativas que el profesorado tienen sobre sus estudiantes pueden afectar significativamente su desempeño. Si el profesorado cree que sus estudiantes son capaces y tienen altas expectativas sobre ellos, es más probable que el alumnado alcance un mayor rendimiento académico.

El origen del concepto se remonta a un estudio realizado por los psicólogos Rosenthal y Jacobson en la década de 1960. En este estudio, se les dijo a las y los profesores que algunos de sus estudiantes habían sido identificados como «estudiantes con gran potencial», cuando en realidad no había ninguna base objetiva para esta afirmación. Los resultados mostraron que las y los estudiantes identificados como «con gran potencial» tuvieron un mejor desempeño académico que otros estudiantes, lo que sugiere que las expectativas de los profesores influyeron en el rendimiento de los estudiantes.

En el aula, el profesorado puede aplicar el efecto Pigmalión de manera positiva al establecer altas expectativas para todos sus estudiantes y brindarles retroalimentación positiva y constructiva. También es importante evitar estereotipos y prejuicios que puedan limitar el potencial del alumnado. Al fomentar un ambiente de apoyo y confianza, el profesorado puede ayudar a sus estudiantes a alcanzar su máximo potencial.

Progress development as success improvement and growth tiny person concept. Professional teamwork scene with increased and upward pointed arrow as profit, sales or career up reach vector illustration.

¿Qué estrategias podemos utilizar para aumentar las expectativas positivas sobre el alumnado?

Para aumentar las expectativas positivas sobre el alumnado, el profesorado puede utilizar diversas estrategias, tales como:

      1. Conocer a las/los estudiantes: Es importante que conozcamos a nuestros estudiantes, sus fortalezas y debilidades, y sus intereses. De esta manera, podremos establecer expectativas realistas y alentar a los estudiantes a alcanzar su máximo potencial.
      2. Proporcionar retroalimentación positiva: Debemos proporcionar retroalimentación positiva a sus estudiantes, destacando sus logros y esfuerzos. Esto puede aumentar su confianza en sus habilidades y motivarlos a seguir trabajando duro.
      3. Establecer metas desafiantes pero alcanzables: Es conveniente establecer metas desafiantes pero alcanzables para nuestros estudiantes. Esto puede ayudarles a desarrollar un sentido de logro y aumentar su autoestima.
      4. Utilizar el lenguaje positivo: Es conveniente utilizar un lenguaje positivo al interactuar con nuestros estudiantes. Esto puede incluir el uso de elogios y palabras de aliento para motivarles.
      5. Fomentar la participación activa: Podemos fomentar la participación activa de las y los estudiantes en el aula, lo que puede aumentar su confianza y motivación. Esto puede incluir actividades en grupo, debates y proyectos colaborativos.

En resumen, podemos utilizar diversas estrategias para aumentar las expectativas positivas sobre nuestros estudiantes, lo que puede mejorar su rendimiento académico y su autoestima, mejorando su autoconcepto y potenciando su talento.