Objetivos para la mejora del rendimiento escolar

Favorecer el máximo desarrollo educativo de todos los alumnos.

• Centrar la tarea educativa en la adquisición de los aprendizajes imprescindibles, relativos a los conocimientos, procedimientos y actitudes (valores) necesarios para garantizar que los alumnos finalicen cada etapa (infantil y primaria) habiendo adquirido las competencias básicas necesarias para su desarrollo personal (intelectual, afectivo, emocional, social, artístico, …).
• Desarrollar al máximo las capacidades propias de cada alumno. Conseguir que cada alumno se esfuerce al máximo para dar de sí todo lo que puede, por tanto, motivar para aprender.
• Desarrollar e intensificar el programa de refuerzo educativo y de atención a la diversidad, para conseguir que los alumnos con mayores dificultades de aprendizaje puedan terminar la primaria con las competencias básicas adquiridas, que le permita a cada uno seguir su formación académica.
• Potenciar medidas para la comprensión lectora, la escritura y la expresión oral con el fin de que todo el alumnado adquiera las competencias ligüística necesarias para poder comprender y expresarse.
• Prestar especial atención a los alumnos socialmente más desfavorecidos para conseguir la igualdad real de oportunidades educativas (evitar situaciones de absentismo, intervención de ayudas sociales, asistencia a salidas extraescolares,…)
• Potenciar el trabajo coordinado de todo el profesorado de educación infantil y primaria que permita una atención personalizada al alumno, con el fin de detectar las deficiencias de aprendizaje en el momento que se producen y actuar sobre ellas.
• Potenciar la autoevaluación como elemento fundamental para conocer la adquisición de las competencias básicas por parte del alumnado.

Prestar atención continua a la forma de enseñar y aprender.

• Competencias Básicas.
Abordar en la tarea educativa el trabajo necesario para el desarrollo de las competencias básicas en el alumnado (destrezas, habilidades, conocimientos, … ) imprescindibles para desenvolverse con éxito en la vida.

• Aprendizajes significativos.
Que lo que el niño o la niña aprenda tenga un sentido. Es relacionar los conocimientos nuevos con los conocimientos previos que el niño o la niña ya tienen y ver su utilidad en un contexto determinado. Es construir nuevos conocimientos, nuevas experiencias, que el alumno sabe utilizar lo aprendido en nuevas situaciones en diferentes contextos, lo que requiere que el niño/a comprenda más que memorice.

• Aprendizajes cooperativos.
Poner en práctica una metodología que favorezca la interacción entre iguales en el proceso de enseñanza-aprendizaje apoyado en los pilares básicos de cooperación, convivencia y diálogo. Organizar la realización de tareas en pequeños grupos/equipos de alumnos que han de hacer de un modo cooperativo para cumplir unos objetivos propuestos.

• Papel de las TIC.

La tecnología de la información y de la comunicación está transformando la sociedad. Y se están incorporando a la formación de nuestros alumnos como lenguaje para la información y la comunicación en el que ya se trabaja, y especialmente en el tercer ciclo de primaria con el Plan Escuela TIC 2.0.

Esto requiere del profesorado desarrollar las competencias asociadas al tratamiento de la información y la competencia digital, del modo que se logre familiaridad, actitud crítica y eficiencia en el uso de los medios digitales.

La incorporación de las TICs al trabajo de todas las áreas de conocimiento resulta fundamental para la formación del alumnado.

Pero además, esto debe ir unido al reto de calidad y formas de enseñar y aprender (contenidos y metodología) activas, participativas, significativas, críticas, creativas, colaborativas, …

• El idioma: Inglés.

La enseñanza del idioma de forma eficaz y que desarrolle las competencias de comunicación en esta lengua.

Desarrollar una educación pública de calidad para todos.

Que recibe y atiende a la población escolar de nuestra zona de referencia que deciden matricularse en nuestro centro.

Profundizar en el desarrollo de la autonomía pedagógica, organizativa y de gestión de centro, poniendo en marcha criterios, instrumentos, proyectos educativos, planes de actuación, medidas educativas… que respondan a las necesidades del alumnado que tenemos escolarizados.

Espacios y recursos materiales al servicio del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Instalaciones e infraestructuras en óptimas condiciones.

Favorecer la Convivencia y educación en Valores.

La educación tiene como objetivo impulsar y promover una educación integral que favorezca la educación de valores de los alumnos como persona y ciudadanos libres y activos, que deben tener los criterios necesarios y sentido crítico para enfrentarse a un mundo en cambio y participar en su cambio para un mundo mejor.

Hablamos de valores que favorezcan la autoestima, el esfuerzo, la superación, la participación, la convivencia, el respeto, el trabajo diario, la solidaridad, el cuidado del medio ambiente,…

Para ser ciudadanos libres y activos, los alumnos tienen que participar en la vida del centro. A través de los cauces de participación existentes a nivel de aula y a nivel de centro y a través de nuevos cauces que adoptemos. Y que se impliquen en la adopción compartida de las normas de convivencia, en la resolución de conflictos y en la mejora del propio centro escolar.

Del mismo modo el profesorado debe trabajar por la existencia de un buen clima en el aula, entre los alumnos y entre él y sus alumnos, y en el centro, con el resto del profesorado, coordinándose y participando en el diseño del proceso de enseñanza-aprendizaje, y en aquellos aspectos de organización y funcionamiento que atañen a los docentes.

Una atención preferente debemos prestar a la incorporación de los nuevos docentes al centro, haciéndoles partícipe de la información necesaria para que se incorporen al Plan de Centro y contribuyan a su desarrollo.

También las familias han de implicarse en que en la escuela haya un buen clima de convivencia y en la resolución pacífica de los conflictos. Dialogando con el maestro-tutor, en primera instancia, o con la dirección del centro si no surtiera efecto lo anterior.

En definitiva, fomentar el respeto y el buen clima de convivencia en las aulas y en el centro para conseguir que todo el centro sea un lugar adecuado de estudio y trabajo.

Implicar a la Familias:

Procurar una mayor implicación de las familias en la educación de sus hijos para contribuir al desarrollo armónico e integral de la personalidad del alumno. Poner en relación el contexto familiar y el contexto escolar.

Es importante trabajar para la coordinación de la familia con el maestro tutor:
• estableciendo contactos periódicos, tanto asistiendo a las reuniones en que se convocan a los padres y madres, como a entrevista con el tutor para hablar del proceso de aprendizaje del alumno/a.
• Asumiendo la responsabilidad de incitar al trabajo diario del alumno en casa.
• Participar en la escuela, en aquellos aspectos o actividades que se demanden.

Formación del Profesorado:

• Importancia de la formación en educación emocional.
• Importancia de la formación en medidas para el desarrollo del proyecto lingüístico del centro.
• Importancia de la formación en medidas para el desarrollo de las competencias matemáticas.
• Importancia de la formación en el uso educativo de las TIC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *