Equipo directivo

 

Dirección: JOSEBA ANDONI MARTÍN RÍOS

 


Jefatura de estudios: REMEDIOS BRIMES DÍAZ
Secretaría: PILAR ORTEGA MATEO

Recién estrenado un nuevo periodo en la dirección del centro hemos ya cumplido, al acabar el curso anterior 19-20, ocho años en la dirección de este centro escolar, aunque no estamos ahora mismo en el equipo directivo todos los que empezamos esta aventura allá por el curso escolar 11-12. En el camino se nos quedó Román Casado Fontenla, compañero que ejerció durante cinco cursos escolares la Jefatura de Estudios dando paso a Remedios Brimes Díaz, pero que sigue ayudando y aportando sus iniciativas, dedicación y esfuerzo desde su tutoría y otras coordinaciones en estrecha relación con el equipo directivo.

Tras 8 años en la dirección del centro queremos seguir trabajando para conseguir un estilo abierto, fluido y de diálogo entre todos los sectores que lo conforman (profesores/as, padres/madres, alumnos/as, personal de administración y servicios e instituciones) donde impere un buen clima de convivencia y cooperación, y es nuestro principal objetivo a conseguir y el gran compromiso para con toda la comunidad educativa.

Al ser el Centro una realidad que nos importa a todos/as, necesitamos la participación de todos/as aquellos/as que de una manera inciden en su funcionamiento para que aporten sus inquietudes, esfuerzo y trabajo para conseguir hacerlo lo mejor posible.

Pensamos que un Proyecto de Dirección se debe caracterizar porque su gestión sirva como hilo vertebrador de toda referencia a la planificación y organización, dándole dinamismo y sentido desde aquí al funcionamiento global de nuestro centro.

Las características  que definen el tipo de centro que pretendemos con­seguir con nuestra gestión directiva se concretan en los siguientes puntos fundamentales:

  • Buenas relaciones personales. Las edades tan tempranas y afectivas de nuestro alumnado hacen necesario que la comunidad educativa esté plenamente integrada, tranquila, confiada, participativa, segura, etc., para conseguir un ambiente agradable que proporcione seguridad y confianza en el alumnado, desarrollando al máximo sus capacidades personales que posibiliten la integración efectiva en etapas superiores.
  • Participativo y abierto al entorno. Queremos conformar un centro en el que la participación de las fami­lias sea un eje fundamental como principales agentes de la educación de sus hijos e hijas, y atendiendo a la realidad que constata la cada vez menor influencia del sistema educativo en la educación de los niños y niñas. La familia es imprescindible hoy día en la educación de la sociedad, contrario a otras sociedades donde se ha destruido o no ha existido tradicionalmente el concepto de familia tal y como lo entendemos en nuestra cultura, somos conscientes de que los docentes somos un apoyo en la educación de los hijos e hijas de hoy, y por tanto, las familias, primeros agentes en la educación y socialización de los jóvenes.
  • Pretendemos que la participación de la Comunidad Educativa siga siendo la adecuada a través de los cauces establecidos (AMPA, Consejo Es­colar y Delegados de Padres y Madres) y mantener y mejorar la existente a través de las reuniones periódicas de padres y madres, además de los contactos entre tutores/as  y  familias. De tal forma, estableceremos cauces de colaboración con las instituciones de nuestra localidad (Ayuntamiento, AMPA, demás comercios y asociaciones, etc….) favoreciendo la apertura del Centro al entorno y conectándolo con él, así como también con otras instituciones educativas (Inspección, Administración, otros centros,…).
  • Educativo donde se desarrollen las capacidades de todos/as los niños/as y de nuestros docentes. Continuando con una dinámica de trabajo en equipo que aborde proyectos variados, acordes a la realidad educativa y social de nuestra localidad y nuestro centro, haciendo que este trabajo redunde en un aumento de la calidad educativa. Esto supone un Equipo Educativo motivado por la formación individual y colectiva, abierto a nuevas corrientes, nuevas metodologías y nuevas realidades. Impulsando las actividades de formación, innovación y perfeccionamiento del profesorado para que en nuestro claustro se fomente la búsqueda de recursos, el uso de las TIC y las TAC así como la Biblioteca y las buenas prácticas que fomenten la convivencia en el centro y las estrategias pedagógicas más actuales.
  • Adecuado en sus instalaciones. Somos conscientes de la necesi­dad de tener unas instalaciones adecuadas, de los espacios con los que, afortunadamente, contamos actualmente, pero también de la tendencia a crecer que se ha desarrollado en los últimos años en nuestro centro. El volumen de alumnado año tras años sigue aumentando y ello requiere un especial énfasis en la tarea organizativa de los espacios y materiales, gestionando los recursos del Centro y procurando sacar de ellos el mayor rendimiento posible.

El centro para el cual comenzamos el primer proyecto de dirección a través del cual accedimos a la dirección de este centro ha cambiado notablemente en los últimos años, de hecho, no me equivocaría si dijera que es un centro totalmente diferente a aquel al que llegué por concurso de traslado en el año 2011 y totalmente diferente a aquel que la gente conocía. Tanto es así que hemos pasado a ser un centro de 438 alumnos en el curso escolar 2011/2012 a 775 en el actual. Este cambio ha hecho necesario reestructurar constantemente los espacios así como la organización y el funcionamiento y ha condicionado y redirigido sobremanera el desarrollo de nuestros objetivos planteados tanto en el Proyecto de Dirección como en sucesivos planes de mejora.

Para conseguir nuestros objetivos nuestra acción está también cada vez más basada en el desarrollo de una estructura más horizontal y distribuida. Y es así porque entendemos que con un grupo de 51 maestros/as no es posible liderar solamente desde el equipo directivo sino que también el ETCP así como los coordinadores de planes y programas deben empujar todos en la misma dirección tratando de ser motores del cambio y de la acción pedagógica del centro. Así mismo, la creación de distintas comisiones: BIL (bilingüismo), SIC (salud, convivencia e igualdad), BIB (biblioteca) y JJCC (jornadas culturales); han potenciado y fortalecido esta cultura organizativa más horizontal reforzando el sentimiento de afiliación de sus miembros y dotando de mayor participación y compromiso en la acción al profesorado. 

El cambio ha derivado nuestra acción a modelos más transformadores de la institución en lo organizativo que hacia la innovación y la mejora pedagógica y ciertamente esta valoración así se desprende de los cuestionarios realizados al profesorado. No obstante, aunque esta transformación ha sido objeto de profundas mejoras no ha sido recibida por la totalidad del profesorado como necesaria y fundamental para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje. Quizás hemos hecho esfuerzos, muchos diría yo, en la organización y planificación pero no hemos canalizado estos en el seguimiento y control de los mismos.

Contamos para ello con un Claustro de maestros/as con una buena mezcla entre la experiencia y la juventud, preparado y motivado para la dura tarea que supone esta nueva etapa de implantación y desarrollo de las TICs dentro del reciente Plan de Transformación Digital Educativa, de los Planes de Biblioteca y otros que obligarán siempre a un esfuerzo comprometido y entusiasta; y sabemos que es necesario un liderazgo fuerte y con objetivos claros que plantearemos en nuestro proyecto de dirección buscando siempre el acuerdo y consistencia entre el equipo directivo del centro y el resto de agentes que intervienen en las decisiones sobre metas, valores y la visión del centro, fundamentando nuestra acción en una cultura de colaboración mutua, con una estrategia de liderazgo que ha de promover el mantenimiento y el desarrollo de rasgos relacionados con la cultura del centro.

Y tenemos el material humano, nuestros alumnos/as, en los que hemos de volcar nuestro esfuerzo, nuestras esperanzas y nuestras ilusiones, pues, año tras año nos demuestran que la educación es posible, desde dentro y desde fuera del entorno escolar, y nos motivan para hacer de nuestro centro un verdadero lugar de intercambio y aprendizaje.

Es posible, por tanto, la consecución de los fines del centro, la atención a los maestros y maestras y a todo el personal de administración y servicios que nos facilita la labor diariamente, la eficiencia administrativa y la atención al currículum y a la enseñanza, así como a las cuestiones internas y generales del centro que surgen día a día. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies