Nos convertimos en yoguis. 3A

Una de las mayores preocupaciones como docente, es la actual falta de atención entre nuestros alumnos. Sin atención nuestros niños carecen de la función ejecutiva para poder enfrentarse a la resolución de retos y problemas.

Es importante que desde pequeños les enseñemos a observar antes de actuar. Creemos que es beneficioso introducir  en las aulas prácticas de yoga y mindfulness, que no se haga de forma esporádica sino sistemáticamente formando parte de las rutinas en el aula.

 

Como son tan pequeños aún, nuestro objetivo será estimular los sentidos y el movimiento.

Cuando hacen yoga,  adquieren conciencia del propio cuerpo y aprenden a reconocer cada una de sus partes, adoptando buenas posturas y mejorando su flexibilidad.

https://youtu.be/OpY7bPftaT4

A nivel mental los ejercicios de respiración y meditación consiguen relajar su mente y calmarlos.

Intentamos crear en clase un ambiente agradable, sentados en la alfombra o silla, tumbados. Buscamos el silencio y la concentración utilizando muchos recursos: canciones, cuentos, bailes, dibujos. De esta manera  integrarán las posturas o asanas,  técnicas de relajación con respiraciones o pranayama, mantras y un poco de meditaciónes.

Trabajamos la concentración con:

Ejercicios donde tienen que adivinar el sonido de un instrumento o de qué fruta se trata con los ojos cerrados…

Pasando una campana de mano en mano sin que suene.

Observando el reloj de arena sin moverse hasta que termine.

Cerrando los ojos sin poder abrirlos hasta que deje de sonar el cuenco.

Cantando mantras con movimientos de manos.

Meditaciones adaptadas a su edad.

Trabajamos las posturas con canciones, cuentos, tarjetas…

https://youtu.be/bFT0O75Vb7o

Jugamos a través del yoga buscando que los niños se lo pasen bien, disfruten y que sean ellos mismos.

Un saludo de Rafi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *