Antes de adquirir los libros de texto conviene asegurarse que corresponden a materias en las que el alumnado está matriculado y que el profesorado de la materia ha informado sobre si seguirá el libro de texto o solo lo usará como material de consulta.