Mensaje de Bienvenida

 

Estimada comunidad educativa:

     Mi nombre es Virginia Rodríguez Romero y tengo el honor de dirigir este centro, el IES Concha Méndez Cuesta.

     Como muchos de vosotros sabréis, nuestro instituto abrió por primera vez sus puertas para iniciar el curso 2007-2008, como Sección del IES Los Manantiales, con tan sólo tres grupos de 1º de la ESO, y con alumnado proveniente en su mayoría del CEIP El Pinillo. Fue el año inaugural un curso único, en el que contamos con una plantilla provisional de profesores jóvenes y llenos de energía, planes y ganas de contribuir a hacer crecer a este bebé, que hoy día ya ha alcanzado su independencia.

     Con ese inmejorable ambiente, nos pusimos manos a la obra y trabajamos codo con codo en cuestiones tan diversas como la disciplina, la organización material del centro, las mejoras estructurales que estaban a nuestro alcance, etc. Y, muy importante, en la planificación de nuestra inauguración oficial y nominación.

     Pensamos, inspirados por el aniversario de la Generación del 27, y siempre con la intención de acercarnos a nuestras raíces, rendir honor a una de las mujeres de este grupo, silenciada durante años como tantas, y que, además, tenía mucho que ver con Málaga gracias a su matrimonio con Manuel Altolaguirre. Lo que comenzó como una simple idea pronto se convirtió en una realidad, al ser apoyada desde el principio por el Consejo Escolar, por nuestra entonces recién creada AMPA Los Olivares, por los compañeros, la inspección, la Delegación de Educación y demás organismos que luego contribuyeron al éxito que supuso tal iniciativa.

     El día 30 de mayo se cumplió el sueño, contando con unas invitadas de excepción: Dª Paloma Altolaguirre Méndez, hija del matrimonio Concha Méndez y Manuel Altolaguirre, y Dª Teresa Jiménez Vílchez, nuestra Consejera de Educación, que tuvo a bien compartir con nosotros un día tan especial, mostrándose interesada en su visita por los pequeños logros conseguidos durante un curso de mucho trabajo…

     Asimismo, ese día inauguramos nuestro anagrama, que pretende concentrar en una imagen algo abstracta la realidad que nos rodea y nos representa: el sol, el mar, los pinos, la torre que simboliza nuestra localidad de enclave; y un caballo, libremente convertido en onírico unicornio por el artista, que quiere recordar al Caballo Verde para la Poesía , en honor a Dª Concha Méndez Cuesta, CMC . Toda esta simbología e ideales de representación fue puesta en manos de un artista, D. José Mª F. Doña, que supo rápidamente plasmar de forma insuperable tanta pretensión en un dibujo que a todos agradó desde el principio y que hoy es nuestra seña de identidad.

      En este, nuestro décimo tercero año de vida, contamos ya con una plantilla de 62 docentes, que, contagiados por este ánimo de progreso y trabajo diario, hacen de nuestro centro un lugar agradable y realmente productivo. Además, ya completamos las líneas de bachillerato, que tuvieron su estreno el curso pasado, después de una larga trayectoria de peticiones a las administraciones (una década), para que autorizaran dichas enseñanzas en nuestro instituto.

        El alumnado, sin el cual nada de todo esto tiene sentido, siente este espacio como su centro, su segunda casa y el que, día a día, crece con ellos. Los padres y madres son, en innumerables ocasiones, los que logran poner en práctica iniciativas, que no verían la luz sin la correspondiente coordinación entre todos nosotros.

        Contamos este curso con el Plan de uso de la Biblioteca Escolar, el Plan PROGIG de digitalización de centros, Escuela Espacio de Paz, Coeducación, Bilingüismo (Inglés), Prevención de Riesgos Laborales, Forma Joven, Plan de Prevención de la violencia de género, Máster Secundaria, Erasmus Plus, con un huerto escolar, con DEDICO, Aldea, PROA, atención domiciliaria, etc. Somos, además, Centro de Apoyo a las Familias, y, por tanto, tenemos comedor escolar y actividades extraescolares por las tardes.