Así da gusto

Os queremos destacar la experiencia de un alumno del ciclo de grado medio de Soldadura y Calderería que ha preparado, como debe hacerse, su movilidad desde mucho antes.

Desde que me enteré del proyecto Erasmus+ me intereso sin ninguna duda. Nada mas enterarme comencé unas clases para sacarme el B1 de ingles asistía de martes y jueves dos horas cada día (sin de dejar de lado mis estudios).

Más tarde, gracias a la ayuda de mi padre que contaba con un amigo alemán pude ir a Hamburgo, tras finalizar mi primer curso. Allí asistí de lunes a viernes a 5 horas cada día de clases de alemán durante un mes y medio. Aprovecho para  agradecer a mi profesoras su gran entusiasmo en la enseñanza del alemán. En Hamburgo conocí a muchas personas de muchas partes del mundo irlandeses, chinos, turcos, taiwaneses, brasileños, japoneses y un largo etc. Fue un experiencia muy enriquecedora que me hizo cambiar completamente mi forma de ver el mundo. Mis compañeros de clases eran geniales y espero que les vaya bien.

La vida en Hamburgo fue muy satisfactoria, la ciudad es increíble. Sus calles grandes y preciosas, sus monumentos y edificios me dejaron alucinado. De entre todos ellos destaco el  ayuntamiento de Hamburgo. Las afueras están llenas de bosques y pequeños ríos que abrazan la ciudad como si de una anillo se tratase. La gente dice que los alemanes son fríos y distantes pero conmigo no fue así. Más de una vez me ayudaron, porque no sabia la parada del autobús, sin ni siquiera preguntar.

De hecho, de vuelta en España, echaba algo de menos Alemania. A finales del primer trimestre me volqué casi por completo a la búsqueda de una empresa donde realizar las prácticas y gracias a la ayuda del departamento de Erasmus+ ya tengo una.

La empresa en la que Adrián va a hacer su movilidad es Thiele Metalltechnik GmbH y esperamos que le vaya muy bien.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: