Kalispera, chicos! 

Después de tres meses en Grecia, esta experiencia está llegando a su fin muy a mi pesar. Estas últimas semanas, tras el cambio en las medidas COVID-19 he tenido la oportunidad de poder viajar junto con amigos del Erasmus por las islas griegas, una experiencia que no olvidaré nunca. Viajamos a Siros, Naxos, Paros y Santorini, disfrutando del paisaje y de las playas de las islas Cícladas.

A nuestra llegada a la capital, además, abrieron los cines y clubes nocturnos, por lo que también estamos disfrutando de un poco de ocio después de esta pandemia que parecía no llegar nunca a su fin. 

Pero no todo han sido viajes y fiestas, pues también he tenido que trabajar en mi proyecto final y atender a mis responsabilidades en la empresa de prácticas. 

Aunque me encantaría quedarme más tiempo aquí, también tengo ganas de volver a España, ver a mi familia y amigos y reencontrarme con mis compañeros, pero tengo claro que en cuanto pueda, volveré a Atenas, pues siempre tendré un pedacito de ella en mi corazón. 

 

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: