Recomendado para todo el mundo

Mi movilidad Erasmus en París de tres meses ha sido muy beneficiosa, he aprendido a dirigir un gimnasio desde la recepción, a la administración sin dejar de hacer entrenamientos personales o clases dirigidas. Me han ofrecido trabajar para ellos a partir de septiembre y también en un estudio deportivo cerca del gimnasio donde tengo las prácticas.

Durante la movilidad me ha dado tiempo de visitar los monumentos más importantes y poco a poco voy conociendo a algunas personas que podrían llegar a convertirse en amigos.

Pienso que para una erasmus es necesario un poco más de tiempo, ya que cuando empiezas a sentirte a gusto con tu entorno y empiezas a conocer gente tienes que marcharte. Por lo que yo le daría una duración de 6 meses para que te diera más tiempo a asentarte y aprender bien el idioma y la cultura del país al que has llegado.

Personalmente yo he tenido el privilegio de irme a Francia sabiendo el idioma pero es importante destacar que la barrera del idioma es un factor significativo a la hora de trabajar y realizar las prácticas.

También he visto una gran mejoría en mi nivel de francés que antes de la erasmus no tenía y eso es muy importante para mi, lo mucho que he mejorado con el idioma.

Recomendaría la erasmus a todo el mundo, es una experiencia que hay que vivirla una vez en la vida, te pone a prueba en todos los sentidos, en el ámbito laboral te ayudar a aprender cómo desenvolverte en otro idioma y en el ámbito personal y social no es fácil estar solo en otro país sin tu familia, sin tus amigos, sin el confort de tu hogar pero vives una experiencia que no podrías hacer viviendo en Andalucía, como subirte a una azotea y ver la Tour Eiffel de fondo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *