Todas las entradas de cintiagg

Críticas constructivas y destructivas

A diario estamos en constante evaluación propia o del entorno que nos rodea. Las acciones que cometemos en nuestra vida diaria, de la más simple hasta la más compleja, cada persona tiene su modo de llevarlas a cabo y esto puede generar, desde el punto de vista externo, opiniones al respecto.

Hay dos formas de expresar dicha opinión, con críticas constructivas o destructivas.

Mayormente, el escuchar la palabra crítica, pensamos en algo negativo, y las tomamos a la defensiva, aunque no tenga ese fin.

Hacer una crítica positiva, se le llama ‘crítica constructiva‘ que se caracteriza en ayudar a crecer y mejorar a una persona en cualquier ámbito de su vida.

Ejemplo de crítica constructiva: ‘Estás usando la pintura equivocada, es mejor emplear esmalte sintético para pintar este tipo de superficies ya que tiene mayor durabilidad’.

Ejemplo de crítica destructiva: ‘Estás usando la pintura equivocada, ya te has vuelto a equivocar, qué pasa, ¿no te das cuenta?

Como se puede apreciar en la crítica destructiva, su objetivo es dañar, sin contribuir a ningún aspecto positivo de mejorar algo en concreto. Tienden a ser generales y no aportan mucha información acerca de cómo rectificar o mejorar los posibles errores.

En conclusión, muchas veces nos perdemos la oportunidad de reflexionar y aprender acerca de críticas constructivas, por el hecho de que nos negamos a aceptar otra realidad diferente a la nuestra, y de inmediato replicamos y contradecimos sin darnos la posibilidad de la reflexión y la escucha hacia otras posibilidades.

Los elogios adormecen, las críticas enseñan.

 

Málaga feminista

En mi primera entrada del año, quiero hablar de un icono español muy relevante. Se trata de ‘La Farola’ de Málaga, el único faro con nombre femenino en la península.

Esta famosa obra que lleva un nombre femenino, fue construida en el siglo XIX con piedra del Monte Gibralfaro, con la mano de obra de presidiarios.

La construcción de ‘La Farola’ se inició en el siglo XIX, específicamente en el año 1717, durante el reinado de Fernando VII.

La Farola ha sido inmortalizada en muchas pinturas y fotografías. Se encuentra junto al Puerto y el Parque de Málaga.

He querido resaltar este icono debido a lo anteriormente nombrado, al tener esa peculiaridad de ser del género femenino.

Está a la orden del día lo que es el tema del feminismo. Muchos confunden el término ‘feminismo’ con ser el antónimo de ‘machismo’. El feminismo se construye a partir del principio de igualdad: todas las ciudadanas y ciudadanos son libres e iguales ante la ley.  El machismo  consiste en la discriminación basada en la creencia de que los hombres son superiores a las mujeres.

Es por ello que este monumento, ‘La Farola’ sea famosa por este hecho, porque siempre nuestro género, por desgracia, es inferior ante los ojos de la sociedad, y cuando se da destacando a la mujer, se convierte en algo histórico.

‘Hombres, sus derechos y nada más.

Mujeres, sus derechos y nada menos’.

Tiene que cambiar.

Si estamos juntos, todo es posible.

El concepto de sinergia es clave en el trabajo en equipo. Supone que los resultados de un equipo de trabajo pueden ser superiores a la suma de los esfuerzos y capacidades de cada uno de los miembros de ese equipo. Ello va a depender de una buena organización y de que el objetivo sea realmente común, comprendido y aceptado por todos los componentes del equipo de trabajo.

Cuando tiene lugar el efecto sinergia, los resultados del equipo de trabajo son superiores a los esperados, generando una gran motivación y una gran cohesión o unidad del equipo.

Una vez explicado lo que es este concepto, voy a poner un claro ejemplo. En una de las clases de la asignatura de empresa, lo aplicamos mediante una dinámica. Esta dinámica consiste en ponerse sentados en círculo en una silla cada uno individualmente de forma que podamos echar nuestro cuerpo en las piernas de nuestro compañero de al lado.

Una vez todos echados y bien colocados, el profesor comenzó a quitar las sillas, una por una haciendo puntos de apoyo mientras nosotros soportábamos el peso de nuestro compañero en nuestras piernas. El que un equipo de trabajo obtenga resultados más o  menos positivos, va a depender, como hemos visto, de las personas que lo integran, del modo en que esas personas se organicen para lograr los objetivos, y de la compatibilidad entre las metas personales y los objetivos del equipo.

Por último, al haber obtenido esa buena organización y compatibilidad, se consiguió el objetivo gracias a la colaboración mutua entre todos. Esta dinámica no podría haberse realizado individualmente, la suma de todos es mucho más.

¡El trabajo en equipo es la clave para alzar el vuelo!

Abre tu mente, siempre habrá varias posibilidades para ello.

Hola a todos, mi nombre es Cynthia y pertenezco al grupo de 2º de Mediación Comunicativa del turno de la mañana en Málaga.

En mi primera entrada al blog, quisiera hablar sobre el pensamiento convergente y divergente.

El Pensamiento Convergente se emplea para resolver problemas cuya característica es tener una solución única, por lo general suele ser conocida dicha solución.

El Pensamiento Divergente se caracteriza por mirar desde diferentes perspectivas y encontrar más de una solución frente a un desafío o problema. Muchos problemas no se prestan para ser resueltos mediante estrategias directas, sino que es necesario utilizar una forma de pensar flexible y original.

Los que tienen un pensamiento divergente tienden a utilizar juicios ilógicos y destacan su intuición, pensamiento original, irracionalidad…

Si nos preguntamos ¿qué es un árbol? Dentro del pensamiento divergente veremos:

  • Para un carpintero es una mesa.
  • Para un pescador un bote que lo lleva a través de las aguas.
  • Para unos campesinos es el fuego para cocinar.
  • Para un niño el lugar para jugar y trepar.
  • Para la humanidad es parte de una enorme sábana verde que protege la tierra de los intensos rayos de sol.
  • Para nuestro planeta son pulmones, los árboles producen oxígeno que nosotros respiramos.

Pero hay personas que solo lo ven como un simple árbol.

Para entenderlo mejor, casi todos conocemos la trilogía ‘Divergente, Insurgente y Leal’, basada en una sociedad creada al comienzo de la gran paz que decidió agrupar a las personas en cinco facciones: cordialidad, erudición, verdad, abnegación y osadía.

Al cumplir los dieciséis años, cada individuo debe tomar la decisión de permanecer en la facción de sus padres o cambiarse de esta.

La decisión se toma mediante una prueba  de aptitud que le ayuda a elegir si quedarse en su facción de nacimiento o transferirse a otra (este sería el pensamiento convergente). La prueba consiste en una simulación que se desarrolla a través de un líquido especial que les he inyectado a los jóvenes.

Hay excepciones, como en el caso de la protagonista Beatrice, que descubre que es capaz de manipular las simulaciones y tomar decisiones prohibidas, se da cuenta que es una «Divergente» (persona capaz de manipular las simulaciones) y que tiene aptitud igual para tres facciones, lo que indica que no encaja en ninguna y a la vez en todas.

Ya que he puesto varios ejemplos, relacionándolo con lo que es la asignatura de empresa, en el caso del emprendedor no se puede aferrar simplemente a una sola idea para llevar a cabo algo o a una solución para resolver un problema, sino que debe tener varias alternativas para poder desenvolverse con eficacia y que sus proyectos no vayan a pique.

Llevándolo al plano personal, en mi opinión, hay que tener una mentalidad más abierta y no desesperarnos al ver que lo que tú llamas tu única solución no marcha.

‘Si el plan A no funciona, el abecedario tiene 26 letras más’.

¡Muchas gracias y hasta la próxima!